domingo, 23 de marzo de 2014

UN SUEÑO

En alguna franja de la noche
se oyen risas que suben
en espiral a las ventanas.
Quizá sean exclamaciones
que arrastra el viento en caudas
que conmueven los cristales.
Acaso provengan del cuerpo
que reposa en capilla ardiente
como garganta esmerilada a fuego.
Pero no sé, busco callado
el cimiento, la base, la razón
o motor de ese coro plural.
Quizá sea una risa que teje
el viento con la velocidad
del auto que va,
quizá sea de una mujer fabulosa
salida de la boca de los muertos.
Una historia urdida en otra
parte, un episodio que imagina
la noche, un sueño favorecido
por fiebres altas.
Una compuerta que se abre silenciosa,
inadvertida.

No hay comentarios: