miércoles, 9 de diciembre de 2015

Osip Mandelstam (1891/1938 )

La tristeza inexpresiva


La tristeza inexpresiva
Abrió sus dos ojos enormes,
El florero al despertar
Del cristal arrojó las flores.

Todo el cuarto se invadió
De una lánguida ¡dulce medicina!
Este reino tan pequeño
Tanto sueño ha devorado.

Un poco de vino rojo
-Otro poco del sol de mayo-
Y rompiendo un delgado bizcocho
La blancura de dedos finos.
                                                   
                                                 1909


("el instante maravilloso, poesía rusa del siglo xx", unam, méxico, 2004, trad. jorge bustamante garcía)

No hay comentarios: