domingo, 3 de abril de 2016

Uriel Martínez (1950 )

Doble llave


Antes de emprender un viaje
procuro las llaves cerradas
del gas y los sueños.
Si me es posible bajo
el switch de luz y cierro
puertas y persianas.
Me despido de plantas
vivas y muebles maquillados
de polvo y humedad.
Hago una pausa y espero
el momento de guardar guantes,
bastones, sombrillas y otros.
Cojo la bolsa de hombro
y levanto el asa de hierro
de viejos y olvidados proyectos.
Si la noche es propicia
y el día joven, según el
destino de arribo, me demoro.
Y aunque la casa no tiene
eco ni es de resonancia,
pronuncio mi nombre y el tuyo.
Pero, insisto, no tengo
réplica y echo doble cerrojo.

No hay comentarios: