viernes, 30 de septiembre de 2016

María Teresa González (1950/1995 )

Nadie


Nadie
con la tristeza amarga de un mal día
recorrerá los muelles de tus brazos,
las ingles inquietas que en las manos
se vuelven taciturnas golondrinas.

Nadie
espera la lluvia de tu aliento,
el frío que acerca a la memoria
una tarde cualquiera
que se va repitiendo
en todos los inviernos que recuerdo.

Nadie
como un viento enfadado
o bondadoso
empujará a la mar tus arenas,
orillando en la piel los pozos
del deseo.

Nadie,
ni el hosco caminante
de lejanas ciudades,
empujado al silencio,
rodando lentamente

sobre el empedrado.


("portal de poesía", trad. vicente garcía oliva)

jueves, 29 de septiembre de 2016

Jorge de Sousa Braga (1957 )

Portugal



Portugal
Tengo veinte años pero tú a veces haces que me sienta como si tuviera ochocientos
Qué culpa tengo yo de que D. Sebastião se fuera a combatir infieles al norte de África
sólo porque no podía combatir la enfermedad que atacaba sus órganos genitales
y nunca volviera
Casi me da por pensar que todo es mentira que el Infante D. Henrique es un invento de Walt Disney
y Nuno Álvares Pereira una imitación chusca del Príncipe Valiente
Portugal
Ni te imaginas cómo me excito cuando oigo el himno nacional
(que mis egregios abuelos me perdonen)
Ayer estuve jugando al póker con el viejo de Restelo
Está yendo a la consulta externa de Júlio de Matos
Le dieron unos electroshocks y está recuperándose
dejando a un lado su empeño en convencerme de que nos espera un futuro de rosas
Portugal
Un día me encerré en el monasterio de los Jerónimos a ver si contraía la fiebre del Imperio
pero lo único que conseguí pillar fue un resfriado
Puse la Torre do Tombo del revés sin encontrar ni un mal pétalo
de las rosas que Gil Eanes se trajo del Cabo Bojador
Portugal
Te voy a contar algo que nunca he contado a nadie
Sabes
estoy locamente enamorado de ti
Me pregunto a mí mismo
cómo he podido enamorarme de un viejo decrépito e idiota como tú
por más que tenga el corazón aún más dulce que los pasteles de Tentúgal
y el cuerpo lleno de puntos negros que puedo arrancar cuando quiera
Portugal ¿me estás escuchando?
Nací en mil novecientos cincuenta y siete Salazar estaba en el poder sin resentimientos
Mi hermano estuvo en la guerra tengo amigos que emigraron sin resentimientos
Un día bebí vinagre sin resentimientos
Portugal después de haber salvado innumerables veces los Lusíadas nadando en la piscina municipal de Braga
quería proponerte ahora un proyecto eminentemente nacional
Que fuésemos todos a Ceuta a buscar el ojo perdido de Camões
Portugal
¿sabes de qué color son mis ojos?
Son castaños como los de mi madre
Portugal
querría besarte muy apasionadamente
en la boca


("rima interna", trad. martín lópez-vega)

miércoles, 28 de septiembre de 2016

Denise Levertov (1923/1997 )

El hilo


Algo tira de mí muy suave,
invisible, silenciosamente,
un hilo – o una red
más delgada que una telaraña
pero así de elástica.
Nunca probé qué tan fuerte es.
Ningún anzuelo
me punzó y desgarró ¿Fue
hace poco que este hilo
empezó a tironearme?¿O
hará siglos? ¿Habré
nacido con el nudo en el cuello
como una brida? No es miedo
sino una ráfaga de asombro
lo que me hace
contener el aire al sentir
el tirón cuando ya lo creía yo

desatado y perdido.


("life vest under your seat", trad. sandra toro)

martes, 27 de septiembre de 2016

Jorge Teillier (1935/1996 )

Apenas hoy podría soñar


Apenas hoy podría soñar
Miosotis que pensaban en mí
En terminar mis días
Tras un mostrador antiguo
Vendiendo lámparas a carburo y aperos de labranza
Y hablando con los campesinos
Que lían cigarros en papel amarillento
Sobre la próxima cosecha

Apenas podría soñar
Con ya tener el deseo de no soñar
Ser olvidado como la vía muerta de un vagón
             en un desvío

Dadme
Padre Tiempo
Un lugar donde no recuerde a nadie
Porque todos estarán presentes
Como mi madre frente a un mostrador de Freire
             en 1932.


("los dominios perdidos", ed. fce, méxico, 1995, tercera ed.)

lunes, 26 de septiembre de 2016

Fabio Morábito (1955 )

¿Qué es un jardín?


¿Qué es un jardín?
¿Esta hierba pareja?
¿Estas plantas reunidas por capricho
que la naturaleza no juntaría jamás?
¿Se ha dado algún jardín sin nuestras manos?
El viento, dispersando
las semillas,
¿hace jardines que no vemos?
Porque, si bien lo vemos, todo es jardín.
Un bosque es un mosaico de jardines
que se anudan de tan tenues,
igual que en lo más hondo de un jardín
se lucha palmo a palmo.
Porque, si bien lo vemos, todo es maleza,
confusión, oportunismo,
No es uno el que decide
la forma y la fortuna de los vecinazgos
o la prosperidad de las raíces,
sino el subsuelo que no sabe
de jardines ni de bosques.
Tú crees, mirando tu jardín,
que así como lo ves tiene el aspecto
que quisiste,
pero no lo querías así,
maleó tu gusto palmo a palmo
con cada nueva hoja
y cada nuevo tallo, con cada flor
y cada pájaro, y tu mente, a estas alturas,
no sabe de jardines ni de bosques

y no distingue la maleza de las flores.


("otra iglesia es imposible")

domingo, 25 de septiembre de 2016

Adam Zagajewski (1945 )

El cine Potencia


La pantalla del cine Potencia podía acoger
cualquier película y cualquier imagen;
los indios se encontraban aquí como en casa,
pero los héroes soviéticos
tampoco podían quejarse.
Al acabar la sesión se hacía un silencio
tan profundo que la policía se inquietaba.
Pero por la tarde la ciudad dormía con la boca
abierta, como un niño en el cochecito.
Al atardecer a veces se levantaba viento
y en el crepúsculo la tormenta centelleaba
con un resplandor irreal, violeta.
A medianoche en el límpido cielo
volvía la frágil luna.
Parece que algunos domingos

Dios estaba cerca.


("otra iglesia es imposible", trad. ángel enríquez díaz-pintado)

Adam Zagajewski (1945 )

El cine Potencia


La pantalla del cine Potencia podía acoger
cualquier película y cualquier imagen;
los indios se encontraban aquí como en casa,
pero los héroes soviéticos
tampoco podían quejarse.
Al acabar la sesión se hacía un silencio
tan profundo que la policía se inquietaba.
Pero por la tarde la ciudad dormía con la boca
abierta, como un niño en el cochecito.
Al atardecer a veces se levantaba viento
y en el crepúsculo la tormenta centelleaba
con un resplandor irreal, violeta.
A medianoche en el límpido cielo
volvía la frágil luna.
Parece que algunos domingos

Dios estaba cerca.


("otra iglesia es imposible", trad. ángel enríquez díaz-pintado)

sábado, 24 de septiembre de 2016

Josep Carner (1884/1970 )

Proximidad de la muerte

I

Viene de noche la Muerte a pasearse
por mi calle como un galán cortejador,
y desgrana una serenata más fina que mi oído:
flautas de angustia y violines de miedo.
Oigo su paso sutil
que me hiela:
ahora mismo a un postigo se acerca.
Cada noche ve una criatura casi yerta.
Cada noche señala un umbral.
Hay al día siguiente una ventana abierta
y a medio cerrar un portal.
Tras ellos la gente se esconde. Palabras
cordiales se quedan sin respuesta y besos
se quedan sin dar. Alma adentro,
todo mundo en su viejo jardín siente crecer
el retoño de los pensamientos ruines.
Ay, ¡nos inclina nuestra alma mezquina
a mirar que es otro el que muere!
Mas si besa nuestra nuca el aura fina
se nos arrodilla el corazón.


(tomado del muro fb de orlando guillén, traducción de él mismo)

viernes, 23 de septiembre de 2016

Janet Frame (1924/2004 )

Aparecer


Las cartas en mi buzón matutino siguen pidiéndome
"Nos gustaría que usted se apareciera... ¿Podría usted aparecerse?"

Yo, la desaparecida, la disparue, la invisible,
que recuerda la serie infantil
del hombre que apretaba su ombligo
para volverse visible o invisible,
me pregunto si también yo tengo tal proeza
y ni siquiera lo sé.

"Nos gustaría que usted se apareciera..."

Ya que los ombligos están demasiado eternamente pasados de moda,
presiono Prender/ Apagar, Restaurar, CTRL o Shift
al seleccionar mi color, enter arcoiris, Return.
La magia es dudosa. Aparentemente, no obstante
soy bastante visible; por lo tanto
no hay necesidad de aparecer.

Gracias por su amable invitación.
Ya soy visible
si bien peculiarmente fuera del alcance de su vista.


("huesos de jilguero", ed. uv-xalapa, ver, méx., 2015, trad. irlanda villegas)

jueves, 22 de septiembre de 2016

Gonzalo Mallarino (1958 )

No puedes venir


La luz cayendo entre los árboles
y esos niños mirando la tierra y buscando
con los dedos.

Las ramas sobre las cabezas y los niños mirando
las piedras y las lombrices.

Se encaramaron después en la barda amarilla para
mirar el río y abajo unas mujeres negras lavando.

¿Viste las uñas? ¿Las piernas de ellos?
¿La espalda con pecas?
¿Y unas yemas buscando piojos despacio?

Así para que sepas cuánta luz había y no vengas
oscura. Mira cuánta tórtola
y cuánta hoja había.

Recuerda la tierra entre las uñas de los niños.
Si aún te hace falta mira las rodillas.
Mira que ahora están respirando otra vez los niños
y cae otra hoja.

No puedes venir oscura ahora.
No puedes llegarme hoy.
Si sigo en mi letanía
no puedes ya alcanzarme. Oscura.



("revista común presencia")

miércoles, 21 de septiembre de 2016

Jotaele Andrade (1974 )

La rosa orgiástica



yo parí a mi madre y retuve
entre mis manos
sus huesos de pájaro

y esos pobres huesos
crujen
y tratan de elevarse
porque un hijo no es otra cosa que una piedra o una cuchillada sobre el lomo

nadie debió esperarme más que yo mismo
más que mi sombra escondida
todavía
en la memoria del mundo

y si me abrazó el desierto
si el sol cavó en mi carne
fue porque soy proclive a desgastarme contra las cosas

porque veo reinos que se devastan y se construyen
cada vez que aletea
cualquier insecto

y porque yo inclino mi testuz ante lo instantáneo
pues sé que lo único que perdura entre los días
es el mineral
indivisible
del misterio

y acaso los huesos desperdigados de lo perdido
que buscamos como perros
o huérfanos

yo parí mi propio nacimiento

soy de una edad labrada en el terror del pájaro
apedreado

mi pena es una rosa orgiástica


(blog "de lo que no aparece en las encuestas")

martes, 20 de septiembre de 2016

Francisco Ruiz Udiel (1977/2011 )

Deja la puerta abierta



                                          a claribel alegría
Deja la puerta abierta.
Que tus palabras entren
como un arco tejido por cipreses,
un poco más livianas
que la ineludible vida.
Lejos está el puerto
donde los barcos de ébano
reposan con tristeza.
Poco me importa llegar a ellos,
pues largo es el abrazo con la noche
y corta la esperanza con la tierra.
Dondequiera que vaya
el mar me arroja a cualquier parte,
otro amanecer donde la imaginación
ya no puede convertir el lodo
en vasijas para almacenar recuerdos.
Me canso de despertar,
la luz me hiere cuando ver no quiero.

El viaje a Ítaca nada me ofrece.

Si hubiera al menos un poco de vino
para embriagar los días que nos quedan,
embriagar los días que nos quedan,
             que nos quedan


("el poeta ocasional")

lunes, 19 de septiembre de 2016

Vicente Gallego (1963 )

Venenos y remedios



Midiendo
con goteros
lo que aún me quedaba
de la sangre tenaz de la alegría,
se me pasó la noche.

Mientras la roja fiebre
trazaba su derrota
de pesados aceites y derivas,
yo me di a la congoja del que espera
ver su barco encallar.

Pasó la noche en pos de un rumbo oscuro,
y en la misma agonía,
en la intemperie alzada como un último techo,
fue buscándome el alba al fin la herida
para ofrecerme fiel su blanca venda
toda limpia de luz samaritana.


("a media voz")

domingo, 18 de septiembre de 2016

Uriel Martínez (1950 )

Vocales


dice el homeópata especialista
en herbolaria que lo semejante
remedia al semejante,

que el gemelo disminuye
heridas de espejo, gota
de agua mitiga sed,

que hay hierbas que gradúan,
merman, restan, eliminan
vendas heredadas sin saberlo,

que muelas negras vueltas
polvo, caries ocultas,
osteoporosis avanzadas, reculan,

que si A y U son como
fuego y viento, deja el doliente
se levanten llamas,

que al fin y al cabo ambas son
vocales.


[Inédito]

sábado, 17 de septiembre de 2016

Denise Levertov (1923/1998 )

La partida



¿Has puesto ya la luna a buen recaudo?
Ata mejor las cuerdas,por favor.
El pan mételo más, para evitar
que lo aplaste la luz -una bagette
bien tostada y tan blanca en su interior
no es fácil de encontrar
hoy en día. ¡Y por Dios
que no se nos ocurra irnos al final
y olvidarnos del mar! Así que ponlo
ahí entre los zapatos

y ata detrás la luna. ¡Es la hora!


("marcelo leites", trad. cristina gámez fernández y bernd dietz)

viernes, 16 de septiembre de 2016

Juan Carlos Flores (1962/2016 )

Lugar de veraneo


El lugar donde perforadores bombas lanzaron/ petróleo no
había pero quedó el lugar denominado "el charco de las
bombas"/ alberca para los niños y los jóvenes/ narcisos
que gustan de la musculatura/ de los ejercicios al aire libre y los
juegos natatorios/ un agujero pardo-gris/ entre los campos de
cultivos/ o el lugar donde perforadores bombas lanzaron/
petróleo no había pero quedó el lugar denominado "el charco
de las bombas"/alberca para los niños y los jóvenes/ narcisos
que gustan de la musculatura/ de los ejercicios al aire libre y
los juegos natatorios/ un agujero pardo-gris/ entre los campos de
cultivos/sobre esa agua entrampada/ flotan las vísceras

de reses.


("diario de cuba")

jueves, 15 de septiembre de 2016

José Alcaraz (1983 )

Parábola


Era morena,
piel clara como el frío.

Le gustaba decir
palabras como nieve,
ginebra o callejón.

En su cabello negro,
en el abismo
de su cabello negro,
enredaba preguntas,
un sí y un no.

Era morena,
piel clara como el frío
y un pubis de oro viejo:

la mejor muestra

de sus contradicciones.


("las afinidades electivas" y "rua das pretas", blogs)

miércoles, 14 de septiembre de 2016

Alejandro Alvear (1970 )

Eros 4


Cómo ser galante con este hombre que despunta quizá los treinta y luce sus quijadas azuladas cada mañanita de esta Tierra. Cómo asediarlo al menos con una sola palabra y hacerle trastabillar su caminar impecable; pero he de suponer que su sueño sean las muchachas. Lo veo pasar casi a diario mientras leo sentado en una banca del parque. Y ahora que al menos me saluda tal vez por la tanta costumbre de encontrarnos, algo queda faltando en el aire, algo que no se puede nombrar cuando su silueta se pierde tras la esquina del parque y el aroma de los árboles confunde toda realidad con el olor de la belleza.


(tomado del muro fb de hernan vargascarreño)

martes, 13 de septiembre de 2016

José María Fonollosa (1922/1991 )

Avinguda del Marqués de L'Argentera



Al verme se apartó de sus amigas
y rodeando mi cuello con sus brazos
les dijo alegremente: -«Quiero a este hombre».

Los demás me miraron con envidia.
Es muy linda en verdad y entró en mi cuarto.
Llegué tarde al trabajo al otro día.

Después no se movió ya de mi casa.
Descubrí que son bellas las estrellas
y me gustó algún tiempo. Pero pronto
olvidé que hay estrellas en la noche.

Ahora su amor me oprime como un peso.
No puedo ya salir con mis amigos.
No puedo ya sonreír a las muchachas.
No puedo ni beber un solo trago.

Es mala esta mujer. De verdad mala.
Tan mala como linda. Si la dejo
me matará, lo sé. Lo sé de veras.

Mis amigos se ríen. Yo estoy triste
pues no logro apartarla de mi lado.
Ojalá no me amase o se muriese.


("a media voz")

lunes, 12 de septiembre de 2016

Amalia Bautista (1962 )

El puente


Si me dicen que estás al otro lado
de un puente, por extraño que parezca
que estés al otro lado y que me esperes,
yo cruzaré ese puente.
Dime cuál es el puente que separa
tu vida de la mía,
en qué hora negra, en qué ciudad lluviosa,
en qué mundo sin luz está ese puente,

y yo lo cruzaré.


("el hacedor de sueños")

domingo, 11 de septiembre de 2016

Emilio Hernán Herrera (1978 )

Piso flotante



no hay manera de escapar
de esconderse del miedo
como hacíamos de chicos
cubriéndonos con una sábana
en la tele informan que está lloviendo
que el verano termina mal
con grandes tormentas
trato de seguir escuchando
pero la alarma del auto es más fuerte
se multiplica
como el viento
que rompe los vidrios de las casas
un rayo azul se clava en la antena
la luz de todo el barrio se corta
alguien golpea la puerta
es el agua que ya tiene forma de ola
convierte el espacio
en una habitación flotante
el gato salta sobre la cama
ya estamos nadando,

el nuevo río nos lleva.


("un cuarto azul")

sábado, 10 de septiembre de 2016

Horacio Benavides (1949 )


Entre el sueño y el sol



Un pájaro canta
entre torres de piedra
Hondo en la cima
suelta su liana
de estrellas
El bosque cierne
su matinal ausência
y es bello
el cuerpo desnudo
de la joven
que ligeramente tiembla
en la orilla
del círculo de agua
En esta clara hora
que relampaguea
en la ventanilla oscura
de un tren.


("antonio miranda")

viernes, 9 de septiembre de 2016

César Simón (1932 )

Invernal



Qué tentación, ser viento, ser jirones,
ser basura que arrojan sobre escombros.
Dejar que todo lo que quiera
eche raíces en tu polvo.


("a media voz")

jueves, 8 de septiembre de 2016

Jaime Gil de Biedma (1929/1990 )

Happy ending



Aunque la noche, conmigo,
        no la duermas ya,
sólo el azar nos dirá
        si es definitivo.

Que aunque el gusto nunca más
        vuelve a ser el mismo,
en la vida los olvidos

        no suelen durar.


("a media voz")

miércoles, 7 de septiembre de 2016

Shuntaro Tanikawa (1931 )

La tierra de la pureza


No puedo huir de quien soy.
Sin reparos he mostrado mis rasgos comunes a la gente,
dos ojos, dos orejas, una nariz y una boca,
tal vez porque tengo algo que ocultar.

Cuando vi de nuevo a mi amigo muerto
en una habitación de ladrillos sucios
su sangre y sus intestinos estaban esparcidos,
estaba húmedo sobre la mesa de operaciones
como una canoa en un cenagal.
Ya no llevaba nada consigo, nada ocultaba.
No quedaba más que la luz cegadora de un tubo fluorescente.

La luminosidad es más terrorífica que la oscuridad.
Contra el mar brillante incluso lo horrendo parece hermoso.
De frente al infinito nos convertimos en un grano de arena.
A nuestros oídos llega el sonido de las olas, tan distinto del abuso y la risa.

Si llega mi hora de ir a la llamada Tierra de la Pureza
y sea escrutado minuciosamente por alguien como Buda o los ángeles
¿cuál debería ser mi expresión en un momento así?

Oculto cosas que habré perdido cuando sea inmortal,
ignorante de que las escondo.
Rodeado por gente severa, bloqueando los ruidos de la mortalidad,

estoy quieto en la sombra escabrosa de los árboles del invierno temprano.


("el cultural", versión martín lópez-vega)

martes, 6 de septiembre de 2016

Raúl Gómez Jattin (1945/1997 )


Mariposa


Estoy prisionero
en una cárcel de salud
y me encuentro no marchito
Me encuentro alegre
como una mariposa
acabada de nacer
"¡Uh, quien fuera hpsipila
que dejó la crisálida!"

Vuelo hacia la muerte


("amanecer en el valle del sinú", fce, colombia, 2005)

lunes, 5 de septiembre de 2016

Jaime Gil de Biedma (1929/1990 )

Loca


La noche, que es siempre ambigua,
          te enfurece -color
de ginebra mala, son
          tus ojos unas bichas.

 Yo sé que vas a romper
           en insultos y en lágrimas
histéricas. En la cama,
           luego, te calmaré

 con besos que me da pena
           dártelos. Y al dormir
te apretarás contra mí

           como una perra enferma.


("a media voz")

domingo, 4 de septiembre de 2016

Uriel Martínez (1950 )

Me gusta


me gusta llegar temprano
a casa los domingos
en la tarde, como hoy.

procuro asomarme al balcón
cada cierto tiempo por si
llegas con pasos derrotados.

afino el oído por si tus nudillos
sangran en mi puerta, timbre
noches sueños insomnios.

pero no apareces, ningún conjuro
da en el clavo, ningún abra-
cadabra se pronuncia.

ningún poder oculto hace
que llegues, no hay fuerza
humana que te delate.


[Inédito]

sábado, 3 de septiembre de 2016

Irene Sánchez Carrón (1967 )

Silueta detrás de una ventana


Que no sepa la rosa que la miras
ni sepa nunca el agua de tu sed.

Que las nubes
no se sientan flotar
en el azul profundo de tus sueños.

Que nunca sepa el mar
que palpita tu ser al ritmo de las olas.

La montaña,
que no te oiga suspirar sobre su pecho.

El bosque,
que ignore que podría extraviarte.

Que no sepa la tierra cómo mirar
sus frutas más sabrosas
y festejen tus ojos su belleza

sin que ella lo sepa.


("rua das petras")

viernes, 2 de septiembre de 2016

Ángel González (1925/2008 )

Así nunca volvió a ser



Como llevaba trenza
la llamábamos trencita en la tarde del jueves.
Jugábamos a montarnos en ella y nos llevaba
a una extraña región de la que nunca volveríamos.
Porque es casi imposible abandonar
aquel olor a tierra de su cabello sucio,
sus ásperas rodillas todavía con polvo
y con sangre de la última caída
y, sobre todo,
la nacarada nuca donde se demoraban
unas gotas de luz cuando ya luz no había.
Allí me dejó un día de verano
y jamás regresó
a recoger mi insomne pensamiento
que desde entonces vaga por sus brazos
corrigiendo su ruta, terco y contradictorio,
lo mismo que una hormiga que no sabe salir

de la rama de un árbol en el que se ha perdido.


("cómo cantaba mayo en la noche")

jueves, 1 de septiembre de 2016

Eugenio Montejo (1938/2008 )


Tres apuntes de Jorge Silvestre


El naufragio


El naufragio de un cuerpo en otro cuerpo
cuando en su noche, de pronto, se va a pique...
Las burbujas que suben desde el fondo
hasta el bordado pliegue de las sábanas.
Negros abrazos y gritos en la sombra
para morir uno en el otro,
hasta borrarse dentro de lo oscuro
sin que el rencor se adueñe de esta muerte.
Los enlazados cuerpos que zozobran
bajo una misma tormenta solitaria,
la lucha contra el tiempo ya sin tiempo,
palpando lo infinito aquí tan cerca,
el deseo que devora con su fauces,
la luna que consuela y ya no basta.
El naufragio final contra la noche,
sin más allá del agua, sino el agua,
sin otro paraíso ni otro infierno
que el fugaz epitafio de la espuma
y la carne que muere en otra carne.


("geometría de las horas, una lección antológica", ed. uv-xalapa, ver., méx. 2006)