miércoles, 5 de febrero de 2014

Ana Merino (1971 )



          Preparativos para un viaje
Todo se hará tarde,
como el temor a un equívoco
que esconde razones
para acusar al otro.

De noche,
todo se deshace en tardanzas
que se aglutinan en frascos
de tomillo y orégano.

Se hará tarde porque toca
no poder dormir
y refugiarse
en el sabor de los grifos

que gotean
como un pis infantil
que humedece las sábanas
y se disfraza
de llanto sonámbulo
a medio despertar.

Todo estará
recogido en los bolsillos
o en una caja de guardar botones;
y yo negaré
la sospecha de una gripe
como en época de exámenes.

Y se hará tarde
en los últimos minutos
como el engaño,
para que pese poco
y se evapore.

Y dejaré tras de mí
olor a naftalina en cada armario

y morirán las polillas en los libros
y guardaré sus alas cuando vuelva.

          (fuente: "rima interna", El Cultural)

No hay comentarios: