lunes, 26 de diciembre de 2016

Elynor Wylie (1885/1928 )

Huida


Cuando los zorros coman las últimas uvas doradas
y se mate al último antílope blanco,
dejaré de luchar y huiré
hacia una casa pequeña que voy a construir.

Pero antes me encogeré hasta el tamaño de un hada,
con un susurro que nadie entienda
haciendo lunas ciegas de todos vuestros ojos
y caminos embarrados de todas vuestras manos.

Y en vano me buscaréis a tientas
en agujeros bajo las raíces del mangle
o donde, entre la lluvia que huele a manzanas,

los plateados nidos de las avispas cuelgan como frutos.


("otra iglesia es imposible", trad. jonio gonzález)

No hay comentarios: