jueves, 31 de enero de 2013

Universidad de Harvard: sin códigos de ética

México, D.F.- El poeta Javier Sicilia y el analista político Sergio Aguayo retaron una vez más a la Universidad de Harvard a responder si el expresidente Felipe Calderón cumple con los códigos de ética necesarios para ofrecer conferencias en esa institución.
En una segunda carta dirigida al director de la Escuela de Gobierno Kennedy, David Ellwood, Aguayo y Sicilia criticaron la omisión de aquel en el tema de las víctimas y la violencia en México durante el sexenio calderonista, para no dar respuesta a los cuestionamientos que hicieron en su primera misiva, enviada el pasado domingo 13.
“Como testigos cercanos de ese horror sabemos que el drama más terrible es el de los desaparecidos: se castiga con el desprecio y el olvido a quien se desvanece de un día para el otro y, con el suplicio de no saber dónde se encuentra, se deja a sus padres, esposas, hijos, amistades y a un país entero. Ningún Estado democrático que se respete –y ese no fue el de la administración de Felipe Calderón–, puede estar en paz sin saber dónde se encuentran más de veinte mil de sus ciudadanos.
“Esa realidad, que usted se obstina en ignorar, dejó sin responder en su carta del 17 de enero”, se lee en la carta.
Como responsables de la creciente violencia en México, el líder del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad y el profesor-investigador del Centro de Estudios Internacionales de El Colegio de México señalan no sólo al gobierno de Felipe Calderón, sino a las autoridades de Estados Unidos por permitir la venta y el tráfico de armas y municiones.
“La degradación de la vida pública tiene su origen en la recurrente impunidad de los violadores de derechos humanos en México. Para ello, han contado con el respaldo de buena parte de las élites estadunidenses que, en la mayoría de los casos, han preferido ignorar o minimizar las ejecuciones extrajudiciales, los fraudes electorales, los secuestros y las desapariciones”, denuncian en la misiva.
Añaden:
“Una parte de Estados Unidos ha hecho invisible la tragedia mexicana y su papel en ella. Un ejemplo actual es el debate sobre armas entre el gobierno del presidente Barack Obama y la Asociación Nacional del Rifle. Ninguno de ellos menciona el inmoral e ilegal contrabando de armas estadunidenses a nuestro país. Para ellos, no cuentan quienes mueren o son heridos con balas y rifles norteamericanos en México”.
Además, denunciaron que la lista de las personas desaparecidas desde 2006, que presuntamente la Procuraduría General de la República (PGR) compiló y que se dio a conocer a pocos días de que concluyera la gestión de Calderón, desapareció de los archivos oficiales.
“El 29 de noviembre nos enteramos que la Procuraduría General de la República tenía un listado de más de 25 mil desaparecidos. A Felipe Calderón le quedaban dos días como presidente y hubiera podido ordenar que la lista se hiciera pública. Su única respuesta fue el silencio que todavía mantiene. Entretanto, hemos sido informados verbalmente que esa lista desapareció de los archivos de la Procuraduría”.
Al finalizar su carta, Sicilia y Aguayo confiaron que la atención que ha despertado la presencia del exmandatario mexicano en la Kennedy School como beneficiario de una beca sirva para avivar el interés sobre lo que pasa en México.
“Ojalá que en la Universidad de Harvard se organicen, durante 2013, coloquios, conferencias y proyectos de investigación sobre la epidemia de violencia que devasta a México y las responsabilidades que Felipe Calderón y la administración de George W. Bush y de Barack Obama tienen en nuestra tragedia”.


(nota reproducida del sitio "apro".)

No hay comentarios: