jueves, 28 de enero de 2016

Niki Marangou (1948/2013 )

El día de Santa Catalina


Año con año, dijo Thalia, corto acodos de claveles, los pongo en agua y los planto el día de Santa Catalina. Siempre prenden y con ellos obsequio a todo el mundo. En verano, pierden su frescura. Nos damos el primer baño de mar el día de la Ascensión. Cuando vuelvo de las vacaciones, riego mis claveles. Reverdecen. Y de nuevo corto acodos en noviembre.


("estampas de chipre", ed. uv, xalapa, veracruz, méxico, 2015; traducción selma ancira)

No hay comentarios: