domingo, 21 de febrero de 2016

Uriel Martínez (1950 )

La escarcha


cuando cae la noche
caen también los muros
del silencio;

cuando bajan los párpados
hay una sombra que altera,
lastima y sangra;

cuando muere el día
hay un manto de hielo
extendido, extenso, abarcante;

cuando llegas callado
al límite silente,
entonces los frutos ruedan

en cascada y llenos,
ahítos de sí se expanden,
se esparcen, se ensanchan;

sólo entonces, de nuevo,
aparece la escarcha
y te abrasa, te quema.

No hay comentarios: