miércoles, 12 de marzo de 2014

Gemma Gorga (1968 )

Eclesiastés


Nos miramos hasta la extenuación,
hasta llenarnos el cuerpo de llagas.
Bienvenido el dolor que gotea incansablemente
y nos perfora la piel. Todos los ríos corren al mar y el mar no se sacia.
Nos bebemos hasta la extenuación pero la sed crece
con cada marea que nos lanza contra la arena de la noche.
Letal como un somnífero, te deslizás saliva adentro
y me adormecés las palabras.
La muerte no puede estar muy lejos de aquí:
si apresuramos el paso, pronto la alcanzaremos.




(fuente: "ema gunst.blogspot")

No hay comentarios: