jueves, 25 de mayo de 2017

Eugénio de Andrade (1923/2005 )

Primavera en Oxford





La floración:

el cuerpo magnífico

del viento nos trae el aroma

de la floración de las lilas

en las calles más íntimas de Oxford,

coronando

de alegría a los muchachos

que huyen en bicicleta bajo la lluvia

menuda y clara,

como si la luz corriese con ellos

hacia un encuentro nupcial


conmigo o con la vida.


Las nubes


A  veces bailan en las colinas

o en los ojos de las tórtolas:

van hacia el sur, buscan

la luz fresca de las islas,

los pies diminutos de la lluvia,

el estallido del mar,

el olor juvenil de la leña

todavía verde y con resina,

el alma de las placitas,

los gorriones, el susurro del alba.


(tomado de la web, trad. iván garcía)

No hay comentarios: