miércoles, 6 de febrero de 2013

Muñoz Molina con Daniel Barenboim

Un grupo de destacados intelectuales han solicitado al escritor y miembro de la Real Academia Española Antonio Muñoz Molina que no acuda a recoger el Premio Jerusalén el próximo 10 de febrero ya que consideran que desde la alcaldía de esa ciudad se promueve "uno de los sistemas de Apartheid urbano más crueles del mundo".
La carta está firmada entre otros por el co-autor de la Declaración Universal de los Derechos Humanos Stéphane Hessel, el cantante de Pink Floyd Roger Waters, el director de cine Ken Loach, el escritor y dramaturgo John Berger, el escritor y columnista Luis García Montero, la autora norteamericana Alice Walker, el guionista británico Paul Laverty y el poeta surafricano Breyten Breytenbach.
El premio Jerusalén, dotado de una asignación económica de 10.000 euros, es un galardón patrocinado por la Municipalidad de Jerusalén que los autores de la carta califican de "cerebro e instrumento de la colonización ilegal de Jerusalén Oriental". Según los firmantes el alcalde de Jerusalén, "que auspiciará la ceremonia de entrega es responsable del diseño y desarrollo de uno de los sistemas de Apartheid urbano más crueles del mundo, de la demolición ilegal de casas, confiscación arbitraria de propiedades, supresión sostenida y sistemática del desarrollo económico, social y cultural en los barrios palestinos".
Como artistas, señala el grupo de intelectuales, tenemos "la obligación de revelar al público lo que los opresores intentan mantener oculto, renunciar a que les hagan cómplices de sus violaciones y crímenes, y reclamar en voz alta: Justicia, Libertad y Dignidad para los oprimidos".
Los firmantes solicitan a Muñoz Molina que "reconsidere su posición y renuncie al Premio Jerusalén" , tal como indicó el movimiento global de Boicot, Desinversión y Sanciones contra el Apartheid israelí". La iniciativa ciudadana israelí "Boicot desde dentro", ha denunciado que la Feria del libro de Jerusalén, en cuyo marco se entregará el premio, constituye "una ocasión propagandística para promover la imagen de Israel y presentarla como modelo".
Esta organización también ha declarado que, de aceptar el Premio, el autor de Sefarad "será cómplice de los crímenes de Israel contra los derechos humanos y de su política del "aquí no pasa nada". Dos grupos propalestinos, la española Red Solidaria Contra la Ocupación de Palestina (RESCOP) y la Campaña Palestina de Boicot Cultural y Académico contra Israel (PACBI), pidieron el pasado día 28 al escritor que renuncie a recoger el premio literario Jerusalén en esa ciudad.
Muñoz Molina subrayó que en Israel "hay muchas personas y organizaciones que militan a favor de la paz", y puso como ejemplo la orquesta del famoso director Daniel Barenboim que agrupa a músicos israelíes, palestinos y españoles. "Elijo estar de parte de esa gente antes que boicotear a un pueblo entero", añadió el escritor, quien lamentó que "en España a veces no se distingue entre qué es ser judío o israelí, o entre el estado de Israel y las políticas concretas del Gobierno israelí de cada momento".
Antonio Muñoz Molina recalcó cuando anunció su intención de acudir a recoger el premio que hay que distinguir entre un estado y las políticas concretas de sus gobiernos y añadió que "a veces se olvida que Israel es una sociedad plural en la que hay voces que están en contra de las políticas del Gobierno israelí en los territorios ocupados". El miembro de la Real Academia afirmó además que se trata de un asunto "muy delicado" y que desea evitar entrar en un cruce de declaraciones y contradeclaraciones.
El escritor, que es profesor de la New York University, es autor de obras como El jinete polaco, Sefarad o Plenilunio y recogerá el premio el próximo 10 de febrero, en la inauguración de la feria internacional del libro de Jerusalén, en un acto en el que participará el presidente israelí, Simón Peres, entre otros.


(nota de Efe tomada íntegra del sitio "Público".)

No hay comentarios: