domingo, 17 de enero de 2016

Leónidas Lamborghini (1927/2009 )

De la negación


—Querido, no todo puede ser perfecto,
puede ser para siempre; no todo,
querido, puede ser amor y amarnos.
Otras cosas la mujer precisa,
necesita, que le asegure un hombre:
algún futuro, bienestar, cobijo.
No todo puede ser felatio; no
todo puede ser trencito; no todo
brincos y más brincos en la cama.
Hay otras cosas: el hogar, los hijos,
que tú no quieres darme, que tú
no estás en condiciones de ofrecerme.
No todo puede ser eso que me haces
y a mí tanto me gusta, cunilingüis;
no todo puede ser tan divertido.
Hay otras cosas serias: el trabajo
y porqué no un marido que bien sepa
penetrarme vaginal, certero.
No todo puede ser pellizcos y
besos en mi culo; no todo ha de ser
sabias caricias que enloquecen.
Necesito a este hombre a quien fiel serle
en matrimonio: yo sé que podré serlo,
que una excelente esposa podré ser.
No todo ha de ser estar horas y horas
reteniendo el orgasmo; no todo
puede ser jugar como dos niños.
Con ese otro hombre estoy creciendo, adulta;
si te gustan mis tetas (ahora más
grandes, más turgentes) a él se lo debes.
No todo puede ser gozar eternos,
ser como Adán y Eva en el Edén,
menear el plectro y sonar la flauta.
Con este hombre puedo hacerlo todo
y sentirme mujer y tener casa:

¿entiendes de una vez lo que te digo?


(en muro fb de marcelo leites)

No hay comentarios: