viernes, 20 de diciembre de 2013

Angela Ball (1952 )

World´s End

A los veinte años terminó mi primer romance.
Quise emborracharme hasta morir.
Mi amiga sugirió que me mudara: Chelsea,
un vecindario llamado World’s End.
Una librería—
en el escaparate, plumas: rojas, azules, verdes, amarillas.
Compré una docena y cuadernos de ejercicios negros, con reglas,
y una botella de tinta y un tintero.
Alguna alegría para mi nueva mesa.
Después de la cena cogí una silla y escribí.
Éste es mi diario.
Esta es una de las razones
por las que creo en el destino.
Sólo los libros importan.
Si dejo de escribir, mi vida
habrá sido un fracaso.
No me habré ganado la muerte.
Sólo escribir es importante, sólo los libros
te sacan de ti mismo.
 
 
(texto tomado del sitio "emma gunst, traducción Óscar Aguilera.)

No hay comentarios: