sábado, 8 de abril de 2017

Mercedes Reynoso (1990 )


Paradoja



Voy tras las almas libres,

como caballos desbocados

hacia el acantilado.

Voy tras el aire

de sus pasos,

la sonrisa ajena

que dispara mil historias

en mi almohada.

Busco los ojos

que despiertan

mi sueño,

los que buscan horizontes

e imposibles,

los que aman

lo austero

de un atardecer.

Voy tras las almas

que no voltean atrás,

se dejan llevar

por una brisa casi perpetua

que despide

sus propios aromas.

Y huelen a tierra húmeda,

a café recién hecho

y sábanas mojadas.

Huelen a verdad

y un misterio exquisito

que me mantiene despierta.

A revolución.

A paz.

Huele a mar viejo

sobre piel ceniza.

Voy tras esas almas libres

que no se percatan

de la sombra que les sobra.

Y los miro de lejos

con ojos de ensueño,

porque vuelan alto

y solas,

sin ataduras.

Y también sin mí.


("blanco móvil")

No hay comentarios: