martes, 26 de febrero de 2013

La cuña aprieta

El Gobierno de Enrique Peña Nieto ha dado este martes un tremendo golpe de efecto para dejar claro que soplan nuevos vientos de cambio en México con la detención de Elba Esther Gordillo, líder vitalicia del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), el más grande de América Latina con más de un millón de miembros, y una de las personas más poderosas del país en las últimas dos décadas. La Maestra, como se le conoce, fue detenida en la tarde por policías federales en el aeropuerto de Toluca, capital del Estado de México, acusada del desvío de fondos del sindicato a través de numerosas operaciones bancarias irregulares entre los años 2008 y 2011.
El procurador (fiscal) general de la República, Jesús Murillo Karam, informó en conferencia de prensa de que la presidenta del SNTE se beneficiaba de una trama para el desvío sistemático de los recursos del sindicato y de lavado de dinero. Otras tres personas que participaban en ese esquema delictivo, Nora Guadalupe Ugarte, Isaías Gallardo y José Manuel Díaz Flores, realizaron decenas de transferencias por más de 2.000 millones de pesos (más de 120 millones de euros) a cuentas bancarias de Estados Unidos, Suiza y Liechtenstein. Posteriormente, ese dinero era retirado mediante cheques y servía para realizar pagos en una cadena de tiendas de lujo norteamericana y en una clínica de cirugía estética también en EE UU, para la compra de dos casas en California y obras de arte, o para pagar la propia tarjeta de crédito de La Maestra, entre otros destinos.
Murillo Karam afirmó que la detención de Gordillo demuestra que con el nuevo Gobierno “nadie está por encima ni al margen de la ley”. La investigación sobre el desvío de los fondos de los maestros mexicanos ha sido llevada a cabo por la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda. El procurador apuntó también a un posible delito contra la Hacienda pública por parte de la líder sindical al mencionar que las cantidades pagadas por ésta en impuestos en los últimos años eran muy inferiores al volumen de dinero que manejaba, descubierto ahora.
La detención de la Maestra se produce justo al día siguiente de que el presidente Enrique peña Nieto promulgase la reforma educativa, primer paso de la agenda de transformación del país recogida en el Pacto por México firmado por las principales fuerzas políticas, y al que se oponía frontalmente Elba Esther Gordillo. La iniciativa legal contempla la reforma de la carrera docente, un sistema de evaluación de los profesores y un censo del número de maestros, tres medidas que socavaban el poder de la líder del SNTE.
La Maestra dirigía también de forma indirecta el partido Nueva Alianza, cuya alianza con el PRI se rompió a comienzos de la pasada campaña para las elecciones presidenciales, y ella misma fue durante años dirigente del viejo partido. Su detención recuerda inevitablemente al arresto del líder del sindicato petrolero Joaquín Hernández Galicia, apodado La Quina, por el ex presidente Carlos Salinas de Gortari en 1989 a los pocos meses de subir al poder y que ha quedado para la historia política de México como El Quinazo.


(Efectivamente, lo de EPN es un golpe "efectista". Nota clonada del sitio "el país", autor, Luis Prados.)

No hay comentarios: