domingo, 16 de diciembre de 2012

EL BUZÓN

Coge una esfera decorada
pero le estalla en las manos:
le detectaron el mal en el pecho.

Decide que la escarcha de utilería
irá junto a la estrella,
pero la saca en llamas
del empaque: hace días la diagnosticaron.

Busca el acetato de villancicos
que le regalaron hace tiempo,
pero el fonógrafo perdió movimiento,
extravió el paso.

En el buzón le espera una tarjeta
decembrina, otra de crédito,
el recibo del cable
y una amenaza anónima.

Antes del anochecer los vecinos
no escucharán la detonación
pues optó por el discreto raticida.

No hay comentarios: