sábado, 10 de noviembre de 2012

Bryce Echenique sí tuvo madre

Barcelona. El escritor peruano Alfredo Bryce Echenique repasa la historia de tres generaciones en su nueva novela, Dándole pena a la tristeza (Angrama), en la que aprovecha para adentrarse en las "entrañas" de su propia familia.
Con dosis de realidad y ficción a partes iguales, Bryce Echenique narra el "ascenso y la caída de una gran familia de Perú", una analogía de lo que le ocurrió a sus antepasados, ha explicado el autor este jueves en rueda de prensa en Barcelona.
El libro está repleto de anécdotas del patriarca Tadeo de Ontañeta, quien lleva la fortuna a la familia, y de sus predecesores, que serán los encargados de destruir todos los privilegios conseguidos y "despilfarrar todo el dinero conseguido por el abuelo". Bryce Echenique (Lima, 1939) opta por narrar la decadencia de sus antepasados sin perder la ironía, huyendo de la melancolía y el dramatismo, porqué "las familias decadentes saben reírse mucho de si mismas", ha añadido.
El autor, que ha confesado que nunca empieza a escribir una novela sin tener antes claro el título, ha revelado que fue una trabajadora doméstica de su casa en Lima la que le proporcionó la idea de su último trabajo hace 40 años: "Un día, estando ella ya jubilada, le pregunté como se encontraba y me respondió que estaba igual que siempre, dándole pena a la tristeza.
Y retuve esa frase hasta el año pasado". Fue entonces, en verano de 2011, cuando Bryce Echenique decidió dar forma al título que había estado guardando en su mente durante cuatro décadas y empezó a escribir su obra, auque antes se preparó "leyendo muchos libros de historia de Perú y grandes novelas de familias que vienen a menos".
Bryce Echenique tiene en mente escribir una nueva novela que se base en sus recuerdos de infancia, especialmente en los veranos transcurridos en la pequeña península de La Punta, junto a su familia: "Hasta que no tenga el título claro no voy a empezar con un nuevo trabajo. Aunque mi idea es llamarlo La Punta Madre", ha bromeado. "Tengo decenas de recuerdos de mi madre en La Punta, casi todos ellos muy dulces", ha añadido Bryce Echenique, añadiendo que su nuevo trabajo sería también un homenaje a sus antepasados.


(El autor peruano, ninguneado y vilipendiado en México por acusaciones de supuesto plagio y por el premio de  la FIL de Guadalajara, se burla de sus críticos al observar que él no movió un dedo para la distinción ni para recibir el cheque de 150 mil dólares, ya que se lo entregaron en casa en una ceremonia íntima y cálida. Nota calcada del sitio La Vanguardia.)

No hay comentarios: