martes, 15 de diciembre de 2015

Luis Armenta Malpica (1961 )

Anexo II: W


Como nos dijo Shakespeare el nombre
nunca importa si hay amor
en el cuerpo. Y tampoco
el destino porque no es el café las esmeraldas
o el sueño lo que buscan
mis manos. No lo soñaste: soy
una realidad que está cerca de ti detrás
de ti adentro de tus nalgas.
En la vía láctea que escurre por tus muslos
existen otros
mundos planetas y asteroides
y en ellos
podemos ocultarnos.
Alzar al mismo tiempo
esa verga que ronda
tu garganta y aprisiona la lengua
y moja igual que tú las sábanas
del frío. No menciones
mi nombre aunque lo sepas. Despertarlo
sería una maldición.
Rézalo así de hinojos.
Murmúralo cuando estás
boca abajo y hambriento de saber que no
hay nombres destino ni es
un sueño lo que te parte
el alma.

Esto mi gentil corifeo
es un amor tan duro
que sólo tú lo ablandas.

Hablo y ando
para venir a ti. Me vengo
sin existir
reproche. Todo esto
da la vida.


("envés del agua", ed. secretaría de cultura, gobierno de jalisco, méxico,2012)

No hay comentarios: