domingo, 9 de abril de 2017

Uriel Martínez (1950 )

Indoloro el botón...


Indoloro el botón se desprende
de la cintura al fondo
del agua sucia;
un diente en cambio no
sufre con la presión de pinzas
en el reposet médico;

sin dolor el cuerpo se va
al fondo antes de emerger
a flote de ninguna orilla;

así, cada noche, a merced
del viento las banderas
desgastadas del sueño
van y vienen, calladas;

sin lugar a dudas,
sin titubeos en voz,
párpados, boca,
nos vamos, nos quedamos
a la deriva.


[Inédito]

No hay comentarios: