domingo, 30 de junio de 2013

LA BASURA

No escondas la basura bajo
la alfombra ni a los muertos
en el armario: tarde o temprano
te darán las 8 columnas.

No guardes en los libros
los pétalos desteñidos del antes
que después vendrán el fuego
y los filos al borde de la lengua.

No hagas como que olvidaste
los directorios, agendas y apuntes
en las notas de compra, en los recibos
de luz, que un día morirás a oscuras.

No niegues los clavos en la piel
ni el polvo de cristales en oídos,
en lengua, en espinazo,
que un día te será más dilatada la agonía.

Arranca las hojas subrayadas
con sangre; y haz con todo
una pila; y memoriza uno a uno
cada envés de tus días.

sábado, 29 de junio de 2013

Óscar Hahn (1938 )

Los sentidos de los muertos

Los muertos están mudos
No quieren revelarnos lo que saben

Los muertos están sordos
No quieren escuchar nuestros clamores

Los muertos están ciegos

No tienen ojos pero pueden ver
eso que solamente ven los muertos

No tienen oídos pero atentos oyen
la música sin fin del universo

No tienen boca pero entre ellos hablan
del gran secreto que no pueden contarnos


(texto tomado de El pasajero de la lluvia (antología), selección Mario Meléndez, prólogo Francisco Véjar, ed. Laberinto, México, 2012.)

viernes, 28 de junio de 2013

Rafael Coronel en subasta

La escultura “Cabeza de Goliat”, del artista mexicano Rafael Coronel, fue adquirida hoy en esta capital por 180 mil pesos mexicanos (13 mil 842 dólares), la obra de mayor coste en una subasta con 258 obras de artistas internacionales como Joan Miró, Salvador Dalí, Andy Warhol y Diego Rivera.
Pinturas, obras gráficas, esculturas y dibujos de más de 50 autores de talla internacional se reunieron en la subasta de verano de la galería Morton, que anunciaba adquisiciones “para todos los gustos y bolsillos”, con unas cantidades finales a partir de 5 mil pesos (385 dólares).
Un colorido dibujo sin título del artista cubano René Portocarrero fue a parar a manos de un particular por 140.000 pesos (10.765 dólares), unos 400 dólares más que la escultura “Palomos”, del mexicano José Sacal, que representa una pareja de bailarines.
Una de las señaladas como posibles protagonistas de la subasta, la pintura “Avenida con Michelín y Marina Nacional”, del dublinés Phil Kelly, fue comprada por 120.000 pesos (unos 9 mil 230 dólares), por debajo de lo estimado.
Del pintor español Joan Miró se pusieron a la venta varias litografías y el grabado “Plate VIII de Espriu Miró”, portada de la subasta y que terminó con un precio de 86.000 pesos (6  mil 600 dólares).
En una subasta en que la mayoría de las obras acabaron con un precio por debajo del estimado, destacó la pintura “Pelea de gallos” del mexicano Luis Strempler, que con 82 mil pesos (6 mil 300 dólares) duplicó la cantidad prevista.
En la subasta también pudieron apreciarse obras de arte de reconocidos artistas como Andy Warhol, con seis serigrafías sobre Marilyn Monroe y latas de comida, un grabado de Salvador Dalí, y piezas de los mexicanos Diego Rivera, David Alfaro Siqueiros, Rufino Tamayo y José Clemente Orozco, entre otros.
Entre las más de 100 obras que fueron retiradas sin comprador figuraron trabajos de los mismos Rivera, Siqueiros y Coronel, además de otros artistas como Fitzia, Francisco Zúñiga, Jan Hendrix, Fernando García Ponce y Luis Nishizawa.


(nota de la agencia Efe en el sitio "sin embargo".)

Dalí y Lorca, desencuentros

En la larga agonía de Salvador Dalí, negándose a comer y alcanzando a duras penas los 34 kilos de peso, la enfermera que le cuidó aseguró que la única frase inteligible que escuchó salir de los labios del pintor fue: "El meu amic Lorca". A Salvador Dalí le acompañó toda su vida la sensación de haber podido evitar el fusilamiento del poeta. No se sabe cómo ni cuando Dalí se enteró del crimen cometido contra su amigo. Sí se sabe, porque así se encargó de difundirlo el propio pintor surrealista, que su reacción al conocer el asesinato fue una exclamación: "¡Olé!" Con ese único sonido trató de equiparar la vida de Lorca con una corrida de toros, teniendo ese último episodio el valor del último gesto del poeta en la arena de la plaza.
De la amistad de dos de los artistas más grandes de la historia reciente de España surgó, además de diversas colaboraciones artísticas, un acalorado epistolario entre 1925 y 1936, que ha sido recopilado por primera vez de manera íntegra en Querido Salvador, Querido Lorquito (Elba), una obra que ha sido posible gracias a la labor del periodista Victor Fernández. No obstante, advierte el autor, muchas de las cartas, sobre todo de las expedidas por Federico Lorca, no han sobrevivido al paso del tiempo. Ana María, hermana de Dalí, vendió mucho material del archivo de su hermano tras la Guerra Civil y Gala, mujer del pintor, destruyó otras muchas por los celos que sentía ante la relación de su esposo con Lorca.
 
Una relación que el propio Salvador Dalí definiría como "un amor erótico y trágico, por el hecho de no poderlo compartir" en una carta al director publicada en El País en 1986 dirigida al historiador Ian Gibson, a quien acusaba de tratar su relación con Lorca como si fuera "una azucarada novela rosa". La correspondencia, ordenada por orden cronológico y que comprende siete cartas de Lorca a Dalí y cuarenta del pintor al poeta, es, a ojos del periodista, "un juego de seducción" entre los dos genios.
"Lorca da lo mejor de sí mismo, tratando de encandilar con su palabra a un Dalí que quiere estar a la altura intelectual del poeta. Uno intenta atrapar al artista en su tela de araña; el otro deja hacer hasta cierto punto", escribe Fernández. El coqueteo entre ambos llega a puntos mágicos, como las palabras que dedica Dalí a Lorca: "Tú eres una borrasca cristiana y necesitas de mi paganismo (...) Yo iré a buscarte para hacerte una cara de mar. Será invierno y encenderemos lumbre. Las pobres bestias estarán ateridas. Tú te acordarás que eres inventor y viviremos juntos con una máquina de retratar".

Encuentro sexual

Era el año 1928 y la pareja de genios vivía la etapa dorada de su amistad. Pero si hubo un año glorioso para los dos ese fue 1927. Ese mismo año Lorca estrenó la exitosa obra Mariana Pineda en el Teatro Goya de Barcelona con los decorados de Dalí y avanzaba con relativa facilidad en la escritura de El Romancero gitano, que verá la luz en 1928. Además, a finales de ese año el poeta entra a formar parte del grupo de autores que darán nombre a una generación que se pone como excusa rendir homenaje a Luis de Góngora en Sevilla.
Pero, por encima de todo, 1927 es el momento de la segunda y trascendental estancia en Cadaqués (residencia veraniega de los Dalí), momento en el cual Lorca se propone mantener relaciones sexuales con Dalí, que se niega. "No era la primera vez que el poeta lo intentaba", escribe Fernández. El propio Dalí habló de esta situación a Max Aub: "Federico, como todo el mundo sabe, estaba muy enamorado de mí, y probó a darme por el culo dos veces, pero como yo no soy maricón y me hacía un daño terrible, pues lo cancelé en seguida y se quedó en una cosa puramente platónica y en admiración".

"El perro andaluz soy yo"

Tras esta etapa dorada, en septiembre de 1928 se inicia un distanciamiento entre ambos. Separación que fue aprovechada por Luis Buñuel, que irrumpe con fuerza en la vida de Dalí y da inicio a una colaboración de la que surgirán dos obras maestras del cine surrealista: Un perro andaluz (1929) y La edad de oro (1930). Lorca se sintió ridiculizado por la primera de ellas y definió el filme como: "Una mierdesita así de pequeñita y el perro andaluz soy yo".
La amistad entre ambos fue retomada en 1930 cuando Dalí trata de estafar a los padres del poeta aprovechando que Lorca está en Nueva York. "Me gustó muchísimo el timo que ibas a dar a mi familia, y es una lástima que no te enviaran el dinero. Yo me enteré tarde, pues la carta me la enviaron a mí; si no yo te hubiese girado el dinerito", responde Lorca a Dalí tras el intento de timo.
 
El reencuentro entre ambos, sin embargo, tuvo que esperar hasta 1935 en Barcelona. Durante su estancia en la ciudad condal, Lorca concedió diversas entrevistas. En una de ellas afirmó: "Somos dos espíritus gemelos. Aquí está la prueba: siete años sin vernos y hemos coincidido en todo como si hubiésemos estado hablando diariamente. Genial, genial Salvador Dalí". En este reencuentro, llegaron a pensar en colaborar en una ópera o viajar por Europa. Sin embargo, el fascismo se interpuso en los planes de los dos amigos y las balas asesinas del bando franquista acabaron con la vida del poeta.
Desde entonces una parte de Lorca sobrevivió en la obra de Dalí. El pintor se obsesionó con su amigo hasta el punto de pintar el rostro del poeta en algunos de sus cuadros de la Guerra Civil, dejar los rastros del poeta en la obra El enigma sin fin o publicar su propia lectura de la muerte de Lorca en dos medios en 1954: "Lorca imitaba y poetizaba todo aquello de lo que hablaba, en especial su defunción. La escenificaba recurriendo a la mímica: '¡Mirad cómo seré en el momento de la muerte' (...) Después nos enseñaba cómo sería su rostro unos días después de su muerte. Y sus rasgos, que de costumbre no eran hermosos, se aureolaban de pronto de una belleza desconocida e incluso de una excesiva belleza".


(nota de Alejandro Torrús en el sitio "Público".)

jueves, 27 de junio de 2013

Ledo Ivo

A mi madre

Lo que existió una vez existirá para siempre
Incluso si desaparece bajo la fúnebre palada de tierra
O en la ceniza que esconde la valla quemada.
Nada habrá de morir. Más allá del recuerdo
Lo que fue vida se mueve entre las sombras
Y el sueño: se mueve más allá del sol. 

Ahora que estás muda para siempre
Comienzo a oirte. Ocupas el silencio
Como el fuego que avanza en la colina o la lluvia obstinada.
Hacia donde voy me sigues, con tu insistencia.
Y reclamas el día.


(texto tomado de Mía patria húmeda, ed. IVEC, col. Cuadernos de Veracruz. Selección, traducción y nota de Jorge Lobillo, México, 2006.)

miércoles, 26 de junio de 2013

Bloguero huye por amenazas

El administrador del portal de noticias Ágora Guerrero, Emilio Lugo, anunció que abandonó Acapulco y la entidad ante amenazas que recibió desde marzo y la incapacidad de las autoridades gubernamentales para garantizar su seguridad y el derecho a la libertad de expresión.
Mediante un comunicado que difundió ayer (lunes 24) en el portal www.agoraguerrero2.com, el bloguero afirmó que en la entidad no se respetan las leyes y los responsables de hacerlas cumplir “son o se hacen pendejos”.
Por ello responsabilizó al gobernador Ángel Aguirre Rivero de “la incapacidad” de la Procuraduría estatal y “la inexistente” Secretaría de Seguridad Pública. También los responsabilizó por los daños físicos, psicológicos y económicos que provocaron que abandonara su “centro de vida y de trabajo”. Dijo que de esta forma se consumó un atentado directo al derecho de la libertad de expresión.
El portal de Ágora Guerrero surgió hace aproximadamente tres años para documentar la ola de violencia extrema que se vive en Acapulco y la entidad.
Al respecto, el administrador del portal refiere que desde marzo comenzó a recibir amenazas e intimidaciones directas –sin especificar el tipo y origen– que lo llevaron a asumir “estrictas medidas de seguridad”.
No obstante, ahora considera que mantenerse resguardado ya no es suficiente para salvaguardar su integridad.
Dijo que en su momento denunció estas agresiones ante autoridades ministeriales, pero hasta la fecha “el resultado es inexistente”.
En este sentido, hizo un llamado a organismos no gubernamentales y defensoras del derecho a la libertad de expresión a que documenten el hecho de que en la entidad “los periodistas comprometidos con la verdad son amenazados y desplazados”.
Luego advierte que seguirá documentando la narcoviolencia que se registra en la entidad, principalmente en Acapulco, y exhortó a los ciudadanos a enviar reportes y alertas a través de las cuentas en redes sociales para mantenerse actualizado.


(nota tomada del sitio "apro".)

martes, 25 de junio de 2013

Alejandra Pizarnik

Como los dedos...


Como los dedos rodando premeditadamente
Como dedos de muerto pulsando la sola cuerda de un arpa
Como las alas pesadas cuando sueño que duermo con los ojos abiertos
Como el sol que se ensombrece en mi mirada
Como la oscuridad desunida en toda la noche de mi vida
Como los perros de mi sombra


(texto tomado del sitio "carrollera blogzine".)

lunes, 24 de junio de 2013

Sándor Márai, narrador

La partida

Después de un rato se vistió y se fue. Anna se quedó en el lecho sin moverse, como si durmiera. La miró desde la puerta y temió que pudiera resfriarse si seguía mucho tiempo así, desnuda. Volvió y la tapó con cuidado. Salió de la habitación de puntillas, en el vestíbulo aún pensó que tal vez debería recoger unas cosas, ropa o libros; pero de pronto miró el reloj como temiendo llegar tarde a alguna parte y se marchó apresuradamente.


(trozo tomado de La extraña, ed. Salamandra, col. Quinteto, traducción de Mária Szijj y J. M. Trevejo, Barcelona 2010.)


domingo, 23 de junio de 2013

Ajmátova y Gabriela

Ajmátova admiraba a muchos poetas extranjeros contemporáneos suyos. En 1963 se emocionó especialmente leyendo una antología, recién traducida al ruso, de Gabriela Mistral, la poeta chilena que, en 1945, había ganado el premio Nobel. El tono de sus versos le pareció impresionantemente similar al suyo de la primera época, e incluso halló en su obra versos idénticos. Naiman me dijo que Ajmátova estaba encantada con el descubrimiento, y que, sin la menor sombra de competitividad, comentó: "Esa piel roja se me adelantó".


(trozo tomado del blog "neorrabioso".)

sábado, 22 de junio de 2013

¿Carlos Fuentes militante del PCM?

El escritor Carlos Fuentes, quien falleció el 15 de mayo de 2012, fue vigilado por la Oficina Federal de Investigación (FBI, por sus siglas en inglés) y el Departamento de Estado durante dos décadas.
De acuerdo con documentos difundidos por el FBI en su página de Internet, al “destacado escritor mexicano comunista” y autor con “una larga historia de relaciones subversivas” se le negó en varias ocasiones la visa para entrar a Estados Unidos.
Uno de los documentos del FBI de los años 1960 a 1980 da cuenta de las intenciones de Fuentes de entrar al país del norte, y en uno de ellos señala que hubo instrucciones para “retrasar” la respuesta a una posible solicitud de visa del intelectual, publicó la agencia AP.
En las 170 páginas que contienen documentos oficiales internos y algunas publicaciones periodísticas, la Oficina Federal de Investigación señala que estuvo atenta al autor de Aura e indica que varias veces no reunió los requisitos para recibir la visa estadunidense por haber sido miembro del Partido Comunista mexicano.
Los primeros documentos datan de 1962, a propósito de una invitación que recibió el escritor para participar en un debate televisado con el entonces subsecretario de Estado, Richard Goodwin, sobre la política estadunidense hacia la región.
Un cablegrama diplomático del 3 de abril de 1962 señala que hasta ese día Fuentes no había solicitado visa en la embajada de Estados Unidos en México, pero añade que hay “instrucciones de Washington para retrasar (la respuesta) si presenta la solicitud y esperar más instrucciones”.
Aunque le negaron la visa por lo menos dos veces, Fuentes sí visitó Estados Unidos en las décadas señaladas, aunque con permisos por períodos cortos.
En otros casos le concedieron autorización para impartir clases en universidades, e incluso el FBI indica que el escritor tuvo un pasaporte oficial mexicano y luego una visa diplomática.
En un memorando de octubre de 1970 dirigido al director del FBI se señala que ese año Carlos Fuentes recibió visa para enseñar Literatura en las universidades de Nueva York y Columbia y se pronuncia por establecer fuentes e informantes para conocer cualquier “información pertinente sobre las actividades del sujeto”.
Sin embargo, en ese documento también se aborda la pertinencia de no hacer investigaciones activas por la atención que había recibido en años anteriores por el rechazo de visados.
“Debido a la importancia de Fuentes como escritor, la publicidad que han recibido las negativas de visa previas y su relación con dos universidades de Nueva York, no es deseable una investigación activa en este momento”, señala el texto.
El memorando termina con una nota en la que señala que Fuentes ha tenido una “larga historia de relaciones subversivas y ha viajado a países (detrás de) la Cortina de Hierro y a Cuba”, que ha sido descrito como “fuertemente antiestadunidense” y que el propio escritor “asegura que se ha distanciado del marxismo en los últimos años”.
El documento señala que le rechazaron peticiones de visa en 1962 y 1969, lo cual tuvo amplia cobertura en The New York Times y otros diarios.
El archivo del FBI también muestra cómo al paso de los años cambió su opinión sobre Fuentes. Aunque al principio los informes destacaban sus tendencias izquierdistas, hacia los años 1980 se le describe como un autor destacado.
Uno de los últimos documentos es una solicitud de visa de Fuentes de 1985 para actividades en la Universidad de Harvard.
En la solicitud el FBI señala que aunque todavía se considera que no cumple los requisitos para entrar al país por haber sido miembro de una organización prohibida a principios de la década de 1960, en aparente referencia al Partido Comunista mexicano, recomienda darle el permiso para ir a Harvard, ya que es un “destacado autor mexicano del siglo XX” y ha recibido otras autorizaciones anteriores.
La información sobre el archivo del FBI sobre el escritor mexicano fue publicada originalmente por el servicio noticioso NYCity NewsService, que obtuvo a tenor con una solicitud de información pública al FBI en septiembre de 2012, según la información de AP.


(¿te imaginas a CF en Lecumberri, al lado de Pepe Revueltas o compartiendo celda con Luis González de Alba? No, por supuesto. Nota tomada del sitio "apro".)

viernes, 21 de junio de 2013

Pessoa sin red de protección

Cuáles y en qué proporción son citados en las redes sociales los versos escritos hace un siglo por Fernando Pessoa es el objetivo de una web lanzada en el 125 aniversario del nacimiento del autor portugués.
A través de esta recolección de menciones, visible en la página “O Mundo de Pessoa”, se busca “mostrar cuales son sus versos que más inspiran a los lectores de todo el mundo”, informaron hoy los responsables del estudio, la Universidad de Lisboa y el portal luso de internet sapo.pt.
La web ofrece no solo las referencias a los textos escritos bajo su nombre, sino también a través de los numerosos heterónimos que usó durante su carrera y que, de hecho, son los más mentados en internet.
Según las estadísticas ya disponibles, el poema “Tabacaria”, escrito con el nombre de Álvaro de Campos, es el más popular en las redes sociales.
Tiene más del doble de referencias en el último mes (374) que el segundo más repetido, “II – O meu olhar é nítido como um girassol” (128), firmado como Alberto Caeiro.
De la composición que encabeza la lista, escrita en 1928, son mencionados en especial, los versos “À parte isso, tenho em mim todos os sonhos do mundo” (Aparte de eso, tengo en mí todos los sueños del mundo) y “Serei sempre o que esperou que lhe abrissem a porta ao pé de uma parede sem porta” (Siempre voy a ser el que esperabas que abre la puerta al pie de una pared sin puerta).
A quienes solo conocen sus citas, y no el texto completo, esta iniciativa les conduce al texto original, para así “ampliar el número de lectores y el conocimiento de su obra”, sostienen los portavoces del proyecto.
Fernando Pessoa, considerado uno de los poetas más importantes de las letras lusas, nació en 1888 y dejó una amplia producción, tanto en verso como en prosa, desde la narrativa a la filosofía y el periodismo.
Buena parte de su obra fue publicada tras su muerte y mucha bajo los heterónimos que cultivó, entre los que destacan Álvaro de Campos, Ricardo Reis y Alberto Caeiro.
Fallecido en 1935, sus restos mortales descansan en el Monasterio de los Jerónimos de Lisboa junto a los de otra de las grandes figuras de la literatura lusa Luís Vaz de Camões.


(¿Recuerdas el primer libro de FP que llegó a ti? Ibas a visitar a un amigo internado en Cardiología del Centro Médico de la ciudad de México cuando se te ocurrió entregarlo de regalo a Carlos Luján, un poeta de Durango. Más adelante adquiriste "Versiones y diversiones", selección de traducciones de Octavio Paz, que incluía "Tabaquería". Nota en el sitio "24 horas".)

jueves, 20 de junio de 2013

Kyra Galván (1956 )

Así


Las mujeres gritan y se escandalizan
cuando sus finos vestidos de lino
se ensucian con el lodo.
Así los ánades
cuando mis flechas
atraviesan su plumaje.



(texto reproducido del muro de la autora.)

miércoles, 19 de junio de 2013

Pamuk y Borges

Pamuk habla de su propia presencia en sus novelas: “El modo en el que yo aparezco en mis libros es un modo modesto; no es metafísico o filosófico como en Borges. Borges escribió un ensayo maravilloso, ‘Borges y yo’, que cuando uno lo lee tiene esa sensación metafísica que confunde un poco pero que gusta. Mi aparición en mis novelas es más al estilo en el que Hitchcock aparece en sus películas, como una especie de firma modesta. Pero también uso mi presencia en las historias como la voz de alguien que termina las novelas. Cuando casi todos los personajes mueren y quedan cosas inconclusas, cuando la historia se termina, necesito una voz que diga: ‘Han pasado veinte años…’ Ahí me hace falta Orhan. Porque el lector se podría preguntar: ‘¿Quién es el que dice eso?’. La presencia del escritor que comanda y ve los detalles de todo es necesaria para mis ficciones. Es la voz que tiene bajo control todo el texto, da información de un modo veloz y desaparece. Es también un viejo método a lo Bertolt Brecht de recordar a los lectores: ‘Ojo que esto es una novela’”.
Minutos antes, el escritor turco ya había hablado de Borges: “Todas mis novelas son un proyecto diverso. Por ejemplo, en Museo de la inocencia , la intención era conjugar una novela en el formato de un catálogo de museo. Pero cuando estaba terminando de escribirla decidí no hacerla parecer un catálogo sino una novela antigua. En ese tiempo deseaba ser original y moderno o posmoderno. Borges dijo alguna vez que la actitud más dañina que un joven escritor se puede imponer a sí mismo es el deseo de querer ser moderno. Es algo que siempre tengo presente. Trato de estimular mi imaginación creativa y de disfrutar la escritura y por eso cada libro mío es diferente”.
Borges aparece como un referente en su vida. Junto a Nabokov, es el autor que más ha nombrado en esta charla. ¿Cuál es el libro de Borges que más le gustó?
El Aleph.
“Sin duda. Fue importante para mí”, agrega Pamuk mientras firma en automático la primera página de un libro –una de sus novelas, damos por descontado– que un brazo anónimo le acerca sin decirle ni media palabra.


(nota en el sitio "revista ñ", Clarín.)

martes, 18 de junio de 2013

Amores épicos

Descargar lorca dali.jpg (660.8 kB)
El poeta Federico y el pintor Dalí.

Dalí y Federico, amores tormentosos


“Tú eres una borrasca cristiana y necesitas de mi paganismo (...) yo iré a buscarte para hacerte una cura de mar. Será invierno y encenderemos lumbre. Las pobres bestias estarán ateridas. Tú te acordarás que eres inventor de cosas maravillosas y viviremos juntos con una máquina de retratar (…)”. Así de apasionado escribe Salvador Dalí en el verano de 1928 a su íntimo amigo Federico García Lorca. Era algo más, “un amor erótico y trágico, por el hecho de no poderlo compartir”, aclararía el pintor en 1986, en una carta al director publicada en EL PAÍS y dirigida a Ian Gibson, al que acusa de subestimar sus relaciones con el poeta, “como si se hubiera tratado de una azucarada novela rosa”.

La relación entre estos dos genios se dio, con altibajos, entre 1923 y 1936, y dio pie, colaboraciones artísticas aparte, a un intenso epistolario, una particular conversación iniciada en 1925 y que, por vez primera, puede leerse en su conjunto en Querido Salvador, Querido Lorquito (Elba), gracias a la labor del periodista Víctor Fernández.

Tan hábil como meticuloso, Fernández (que ha recuperado la erudita edición de las cartas de Dalí que anotó el estudioso Rafael Santos Torroella) ha reunido además la correspondencia que Lorca mantuvo también con el padre y la hermana del pintor, Ana María Dalí, y con Lidia de Cadaqués, extravagante personaje que se creía la reencarnación de La ben plantanda de Eugeni d’Ors. Tampoco es tanto epistolario. De la cartas del pintor al poeta aún han sobrevivido una cuarentena; de las de Lorca a Dalí, apenas siete. Fernández cree que la explicación a la diferencia aparece si se busca a la mujer. En este caso, a dos: “Una es Ana María, que vendió mucho material de archivo de su hermano tras la Guerra Civil; la otra es Gala, que por celos destruyó otras muchas; entre los papeles de García Lorca ha sido hallada una anotación que reza: “Gala no me gusta”; luego se sabe que Lorca era uno de los temas no gratos en casa de los Dalí cuando estaba Gala; entre los papeles del pintor hay cartas de Lorca recortadas con tijeras; a esa documentación tenía acceso poquísima gente, entre ellas la mujer del pintor”, sitúa Fernández.

Tras esas desapariciones está, según el compilador, la sombra de una pulsión homosexual. La correspondencia, pespunteada de dibujitos de uno y otro y de postales retocadas, “es un juego de seducción: Lorca da lo mejor de sí mismo, tratando de encandilar con su palabra a un Dalí que quiere estar a la altura intelectual del poeta. Uno intenta atrapar al artista en su tela de araña; el otro deja hacer hasta cierto punto”, opina Fernández.

No hay nada explícito en las cartas, ni tan siquiera una mención a la joven Margarita Manso, con la que Lorca mantiene relaciones sexuales a petición del propio Dalí, voyeur de un encuentro que fue una condición que impuso el pintor para mantener relaciones con el poeta. El sacrificio de García Lorca no sirvió de nada porque Dalí siguió sin ceder, en especial durante la segunda estancia del poeta en Cadaqués, en 1927, como después haría público en una soez entrevista con Max Aub.
El pintor surrealista, sin embargo, se sabe atractivo a los ojos del poeta y juega varias veces con las referencias sexuales. Lo practica incluso en una carta de principios de septiembre de 1928 en el contexto de una dura crítica literaria que el pintor hace a Lorca sobre su recién Romancero gitano (ver despiece).

Algunos estudiosos quisieron ver en esa misiva el inicio del final de la relación. “No hubo ruptura sino distanciamiento”, apunta Fernández, quien recuerda que hay correspondencia posterior y cita una carta en la que Lorca se ríe del pequeño timo que un Dalí necesitado de dinero intentó perpetrar contra los padres del poeta bajo el pretexto de que aún no había cobrado como escenógrafo de la obra de su hijo Mariana Pineda.

El distanciamiento sería aprovechado por Luis Buñuel, a su modo celoso, que va haciendo “una labor de zapa en esa relación”; el cineasta, hasta entonces con escaso eco intelectual y popular, acabaría realizando con Dalí el guion de Un perro andaluz, título en el que Lorca siempre se sintió aludido.
El mecanicismo, las películas de Buster Keaton, recomendaciones literarias de todo tipo (con referencias a Joyce incluidas) y explicaciones de cómo van sus respectivas obras, algunas comunes, van desfilando por las páginas de la correspondencia, que Fernández ha trufado con algún inédito, como un dibujo que el propio Dalí pidió que se llamara Lorca Dalí (1926), o una hoja de carta de la finca de Coco Chanel, donde se hospedó Dalí, de 1938, y en la que el artista dibujó una cabeza del ya asesinado García Lorca. “El poeta empezó a aparecer en dibujos suyos tras su muerte”, explica Fernández.
Defiende el compilador que Dalí tuvo una época lorquiana que dio frutos en doble sentido. En Lorca: una Oda a Salvador Dalí, publicada en la Revista de Occidente (y en apéndice en el libro): “Lorca no hizo nada así por nadie más”; Dalí, por su parte, habría reflejado al granadino en las pinturas La academia neocubista y en La miel es más dulce que la sangre, este último un cuadro en paradero desconocido pero del que el libro recoge un esbozo. Como obra en común quedará la pieza teatral Mariana Pineda, con figurines del pintor.

A Dalí le quedó la sensación de que podía haber evitado quizá la muerte de Federico. “Creía que no insistió lo suficiente para que le acompañara a Italia en 1936”. Cuando murió su esposa Gala, en 1982, Dalí se enrocó mentalmente y viajó a su juventud en la Residencia de Estudiantes, donde en 1923 conoció a Lorca y a Buñuel. En los huesos, negándose a comer, con 34 kilos, una de las enfermeras que atendió a Dalí en ese final dijo que en todo ese tiempo sólo le entendió una frase: “Mi amigo Lorca”.
 
(nota calcada del sitio "el país".)

lunes, 17 de junio de 2013

Miguel Bosé pierde el estilo

El cantante español Miguel Bosé ridiculizó hoy a periodistas peruanos que siempre preguntan a los artistas sobre cuál es su plato “preferido” de la cocina local y los llamó a evitar formular esas interrogantes que “son para niños”.
 En una conferencia de prensa, Bosé respondió a los comunicadores de espectáculos “lo que tienen ustedes que hacer es desechar, de una vez, esas preguntas que se le hacen a una niña o niño de 12 años, de cuál es tu color preferido”.
Consultado sobre la comida peruana, el artista hispano respondió que “no sé lo que es el pisco sour (bebida de aguardiente de uva, jugo de limón, y clara de huevo) ni el cebiche”, lo que desató el murmullo de la concurrencia que se percató de la ironía.
“¿Alguien se cree lo que me está preguntando?”, indicó Bosé, al recordarle a una periodista de televisión que tiene en su casa una cocinera peruana que le hace platillos de la culinaria de este país sudamericano.
“Imagínese si no conozco la comida peruana; imagínese cuántas veces me he emborrachado con pisco sour desde hace 37 años. ¿Es eso lo que usted quiere saber?, ¿lo que quiere que le cuente?”, señaló en tono burlesco y fastidiado.
El cantante de “Morena mía” y “Te amaré” paseará por la ciudad entre el lunes y martes de esta semana y el miércoles ofrecerá un único concierto en el Jockey Club de Lima.


(nota en el sitio 24 horas.)

domingo, 16 de junio de 2013

BODEGÓN

apenas un plato de habas
en el fogón, en la puerta
la palma de un pordiosero,
el tiempo.

apenas en la alacena
veneno para roedores,
reptiles, moscas y cucarachas,
la sed.

apenas en los ojos
un lápiz negro que acentúe
la expresión, el hambre, la noche,
la despedida.

apenas en la estantería
dos cristales, una cuchara,
un mantel individual,
un picaporte.

apenas en la sien derecha
un clavel, en la solapa
un broche con la inscripción
fin.

sábado, 15 de junio de 2013

Cómo hacerse odioso sin morir...

Esa mañana tenía que ir a Helios para hacerme un análisis de sangre y de paso retirar la medicación del mes, todo en el mismo lugar, practiquísimo. “Durante el ayuno —me dijo una vez una extraccionista—, está permitido tomar agua o cualquier infusión sin azúcar, lo cual, inclusive, facilita la extracción porque hace que la sangre fluya mejor.”
Me levanté temprano y tomé un vaso de agua, pero por si acaso preferí no tomar los mates mañaneros, lo único que me despierta bien y me pone de buen humor. Antes de salir verifiqué que en el sobre donde meto todos los papeles médicos estuvieran la orden de la infectóloga para los análisis y el comprobante del último pago del monotributo. Cuando ordeno papeles de cualquier tipo, me invade una sensación de aturdimiento. El sobre se había ido llenando de viejos recordatorios de turnos con la infectóloga, la dermatóloga, la psiquiatra...; órdenes de análisis y recetas vencidas y las indicaciones para tomar medicamentos que ya no tomo, los comprobantes del pago de monotributo de los meses anteriores. No tiré nada (como estaba medio dormido tenía miedo de equivocarme y tirar algo que necesitara), ordené todo por fecha y salí.
Ya sentado en el colectivo, cuando fui a sacar el libro que siempre llevo para leer en el viaje y en la sala de espera, me di cuenta de que me había olvidado el maldito sobre. No podía volver a buscarlo porque llegaría tarde, así que decidí seguir. Como en Helios tienen todo informatizado tenía la esperanza de que igual me hicieran el análisis y me dieran los medicamentos.
Llegué, introduje mi número de DNI en la pantalla táctil, seleccioné los ítem “Laboratorio” y “Farmacia” y me senté a esperar. No tuve tiempo de leer; apenas observé que en cada uno de escritorios de las recepcionistas había un florerito con flores nuevas, escuché mi nombre.
Le conté a la recepcionista que me había olvidado todos los papeles y me dijo que no había problema, que la orden la tenían registrada en la computadora, pero que esa misma tarde tendría que mandarle el comprobante de monotributo por fax, porque vencía el 20 y ya era 21. “¡Esta misma tarde!”, repetí malhumorado, nunca me gustó mandar fax, y para hacerlo tenía que ir a un cíber. “¿Pero no hay tres meses de tolerancia para el pago de monotributo?” “No.” “Mirá qué interesante para investigar... Pregunto porque soy periodista: ¿si no tenés el monotributo al día te podés estar muriendo de sida y no te atienden?”, digo con un tono más patético que el del más patético periodista de la corpo. Sé que nadie “muere de sida”, pero espontáneamente me salió esa frase teñida de dramatismo. ¿Qué pretendía conseguir? ¿Que me eximiera de tener que mandarle un fax? Aunque me había olvidado los papeles, me hicieron los análisis y me dieron los medicamentos. ¿Qué más quería? “Son las instrucciones que nos da la obra social”, me contestó ella siempre amable, como lo son todas las recepcionistas de Helios, sonrientes, lindas y perfumadas como las flores de su escritorio.


(crónica de Pablo Pérez, "flores nuevas", en el sitio "soy", Clarín.)

viernes, 14 de junio de 2013

Amalia Bautista (1962 )

La foto
 
 
Hazme una de esas fotos que tú haces,

empaña el objetivo, desenfoca

lo justo y mide mal la luz. Ahora

que está cayendo el día no es difícil

salir favorecida. Que los rasgos

se suavicen, que todas las arrugas

del alma y del contorno de los ojos

desaparezcan y que quien me mire

piense que puedo merecer la pena.

Y sobre todo, que lo que emocione

de esa foto no sea yo, que salgo

allí, sino tus ojos que la han hecho.
 
 
(texto tomado del sitio 'la petite école')

 

 

 

jueves, 13 de junio de 2013

Orlando Guillén (1945 )



Tururúctuc

(fragmento)

Capa de sangre derramada sobre los hombros
De
La
Rosa
De
La
Noche
Porque comienza a amanecer
Y hace frío
Sobre los huesos
De las almas
Que cobija
El espíritu de la muerte
Con un soplo de vida
Que estremece. En esta madrugada
Al rojo vivo
Tururúctuc
Que parece brazo
Que en adiós se circuncida
Y omite una mano como quien dice
«Para siempre
Y hasta el pie»
Y acumula así
Hojarasca inmortal
A los pies del arbusto de los días
Mortales acarreando cubetas
Del pozo a la raíz amarga
Que nutre de otros
Oros
La maceta de tu día
Con los pies...
En esta madrugada y por un vuelo de pájaro
Nomás
Le vi la pata efímera
A lo
Eterno
Tururúctuc
Y le di cuerda
Al revés
Pero no se lo dije a nadie
Ni siquiera a la
Belleza
Tururúctuc
Porque el rey viejo que encontré
Subía llorando la cuesta
De Las Aceitunas
A gatas
Como cualquier animal del tiempo
En que
Otros animales
Gobernaban
El
Tiempo
Y los soles de la
Noche
Eran como culebras
Entre las piedras de los rayos
Negros
De un negro tururúctuc.
Si mi sombra se adentra
Sin huella en el
Tiempo
Dactilar
O muchedumbre de los astros
O torre que se levanta
Donde se levanta las faldas la tumba
De los templos es
O es donde una muchacha se descalza
La falda de los pies
Antes de zambullirse en mis propósitos
Tiernos
Y deja maldita la sandalia
Y soy un beso violáceo
En el ombligo de una
Furia
Tururúctuc.

Viento que no te has de reconciliar
Con la alharaca gallinácea
De la loma del monte
Abusa ahora que puedes de las mujeres
Que tropiezan cayendo alborotadas
Por la garra de tigres de tu garra
Espléndida de jades
Y corta la cabeza
De tu madre
Y álzala como un canto
Que gorjeara
Viejas silvas apócrifas
Tururúctuc.

Con los ojos que son del otro reino
Reina en este. Reduce las onzas
De tu peso al peso nuestro
Y vive de nuevo entre nosotros
Oh poeta Qué digo Oh profeta Qué digo
Oh monte de cabeza Oh cachimba
Que fuma culpa que no puede recogerse
Como refajo en el perdón
Del fratricidio
Qué digo que se va con el humo
Tururúctuc
Igual que el ramo de las aguas
Oh florero no puede
Recogerse en gotas
Insepultas
Y se te llueve por dentro
Como llueve por fuera
La cabeza de tu padre
Recién cortada
Del jardín sepulto de la inocencia
De las aguas
Que te proclama rey de pasmos
Ala de bisagra o mariposa de burlas
De 2 muertes en 2 vidas
Vividas
Cada una de ellas
En el Otro
Abre la puerta
De la tumba y entra en vida
Extranjera
Tururúctuc. Comprenderás
Que no hay
Frontera. Que se mamó el puta
Becerro
E iba briago de chiche
En chiche
Hasta que la vaca que lo parió
Quedó en pellejos
De la vaca
Nana.
«¿De qué misterio
Toro
Eres embajada de babas
Soberano
Pendejo
Que así hociqueas?» dijo el becerro
Tururúctuc
De oriplata
Harto de progenitura. «Desembucha
Sáltate las reglas
Aritméticas
De la orografía del alma ajena
O atorníllala
Al cadalso
De las grandes multitudes
Que caen bajo el brazo
Como capucha de
Verdugo
Ignoto de
Aquel cuyo rostro
No puede verse
Sin morir
Pero que nadie ha visto
Y sin embargo ha muerto
Sin capucha». No compro
Nada y mi casa no es mercado
Tururúctuc.

Después de lo referido
Loable inobediencia a la orden
De no comer de aquellos panes
De piedra
Que ningún rey sabe ya quién
La dio. Comió
Y dejó comer las migajas al ganado
De los inmortales
Que para nutrirlos era mortal.
«Yo soy
Un astro de sangre
Tururúctuc
No sangre de los astros
Tururúctuc
Y sangro piedras de astro si me hieren
Tururúctuc
A traición. Yo soy
Un sol Melenas que se hace el jaraquiri
Y apenas si se rasca
El ombligo de oro bruto
Tururúctuc.
Porque el amor
Caerá de frente
Como quien no se cuida
De espaldas
Con todo y pala panadera en el
Horno
Para satisfacción
Del populacho
Que le envidia
Y viéndolo amante reincidir
Lo sabe siempre
Vulnerable
Y combustible». Mató aquel día
80 sacerdotes y sacrificó el humo
De su entraña
A la sacerdotisa pura y la liberó
De virginidades ciegas. Al día siguiente
Mató a los magos
Tururúctuc. A los que encontró
A su paso y a los que de nada les valió
No salir de casa. No
Dejó ese día mago con cabeza
Tururúctuc.

La ciudad de la tribu tiene alas
Recientes y las viejas
Recuperada la libertad
Se refocilan sueltas
Y en brama
Por el gran desván que gime
De la
Noche
Sin estrellas. Toda siembra de amor
Tiene las alas
Viejas y de las nuevas se sirve
Solamente
De abanico y de solaz
Y para atizar el fuego
De los fogones
Mutuos
Cuando los retoños crecen
Y se multiplican
De su fuelle. El amor
Es una máscara
Que cualquier cara se pone
Menos
La de los hipócritas
Porque máscara no come máscara
Y sólo ella es verdadero
Tururúctuc.

Así se presentaba todo a nuestra llegada:
Hermoso y lleno de muertos
Pero quizá era demasiado temprano
O demasiado tarde
Según se viera. No estábamos
Para sutilezas. La luna escondía la cabeza
Debajo de las sábanas negras
Que parecía una C con Cedilla de plata
Tímida. Impacientes
Plátanas esperaban su turno
Entre los símiles
Tururúctuc de la muerte pálida
Y mi amada a mano
Empezaba
A quitarles las cáscaras superfluas
Para dejar su luna brillar
Perfecta como el muslo tunco de una
Joven promesa
De la
Noche
O como la ojiva de un misil
Que implota
Y pinta de blanco
De un brochazo
Las paredes rapidísimas de la
Noche de los
Muertos
Tururúctuc.

Un dios supérstite se complacía
En flechar pájaros
Por la cuenca
De uno sólo de los ojos
De modo que los dejaba tuertos
Unos del lado izquierdo
Y otros del derecho
Y los signaba guías
De cada uno de los flancos
Del rebaño de las alas
A pesar de lo cual o quizá por eso
Tropezaban
De frente
Y caían de lado sin bajar del cielo
Porque el cielo
Era la tumba del dios por capricho
De los pájaros y a los pájaros al vuelo
No les apestan los sobacos
Como al dios a la intemperie etérea.
Así bajaban
A tu corazón
Las esperanzas vacantes por en medio
De ambos laterales
Un ojo de una y otro de otra
Por el pasillo túnel de las venas
Negras
Que pillaban casa en los latidos
Del dios muerto
Cuando a ti
Las esperanzas jamás te fueron
Pábulo
De cielo. Eras
Lo que eras y serías lo que
Tenías
Que ser
A tuertas y a derechas
Desde lo párvulo en la nube prieta
Porque
Amor y sueño por arriba
Tu puerta se abría
A todo horizonte tururúctuc
Por exceso
Y por defecto
Desde abajo a la
Otra punta del ala de la vida
Arrastrando la pata
Y la cobija
De la
Noche
Que sonora titila
Manto
Que canta
Tururúctuc
Manto de tiniebla cosido
Con los ojos de las muertas
Tururúctuc
Que envuelve en quietud viva a las estrellas.
 
 
(trozo del poema Tururúctuc, reproducido del sitio 'ámbar y spunk'.)