miércoles, 30 de diciembre de 2015

Arseni Tarkovski (1907/1989 )

La casa de enfrente


Demolieron la casa de enfrente.
Los inquilinos se fueron contentos

Llevando consigo sofás, ollas, flores,
Espejos torcidos y gatos.

El viejo miró la casa desde el camión,
Y sintió que el tiempo lo atrapaba,

Todo se quedó así para siempre.
Entonces surgió el descontento,

Un polvo seco comenzó a brillar
Lento mientras caía la noche.

En la casa quedaron sueños, recuerdos,
Esperanzas perdidas y deseos.

Demolieron todo, se llevaron los troncos.
Pero los fantasmas del pasado

De ahí no se alejaron ni un paso
Y le cantaron de nuevo al cerezo.

Bebieron vino blanco en las bodas,
Iban al  trabajo y al cine.

Trasladaban ataúdes en toallas,
Se prestaban, unos a otros, dinero,

Dormían en colchones de bruma
Y arrullaban a sus primogénitos,

Mientras la áspera encía de la máquina
Lamía sus arcillas roñosas,

Y en una pata, como sobre una "T",
la grúa giraba y giraba.

                                                        1958


("el instante maravilloso, poesía rusa del siglo xx", unam, méxico, 2004, trad. jorge bustamante garcía.)

No hay comentarios: