sábado, 24 de septiembre de 2016

Josep Carner (1884/1970 )

Proximidad de la muerte

I

Viene de noche la Muerte a pasearse
por mi calle como un galán cortejador,
y desgrana una serenata más fina que mi oído:
flautas de angustia y violines de miedo.
Oigo su paso sutil
que me hiela:
ahora mismo a un postigo se acerca.
Cada noche ve una criatura casi yerta.
Cada noche señala un umbral.
Hay al día siguiente una ventana abierta
y a medio cerrar un portal.
Tras ellos la gente se esconde. Palabras
cordiales se quedan sin respuesta y besos
se quedan sin dar. Alma adentro,
todo mundo en su viejo jardín siente crecer
el retoño de los pensamientos ruines.
Ay, ¡nos inclina nuestra alma mezquina
a mirar que es otro el que muere!
Mas si besa nuestra nuca el aura fina
se nos arrodilla el corazón.


(tomado del muro fb de orlando guillén, traducción de él mismo)

No hay comentarios: