domingo, 17 de marzo de 2013

TODAVÍA NO

Aunque sonámbulo el cuerpo
no pisa brasas ni se ensarta
púas en zonas vitales;
eso se lo deja al sueño.

Aunque el cuerpo busca abrigo
entre los rescoldos del pasado,
de la casa, de la noche,
nadie sino él sabe que no.

Aunque despierte a media noche
a oscuras busca la sed,
estira la mano sin hallar
el roce quedo de su suerte.

Fuera de sí a tientas quiere
adivinar la posición astral
favorable, la clave Morse
que al fin se exprese.

Y antes, mucho antes que amanezca,
encuentra la posición exacta,
por fin, el descanso procurado,
la paz a sí regateada.

No hay comentarios: