lunes, 11 de enero de 2016

Mary Oliver (1935 )

Zorros en invierno



Cada noche a la luz de la luna los zorros bajan la colina
para roer los huesos de los pájaros. Yo nunca dije
que la naturaleza no fuera cruel. Una vez, en una ciudad tan caliente
como fríos son estos bosques, conocí a un chico con la cara partida. Para seguir
viviendo, era mendigo. También, por la noche, ladrón.
Y hay en su país pájaros que parecen arcoíris,
si él pudiera atraparlos, arrancaría
sus plumas y metería sus cuerpos dentro
del suyo. Los zorros tienen hambre, ¿quién los culpará
por lo que hacen? Yo nunca dije
que no estaríamos hundidos en la espléndida naturaleza, hasta ser capaces
de volvernos algo diferente. En cuanto al chico, es simple.
Nada tiene, ni siquiera un pájaro. Toda la noche los pinos
están tan fríos que sus ramas se quiebran. Toda la noche la nieve cae
suavemente. Después brilla como un campo
de flores blancas. Después, aprieta.


("el poeta ocasional", trad. sonia scarabelli)

No hay comentarios: