miércoles, 8 de febrero de 2017

Juan Bañuelos (1932 )

Estelas de los confines

                                   (fragmento)

Desde el Eclipse los abismos se cargaron de años,
       las chozas -en donde los sigilos van y vienen- están
       abandonadas con aromas aún de copal y de estoraque, con
       olores al Volcán de Ceniza apagado por los dioses.

Se encadenaron el terror y la pobreza en Oxchuc y en san
    Bartolomé, matanzas y amenazas de matanzas dieron paso
    a la perfidia en Bachajón, en el Soconusco los finqueros
    amaestraron el pánico y el crimen, y el éxodo fue de la
    selva a la costa, de la costa a los Altos, del baldío
    a la pesca, del cenzontle a la iguana, del tapir
    al lagarto
                   "...vienen como el caracol que todo su ajuar
    lo llevan consigo y juntamente su casa...y con la muda
    más breves de acaban".

Se acuclilla en los valles la Liturgia rapaz.
    El humo sigue la dirección del viento.
Amurallada pesa la sequía.


("donde muere la lluvia", ed. luvina, guadalajara, jal., 1992)


No hay comentarios: