lunes, 20 de junio de 2016

Charles Simic (1938 )

Sobre mí mismo


Soy el rey sin corona de los insomnes
que lucha contra fantasmas con una espada.
Un estudiante de techos y puertas cerradas
que apuesta que dos y dos no siempre son cuatro.
Una vieja alma que feliz toca el acordeón
en el turno del cementerio en el depósito de cadáveres.
Una mosca que escapa del talento de un loco
y descansa en la pared junto a su cabeza.
Descendiente de curas de aldea y herreros:
un reticente ayudante de dos
ilusionistas famosos e invisibles,
uno llamado Dios, el otro Demonio,
asumiendo, por supuesto,

que yo sea la persona que digo ser.


("arquitrave", no.63, versión mario lapera)

No hay comentarios: