domingo, 4 de septiembre de 2016

Uriel Martínez (1950 )

Me gusta


me gusta llegar temprano
a casa los domingos
en la tarde, como hoy.

procuro asomarme al balcón
cada cierto tiempo por si
llegas con pasos derrotados.

afino el oído por si tus nudillos
sangran en mi puerta, timbre
noches sueños insomnios.

pero no apareces, ningún conjuro
da en el clavo, ningún abra-
cadabra se pronuncia.

ningún poder oculto hace
que llegues, no hay fuerza
humana que te delate.


[Inédito]

No hay comentarios: