viernes, 17 de marzo de 2017

Reynaldo Sietecase (1961 )

La gorda



Nadie se desviste como ella
Desnuda y blanca
se acomoda a mis huecos
Los ensancha

Yo me dejo chupar hasta los ojos
Digerir dirigir dirimir

Ella aplasta con su amor de giganta
las imperfecciones que luzco
y que ambos padecemos

Y así planchadito planchadito
descoyuntado el egoísmo
triturada la razón
soy su amante ideal
el néctar exprimido que merece
su pasión de ballena.


                                    a claudia vieder

("marcelo leites")

No hay comentarios: