martes, 24 de mayo de 2016

José María Cumbreño (1972 )

El timbre


Sé que me dijiste que no pensabas volver. Que te marchabas
          definitivamente.
Que, según tú, era lo mejor para los dos.
Lo sé.
A pesar de todo, no quise que me devolvieras las llaves.
Porque aunque no me hayas llamado ni una vez.
Ni una sola.
Ni cojas el teléfono cuando yo lo hago.
Todas las tardes, al regresar del trabajo, antes de abrir la
          puerta pulso el timbre.
Y espero.


Por si acaso.


("emma gunst")

No hay comentarios: