martes, 21 de marzo de 2017

Jiang Hao (1971 )

Un guijarro


El aire está limpio después de un aguacero,
una piedra al pie de un árbol
también limpio, salpicado de
lluvia. Tal vez me sienta
en ella de nuevo, sólo media hora,
dejando tiempo a las aves, lagartos, geckos,
e incluso las ardillas para que se sienten, y vean
el mar, mientras que la piedra se va poniendo
más redonda, con superficie lisa
y brillante al igual que un huevo flotando
sobre las hojas muertas,
sobre las blancas arenas. El guijarro
es un huevo
que puso el árbol, uno que espera
eclosionar, yo creo. Una rama
inclinada cuelga allá arriba,
como cría de serpiente
arrastrándose fuera del huevo,
y mueve sus diminutas piernas como si
intentara patear el guijarro vacío
para mandarlo hasta el océano. (¿Para eclosionar?)


("una soledad de cien años, nueva poesía china, 1916-2016", ed. valparaíso, méx., 2016, ver. francois roy)

No hay comentarios: