domingo, 10 de marzo de 2013

ENTIENDO QUE...

Entiendo que la cama amanezca
revuelta,
entiendo que el cielo amanezca
borrascoso,
entiendo que el escritorio, la estufa,
la pantalla amanezcan igual,
el caos,
entiendo que los pelos del casquete
amanezcan enmarañados;
pero que no respondas
al sol, al frío, a mis tendones,
a mis tics, a mis pasos,
a las cervicales,
a las puertas entornadas,
a mis latidos,
a mis omóplatos sedientos,
a la tierra que te llama,
a mi silencio, a mis manuscritos,
a mis conjuros,
a mis poros abiertos, a mi aparente
indiferencia, a mi nombre escrito
en el viento. No sé.

No hay comentarios: