domingo, 23 de octubre de 2016

Uriel Martínez (1950 )

Ya


me preguntó el especialista
si me he caído hace poco
"una vez, una mañana"

quiso saber si me levanté
por mí mismo, "al verme
en el suelo me pregunté si lo haría"

luego de incorporarme me
interrogué "quién me vio
ahí, en tierra"

me cuestionó si he usado
bastón, báculo o algún
apoyo artificial extra

"no, hasta este día ninguno"
le respondí con el aplomo
de haberte enviado a la mierda.


[Inédito]

2 comentarios:

Uriel Martínez dijo...

Esta mañana fría de domingo, me escribe un amigo:

Tu galleta de la suerte dice: "El celestial vuelo de tu pluma no conoce el suelo; a excepción de cuando te posee el espíritu febril de Elena Garro (Un hogar sólido) Muni, muni... hijo mío, regresa a la poesía, que es lo tuyo."

H. Barrero dijo...

Poder caminar sin bastón ni báculo solo apoyados en el brazo amigo.