domingo, 20 de abril de 2014

PARACETAMOL 750 mg.

"Es para el dolor
y no es adictivo",
dijo mientras me extendía
original y copia de la receta.

No quise preguntarle
si es analgésico como
la aspirina y si es
emoliente como tus labios.

Tampoco si es como el Tafil
que induce al sueño,
como tus brazos; ni si
abrasivo, como tus gotas amargas.

Entendí que no es sedativo
como los poemas que anoto
en los muros del sueño
cuando no vienes.

Supe entonces que ya tenía un aliado
para el fin de semana.

No hay comentarios: