domingo, 30 de septiembre de 2012

Jane Kenyon (1947/1995 )

La camisa

 La camisa roza su cuello
 y se alisa sobre su espalda,
 se desliza por sus costados,
 e incluso baja más allá de su cinturón,
 dentro de sus pantalones.
 Afortunada camisa.

 The shirt

The shirt touches his neck
 and smooths over his back.
 It slides down his sides.
 It even goes down below his belt--
 down into his pants.
 Lucky shirt.


(textos entregados generosamente por el traductor Hilario Barrero para el blog.)

sábado, 29 de septiembre de 2012

Pizarnik, andrógina

Alejandra, para y desde siempre adorada, qué decir sobre Ti que ya no hubiera dicho. Tantos recuerdos acrecentados por la memoria durante aquel transcurrir de fiesta delirante como llamabas a nuestras noches sin fin, cuando yo todavía era tu “ángel de los Urales” rebautizado por Olga Orozco, a causa de mi altura. Ella muchas veces venía a recitar con el trueno de su voz poderosa poemas tuyos o de ella, aún inéditos. Material que ibas a reunir en tu último libro: El infierno musical o parte del insólito barroco delirante de La Bucanera de Pernambuco.
Personalmente aún podía resistir el frenesí de tres días sin dormir, explorando juntas esos umbrales ilícitos donde residen Milosz-Trakl-Esenin-Paz-Nerval-Artaud-Rimbaud o la condesa Erzsebet Bathory, alimentándose de jóvenes doncellas, fascinada por una amazona vampira visitándola en su lúgubre castillo cada medianoche según contaba Valentine Penrose en La condesa sangrienta, libro encontrado como una revelación durante tus andanzas por las librerías de viejos a orillas del Sena, en aquella París añorada hasta la desesperación.
Penetrábamos dominios que —sí, claro— son de este mundo pero están ocultos detrás del velo opaco de la realidad que a pura anfetamina ametrallábamos.
Tu madre y entre otras amigas la exquisita Elvira Orphée se sentían felices porque alguien podía acompañarte en tus expediciones hacia el propio corazón del infinito: “Oh, la noche, la magistral sapiencia de lo oscuro...”.
Muchos temían tus llamadas telefónicas a las tres de la mañana, pero Orozco ya estaba resignada a enviarte verbalmente una renovación de cierto Salvoconducto Milagroso para seguir adelante contra toda pavura: “Yo, Olga Orozco y la Emperatriz Genoveva de Bravante certificamos que ningún cuervo o alimaña rondará la figura de Alejandra en las noches por venir”.
Eso en verdad te calmaba y te ibas a dormir abrazada al cuaderno donde habías copiado el poderoso exorcismo verbal de quien llamabas “mi madre poética”.
Exorcismos que a veces trascribíamos en los pizarrones donde tus ojos eran también la verde goma de borrar para volver a escribir nuevos poemas.
Colocabas una frase, por ejemplo: “Dije ‘yo’”, pasábamos horas deambulando entre libros y otros asuntos hasta que de pronto saltabas como una flecha para agregar: “Dije, yo, pero me refería al alba luminosa”. El poema al fin había nacido. Celebrabas, jadeando con tu voz al repetirlo como si hubieras descubierto lo que en realidad eran: juguetes o mantras de la maravilla.
Cierta noche me pediste algo secreto y a la vez tremendo. Como ya lo habías intentado sin suerte, esta vez necesitabas ayuda.
Atónito escuché la propuesta: “Podrías hacerme el gran favor de sostener mi cabeza algunos minutos bajo el agua de la pileta cuando ya adormecida por las pastillas pueda al fin partir...”.
Transformada en una Ofelia submarina, pretendías ir hacia el “Lugar del Amor” y no tan sólo de la simple muerte (L’amort). Dije que sí de inmediato, mintiéndote, con el corazón en la boca disimulando mi espanto tras la falsa sonrisa.
El haber encontrado al fin un cómplice para ese pacto ya sellado te iluminó de alegría. La certeza, en el fondo falsa, con que te había dicho “Contá conmigo” surtió efecto. Por suerte, incluso para mí, nunca volviste a hablarme de este asunto.
Poco después sobrevino tu interacción en el Hospital Pirovano de donde salías los fines de semana. Yo te esperaba en el bar El Cisne (Montevideo y Charcas). Reaparecías feliz como la recién salvada de un incendio. Subíamos al séptimo y de pronto ya era domingo y demasiado tarde, los taxis siempre más lentos que tortugas. Llegabas al “Piro en Vano”, como lo llamabas en tu incesante esgrima verbal e incluso arrabalera. Te dejaban pasar sin reprenderte porque ya sabían que eras, como diría Maiacovsky, “un sol en pantalones”
Elvira Orphée, que me confirmara la tremenda noticia de tu viaje, también logró decirme que habían estado juntas el día anterior: “Estaba radiante, encantadora como nunca”. Según Elvira se te veía tan feliz que jamás nadie hubiera imaginado lo que se avecinaba escasas horas después.
El 26 de septiembre a las 8 de la mañana una extrañamente desvelada Silvina Ocampo despertó a Elvira llorando por teléfono.
Silvina, tu amada imposible, había sido la primera en enterarse, aunque jamás le entregaran una carta donde te despedías de ella porque ya no soportabas sobrevivir sin su amor... Por algo en La Nación del domingo anterior habías publicado un poema donde de algún modo anunciabas tu partida, en frases que dejaban bien claro la decisión: “Sentada en el fondo del río ha perdido la sombra, no los deseos de ser, de perder... El caballero de las muertas de rojo ha llegado en su búsqueda y la lleva sin él... La que no supo morirse de amor y por eso nada aprendió... Ella está triste porque no está...”.
Y hoy, ya no sé cuántos años después, has regresado intacta porque nunca te fuiste en ese arcón de tesoros que fueron, son y serán tus eternos poemas: Oh, Alejandra, debajo de Ti y nosotros estás siempre: Alejandra.
Y ahora recuerdo la trova improvisada por Manuel Mujica Lainez: “Como un buzo en su escafandra y un maniático en su tic, me refugio en Ti Alejandra, mi Casandra Chic”.
Hasta luego...

Fernando


(texto de Fernando Noy reproducido del sitio "soy", Página/12, Clarín.)

viernes, 28 de septiembre de 2012

Jane Kenyon (1947/1995 )

El pretendiente

Nos acostamos dándonos la espalda. Las cortinas
suben y bajan
como el pecho de alguien que duerme.
El viento mueve las hojas del viejo boj,
mostrando sus claros reversos
al dar la vuelta todas a la vez
como un banco de peces.
De pronto, comprendo que soy feliz.
Durante meses este sentimiento
se ha estado acercando, ha permanecido
en breves visitas como un tímido pretendiente.



(texto tomado del blog de Antón Castro. Traducción de Hilario Barrero.)

jueves, 27 de septiembre de 2012

Márai bajo amenaza

En Liberación (Editorial Salamandra), su última novela publicada en España, el húngaro Sándor Márai (1900-1989) utiliza la técnica del narrador omnisciente. Con la perspectiva clásica de quien por arte de magia tiene acceso a todo lo que ocurre, pero también para meterse en la mente de su protagonista, de forma que la mirada es también la no menos frecuente del narrador en primera persona. La protagonista, Erzsébet, es una joven de Budapest, antifascista y antinazi no militante, que espera en 1945 el fin de la guerra desde el sótano en el que se hacinan en condiciones penosas decenas de personas. Por supuesto, desea que sean derrotados los ocupantes alemanes y sus cómplices húngaros, pero no tiene claro que la llegada de las tropas rusas, y el previsible cambio de régimen, vayan a suponer una auténtica liberación.
Esa misma duda asaltaba también a Márai, un escritor burgués que -por educación, mentalidad y sensibilidad- se sentía tan alejado de la utopía nazi como de la comunista, que ya por entonces habían dejado ver, ambas, su cara más brutal. “Los alemanes”, escribió constatando las atrocidades cometidas en la Hungría ocupada, “han hecho el milagro de que se espere a los bolcheviques como libertadores”. En ese sótano en el que la promiscuidad, la ansiedad y el fondo más negro de la naturaleza humana hacen que la solidaridad brille por su ausencia, y en el que el egoísmo domina la vida cotidiana, Erzsébet espera (y teme) el día en que, por fin, lleguen los rusos y la vida vuelva a una esperanza de normalidad, aun repleta de incertidumbre.
Márai se las arregló para sobrevivir con el régimen que se hundía y con el que se construyó de sus cenizas. Su enorme popularidad (comparable a la de Thomas Mann) y su prestigio literario le protegieron de la persecución del régimen fascista, pese a mostrarse su declarado enemigo y haber publicado numerosos artículos contra Hitler incluso desde antes de que éste alcanzase el poder. Su fama le sirvió de coraza durante unos años frente a nueva legalidad comunista, pero su individualismo y humanismo, y su escritura “burguesa y decadente”, resultaron a la postre incompatibles con una sociedad muy alejada de la de entreguerras que él tanto amó y plasmó en una obra literaria excepcional.
Marginado más que purgado, partió en 1948 a un exilio que culminó 41 años después, pocos meses antes de la caída del Muro de Berlín, cuando -viudo reciente de su esposa judía durante 60 años, y enfermo incurable- se saltó de un disparo la tapa de los sesos en San Diego (California). En su Hungría natal, sus libros fueron prohibidos mientras el imperio soviético siguió en pie, aunque luego fue rescatado con todos los honores, hasta convertirse en una gloria nacional.
Salamandra lleva años recuperando una obra en la que el discurso, la introspección, la reflexión, la disección de los sentimientos, el retrato de personajes y ambientes, y ese estilo ‘centroeuropeo’ que hoy fascina aunque parezca anticuado, cuenta tanto o más que la acción. Eso ha llevado a algunos críticos a sostener que, en realidad, Márai escribió durante toda su vida una única y extraordinaria novela. No creo que sea cierto, y es precisamente Liberación el ejemplo más claro de que tenía más de un registro, ya que poco hay en esta obra que recuerde a, por ejemplo, El amante de Bolzano o Divorcio en Buda, excepto el recrearse en una situación muy concreta y extraer de ella conclusiones que rozan lo universal, propias de la naturaleza humana en estado químicamente puro, con independencia del lugar y la época en que se produzcan.
“¿Vale la pena vivir así?”, se pregunta Erzsébet en la angustia del sotano. “Siento que algo va a pasar. No soy bolchevique, pero lo noto (…); los rusos aportarán algo; cuando salgamos del sótano (…) judíos, cristianos, proletarios, señores, cuando volvamos al mundo, las cosas irán mejor. Porque, si no, ¿qué sentido habría tenido todo esto?” Márai terminó su libro en septiembre de 1945, a los pocos meses del cataclismo que evocaba en él. Pero su esperanza era tibia, y la preocupación se refleja nítidamente en la impresionante escena final, cuando un soldado ruso entra en el refugio subterráneo, abandonado ya excepto por la joven y un anciano enfermo que se oculta como un camaleón. A lo largo de 22 páginas, que aún se hacen cortas, Márai describe ese encuentro tantas veces esperado, tantas veces temido, metáfora de la transición entre un pasado odioso y un futuro quizás esperanzador pero que inquieta por incierto y desconocido. Una escena magistral, sólo al alcance de muy pocos grandes escritores.


(reseña de Luis Mateos López reproducida del sitio Público.)

miércoles, 26 de septiembre de 2012

Miguel Capistrán (1939/2012 )

México, D.F. El escritor veracruzano Miguel Capistrán, miembro de número de la Academia Mexicana de la Lengua (AML), falleció la noche de ayer a los 73 años de edad.
En un comunicado, el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) expresó su pesar por el deceso del escritor y ensayista, cuyo cuerpo será velado el próximo jueves 27 en la funeraria García López localizada en la avenida Miguel Ángel de Quevedo de esta ciudad.
Con formación en Arquitectura y Letras Modernas en la Universidad Nacional Autónoma de México, y Lingüística y Literatura en El Colegio de México, Capistrán, cuya causa de muerte no ha sido difundida, fue investigador en la Hemeroteca Nacional y miembro del Instituto de Investigaciones Bibliográficas de la UNAM.
Nacido en Córdoba, Veracruz, el 8 de mayo de 1939 el escritor se distinguió por estudiar la obra del grupo de “Los Contemporáneos”, conformado por autores como Xavier Villaurrutia, José Gorostiza y Salvador Novo, entre otros.
“Es una lamentable pérdida, ya que nuestro país, ahora más que nunca, requiere de la lucidez de aquellas mentalidades que nos permitan alimentar nuestro espíritu y desarrollar la actitud crítica en todos los ámbitos de la vida”, dijo la directora del INBA, Teresa Vicencio.
En 2011, Ernesto de la Peña, Miguel Ángel Granados Chapa y Vicente Quirarte postularon a Capistrán para ocupar la VI silla de la AML, a la que ingresaría formalmente en octubre próximo.
Dentro de su obra destacan “Los Contemporáneos por sí mismos”, “Prosa de José Gorostiza”, “Crítica cinematográfica de Xavier Villaurrutia”, y antologías como “Poemas y ensayos de Jorge Cuesta” y “México se escribe con J”.
Entre otros reconocimientos, el autor de El edén subvertido. Poemas de la Revolución Mexicana, obtuvo el de “Ciudadano Distinguido” por el H. Ayuntamiento Constitucional de Córdoba (1997) y el “Premio Jorge Cuesta”, que otorgan la Universidad Veracruzana y el Instituto Veracruzano de la Cultura.
También fue colaborador en diversos programas de televisión enfocados a la difusión literaria, como “Encuentro”, que contó con destacadas figuras del ámbito intelectual, tanto nacional como internacional.
Recientemente Capistrán participó en la presentación de la exposición Borges en México, crónica visual y literaria en el Palacio de Bellas Artes, donde recordó la forma en que logró traer a México a Jorge Luis Borges en 1973. Este viernes 28 participaría en el Homenaje a Jorge Cuesta en la Capilla Alfonsina.
Su constante participación en actividades literarias, informó el INBA, demuestran su profundo interés por difundir la literatura y su gran amor y dedicación a ella.
El escritor fue colaborador de “La Cultura en México”, “Revista de Bellas Artes” y “Revista Universidad de México”. Fue becario de Estudios Lingüísticos y Literarios de El Colegio de México, y del CME, en ensayo, 1967. Colaboró en las secciones culturales de los periódicos El Universal, Excélsior, Reforma y La Jornada.


(La generosidad de Miguel Capistrán se reflejaba en la conservación de poemas inéditos y desconocidos de algunos del grupo Contemporáneos pues entregó a una revista material de Xavier Villaurrutia; de su cercanía con Salvador Novo conocía episodios y anécdotas jamás rescatadas en escritos. Sería muy ambicioso suponer que un día se den a la imprenta sus Memorias, que arrojarían luces insospechadas acerca de la vida privada de sus contemporáneos. Nota de las agencias Notimex y Apro en línea.)

Del Cuarteto Patria a BVSC

En algún momento, quizá por su costumbre de vestirse de negro y usar sombrero, quizá por el hecho de hacer música campesina –equivalente de la música country–, quizá por la ocurrencia de algún periodista que pensó que era adecuado para presentarlo a una audiencia que lo conoció a través de Ry Cooder, a Elíades Ochoa se lo llamó “el Johnny Cash cubano”. Pero más allá de eso, la importancia de este hombre que deslumbró al mundo a través del Buena Vista Social Club y que encabeza el Cuarteto Patria desde 1978 no precisa de ninguna comparación para fascinar a través del sonido plañidero y evocativo de su voz y el timbre único de su guitarra. El cuarteto representa la música tradicional de Santiago de Cuba, en el oriente de la isla, donde se origina el son. Es una música rural, cuyo sonido se basa principalmente en las guitarras, contrabajo y percusión, que tiene una característica diferente, tanto en la instrumentación como en el ritmo, de la música urbana con base en La Habana, montada sobre un sonido más orquestal y explosivo, derivado del mambo y la rumba, que originaron lo que posteriormente se conocería como “salsa”.
Lo mismo puede aplicarse a la personalidad de este músico, que retomó su contacto con la Argentina luego de varios años de ausencia, al frente de una nueva formación del Cuarteto Patria (que ya no es cuarteto, pero el nombre es una tradición que no debería cambiarse), para dar un recital en Buenos Aires en el Teatro Coliseo, y en varias ciudades del interior a las que llegaba por primera vez. Aunque es una estrella internacional, su cálido temperamento y hablar cansino denotan su origen campesino, con una tranquilidad y sencillez que ninguna agenda cosmopolita podrá sacarle, así como tampoco la costumbre de referirse a sí mismo en tercera persona, quizá como una forma de mediatizar la responsabilidad de tener que hablar de él.
Elíades Ochoa está en una posición única. Con 65 años, es lo suficientemente viejo para haber conocido de primera mano a los grandes de la música tradicional, que le “pasaron la antorcha”, en algunos casos literalmente, como Pancho Cobas cuando le confió el liderazgo del Cuarteto Patria, y lo bastante joven como para relacionarse sin prejuicios con músicos del campo de la world music e incluso del rock. También sucede lo mismo con el Buena Vista Social Club, donde fue la primera voz de varios de los temas más celebrados (y exitosos) de aquel maravilloso álbum original de 1997, como “El cuarto de Tula”, “El carretero”, y por supuesto, el “Chan Chan”, que fue estrenado en su versión original por el Cuarteto Patria con Francisco Repilado –es decir, Compay Segundo– en 1989. En el momento del lanzamiento del BVSC, Ochoa era uno de sus integrantes más jóvenes, que pasaba apenas los 50 años. Actualmente, sólo él y Omara Portuondo continúan en actividad, entre las principales figuras de ese colectivo.
¿Cómo es el trabajo que viene desarrollando en la actualidad con el Cuarteto Patria? ¿Es diferente de lo que vimos en 2001?–Ha cambiado un poco el sonido. Recuerdo que empecé con Cuarteto Patria, cuatro músicos, pero después me fui volviendo un poco ambicioso y quería que se sintiera la música más fuerte. Porque no era lo mismo bailar con la música que hacía el Cuarteto Patria, que bailar con el cuarteto más dos trompetas, más un piano. El repertorio no ha cambiado y la armonía de cada son, de cada bolero, de cualquier música que hagamos, tampoco. Eso se puede enriquecer, pero golpearlo no. El fuerte de nosotros es ése, el son, la música tradicional cubana, el bolero, la guaracha, el changuí, el afro. Podemos cambiar un músico, sacar uno y poner otro, pero el repertorio se mantiene. Ahora se va a oír cómo estoy trabajando desde hace unos años, sin golpear la armonía que lleva cada tema, pero con más fuerza. No se van a oír cambios raros, ni disonancias, nada de eso, es el son, pero con más música. Hago un solo con la guitarra y detrás de eso vienen las trompetas, entonces se escucha más fuerte y más bonito.
¿Cuáles eran las máximas figuras del son, que usted admiraba cuando empezó a armar sus primeros grupos?
–Yo oía mucho al Trío Matamoros, abrí los ojos oyendo al Dúo Los Compadres, al Septeto Nacional de Ignacio Piñeiro, y a otros, pero siempre en ese estilo. Esa gente tenía una forma de trabajar y un repertorio, y después venía la Orquesta Jorrin, la Orquesta Aragón, que tenían otra forma de trabajar. Gente como Ñico Saquito creó un estilo, si hablamos de Los Compadres de la década del ’50, también crearon un estilo. Y el Trío Matamoros, yo no soy historiador ni musicólogo pero sé oír, y el “Son de la Loma” fue uno de los que dieron a conocer el son.
¿Cómo era su primera guitarra?
–Una que me compró mi padre, pero estamos hablando de unos 55 años atrás. La guitarra aquélla era una guitarra hecha a mano, sin ningún molde, y las clavijas eran de madera, que se metían en un agujero, y cuando el agujero se agrandaba había que meterla en el agua para que la madera se hinchara y así poder afinarla. Y sin embargo, aquella guitarra era una felicidad.
Usted era de familia humilde...
–Yo creo que podría decirse que soy, no que fui. Yo sé que la vida ha cambiado, la música me ha dado la posibilidad de tener lo que yo pensé, porque siendo muy niño recuerdo que oía al Dúo Los Compadres, a Matamoros, en una radiecita así pequeña con una pila, allá en las montañas. Y a través de esa radiecita sentía a aquel grupo trabajando, esa música que salía por ahí, y yo también quería cuando fuera un hombre, tocar y ver si salía por ahí también. Y creo que sucedió, porque he llegado bastante a la radio.
¿Es verdad que tocaba la guitarra en la calle, para pedir monedas?
–Eso fue un encuentro un Día de Reyes, en una esquina del barrio donde vivía, allá en Santiago de Cuba. Nos pusimos a tocar con los muchachos del barrio, uno tocaba una latita, otro con un par de claves y yo cantando y tocando mi guitarra. Hicimos una raya con tiza y pusimos marcas de cinco céntimos, tres céntimos, para que la gente dejara caer monedas. Y empezó a llegar gente, que le llamaba la atención verme porque yo tenía prácticamente el mismo tamaño que la guitarra, y entonces dejaban caer sus monedas, además era el Día de Reyes, día de los niños. En aquel momento, para nosotros, los muchachos del barrio, salir de allí y contar y que hubiera cincuentaitantos céntimos, casi sesenta, era una fiesta. Luego ya esto se hizo un tanto sofisticado, porque me di cuenta de que llamaba la atención cómo tocaba y cantaba, y que la gente se reunía. Entonces empecé a hacerlo, pero ya no en la esquina de mi casa, me iba para acá y para allá, me fui metiendo y metiendo, y llegó el momento en que con 12 o 13 años, tocaba en todos los barrios y en todos los bares, teniendo como prioridad los bares de prostitución, porque las mujeres que se ganaban la vida de esa forma, me ayudaban mucho. Así me pasé muchos años, aproximadamente entre el ’58 y el ’61, tocando en la calle.
O sea que eso fue antes y después de la Revolución.
–Luego de la Revolución todavía estuve como dos años haciendo lo mismo. Después me avisaron, y me hicieron un contrato para trabajar ya como músico profesional en un programa campesino, Trinchera Agraria, en una emisora de radio. Pero ya ahí el Estado me daba un sueldo, tenía un salario. Y después había otra emisora de radio regional en la que me hicieron otro contrato para trabajar en un programa similar. Ya tenía dos programas de radio, y pasé a ser un artista profesional.
La Revolución cambió su forma de trabajo, y le permitió convertirse en un artista profesional. ¿También cambió la música?
–No, para nada. Hubo un momento en que la Revolución hace el Consejo Nacional de Cultura, que agrupa a los músicos que andábamos así, y después pasó a ser lo que es hoy el Ministerio de Cultura, ya se interesaban por el artista y esas cosas, pero la música no cambió. Yo cantaba el “Son de la Loma” en el ’58, y en el ’62, después de la Revolución, la seguía cantando. Los cambios en la música son problemas del músico, la Revolución no se metía con eso.
¿Cómo se produce su ingreso en el Cuarteto Patria? El grupo ya existía antes de que usted se integrara.
–El Cuarteto Patria viene del año ’39, y a mí me entregan la batuta del Cuarteto en 1978, ya el Patria tenía muchos años. Me metí y me dieron la oportunidad de hacer las cosas como yo las entendía. Y así hasta hoy.
¿En qué momento comienza a llamarse Cuarteto Patria?
–El nombre es un homenaje a una revolucionaria, Emilia García. Ella tocaba en el grupo cuando aún no tenía ese nombre; eran Pancho (Cobas) en el tres, Maduro (Rigoberto Echeverría) que acompañaba con la guitarra, y ella tocaba las maracas. Emilia tenía un sobrenombre cuando estaba en la clandestinidad, que era Patria, y después, cuando triunfa la Revolución, ella se queda en la música, que es lo que realmente le gustaba, y le pide a Pancho, el fundador del cuarteto, que quería ponerle Patria en honor a su nombre clandestino. Y así fue que pasó a llamarse Cuarteto Patria.
El papel de Elíades Ochoa como un eslabón entre la tradición y la fusión también es único. Con la misma naturalidad que interpreta la música tradicional de las décadas del ’30, ’40 y ’50 con el Cuarteto Patria, el músico se mezcla con intérpretes de distintas culturas sin perder su sello característico. Además de interactuar con Ry Cooder en el BVSC, y participar en un álbum del gran armonicista de blues Charlie Musselwhite, en años recientes Elíades ha sido invitado por el español Enrique Bunbury para su último trabajo, Licenciado Cantinas (donde interpreta el bolero “Mi sueño prohibido”), y grabado una fantástica colaboración con músicos de Mali, Afrocubismo, proyecto que había sido el concepto original para lo que luego se transformó en el BVSC.
Supongo que el fenómeno del Buena Vista Social Club le cambió bastante la vida.
–Mucho me cambió. Si antes en el año salíamos tres veces de Cuba, y hacíamos entre 15 y 30 conciertos, hoy en día estamos más afuera que en Cuba. Y el Buena Vista Social Club dio muchas posibilidades, porque se vendieron 15 millones de discos, y la película dio la vuelta al mundo varias veces, entonces los contratos son distintos, ahí la vida cambia. Esas son cosas que llegan.
Además, usted era un artista que estaba trabajando, no es el caso de otros, como Ibrahim Ferrer, que estaban inactivos y fueron rescatados por el BVSC.
–Yo estaba trabajando, ya andaba por el Caribe, por Europa y por otras partes. Justamente, a mí me hablan para hacer el Buena Vista Social Club cuando estaba en Londres, estaba trabajando y me fueron a ver allí para plantearme eso, grabar con un extranjero y tal, pero ya andaba por el mundo.
¿Cómo le resultó el contacto con Ry Cooder?
–Pues bien, sin problemas. Nos dijeron que íbamos a trabajar, y que dentro del grupo había un artista muy famoso, y bueno, fuimos a trabajar al lado de él. Lo que pasa es que ese artista famosísimo es un guitarrista excelentísimo, seguro que sí. Pero ese artista tuvo que adaptarse a los músicos cubanos, porque no conocía lo que estábamos haciendo. El tenía otra cosa, de los Rolling Stones y todo eso, entonces tuvo que adaptarse a nosotros.
¿Y la experiencia de Afrocubismo, tocando con músicos de Mali?
–Esto es algo que he dicho muchas veces, pero lo digo una vez más porque es una verdad muy grande. Fue una experiencia para mí y una experiencia para ellos, y una escuela para ellos y para mí. El deseo de hacer algo, eso que nos habían dicho que querían hacer, los cubanos haciendo música africana y los africanos haciendo música cubana, tocando juntos, fue una educación para ambos. Y siempre recordándonos que por muy extraño que sea el pase de la música, las síncopas que ellos tocan, en cualquiera de los instrumentos de ellos, en la kora, el ngoni, el balafon, está el do re mi fa sol la si. Y en mi guitarra están esas mismas notas, y en cualquier instrumento existe esa escala. Entonces sencillamente había que sentir lo que sentimos nosotros, el deseo de hacer las cosas bien hechas, y tener un poco de picardía, si se quiere, porque la música no tiene fronteras, no tiene idioma. Por el idioma no podíamos comunicarnos, era a través del sonido. Nosotros hacíamos un tumbado cubano y ellos empezaban a meterse, hasta que se quedaban. Cuando nos tocaba a nosotros meternos en algo de ellos, lo mismo.
No puedo evitar preguntarle cómo se siente cuando buena parte de los músicos fundamentales del Buena Vista han fallecido, como Compay Segundo, Rubén González...
–No pasa nada. Porque lo primero que tenemos que pensar es que artistas como ellos, como Rubén, como Compay, como Ibrahim, como Pío (Leyva), esos artistas no se mueren nunca. Esa gente siempre están vivos. Entonces, si nos ponemos a pensar eso, que se fue Compay, y se fue éste y el otro, y va a llegar el día que se va a ir Elíades también, porque yo no nací de hierro, soy de carne y hueso igual que todo el mundo, así que no se puede pensar más nada que eso, y tirar para adelante. Esa gente siempre está presente, ahí quedó una familiaridad, esa gente está en tu mente, los recuerdas con cariño. Pero es un día tras el otro, no hay otra forma de vivir la vida.


(Entrevista completísima de Claudio Kleiman en el suplemento "radar" del sitio Página/12, Buenos Aires.)

martes, 25 de septiembre de 2012

Monte Ávila, años dorados

La estadía en Buenos Aires del poeta venezolano Juan Liscano y su vinculación con la revista Sur y con Pepe Bianco, la participación de Héctor Murena en la colección de Estudios Alemanes y la dirección editorial de Héctor Libertella (quien ganó en 1971 el premio Monte Avila de novela con Aventuras de los misticistas ), así como el tiempo en que Libertella tuvo a su cargo la sucursal de la editorial venezolana en Buenos Aires, contribuyó con la presencia de colaboradores y traductores argentinos en el catálogo de la editorial venezolana. Estamos hablando de la época de oro de un sello cuyos libros circularon sobre todo en las décadas de 1970 y 1980, y que luego abandonaron las redes de distribución regular para pronto (demasiado pronto) iniciar ese circuito de culto que es el de la fotocopia y el encuadernado.
Fundada en 1968 por Simón Alberto Consalvi y Benito Milla, este último destacado editor español republicano proveniente de Uruguay, Monte Avila consiguió muy pronto hacerse de un envidiable catálogo gracias al buen olfato de sus fundadores y al apoyo financiero producto del boom petrolero de la segunda mitad del siglo XX. Mientras España transitaba la última etapa del fascismo franquista y muchos de los países sudamericanos entraban uno a uno en la oscura noche de las dictaduras, Venezuela disfrutaba en cambio de los primeros años de un largo período democrático que tenía por delante. En este contexto que la editorial nació, se desarrolló y reclutó un brillante equipo de colaboradores, compró derechos, editó y puso en circulación algunos de los más importantes libros de filosofía y literatura cuyas traducciones eran contratadas directamente por la editorial. Pensadores de la segunda mitad del siglo veinte como Louis Althusser, Leszek Kolakowski, Maurice Blanchot, Tzvetan Todorov, o Guy Debord, poetas como Rimbaud, Eliot, o numerosos trabajos de ciencias sociales y psicoanálisis... La lista es enorme. Hagamos un breve recorrido por el aporte de los traductores argentinos en el catálogo donde nos encontraremos con algunos casos previsibles y también interesantes sorpresas.
Héctor Murena, quien fuera codirector de la colección de Estudios Alemanes del sello, llevó a cabo una encomiable labor de divulgación del pensamiento germano. Como se sabe, Murena fue el primer traductor al español de la obra de Walter Benjamin al llevar a nuestro idioma un conjunto de ensayos extraídos del volumen Schriften (1955), que publicó bajo el título Ensayos escogidos en 1967 por la editorial de la revista Sur . Tres de estos ensayos integrarían el famoso volumen Sobre el programa de la filosofía futura y otros ensayos , publicado por Monte Avila en 1970, que contó con una enorme difusión regional. Pero además de Benjamin, Murena también realizó trabajos de traducción de la obra de Jürgen Habermas, Max Horkheimer y Herbert Marcuse. Dos libros de Theodor W. Adorno: Intervenciones. Nueve modelos de crítica (1969) y su biografía del filósofo danés, Kierkegaard (1971), fueron traducidos por el abogado e investigador porteño Roberto J. Vernengo. Y un tercero, Sobre la metacrítica de la teoría del conocimiento. Estudios sobre Husserl y las antinomias fenomenológicas (1970), por el músico germano argentino León Mames. El filósofo marxista (y sobre todo antisoviético) de origen polaco, Leszek Kolakowski, tuvo un lugar destacado en el catálogo de Monte Avila con Tratado sobre la mortalidad de la razón (1972), traducido por el teólogo y militante de izquierda Miguel Masciliano, y Las claves del cielo (1969), del que se encargaría ese otro integrante de la revista Sur , Norberto Silvetti Paz, quien además tradujo del alemán El futuro de nuestra sociedad (1969), un conjunto de ensayos que compiló el editor Georg Böse con textos de diversas personalidades del mundo intelectual de la posguerra.
Mención especial merece el filósofo, historiador y anarquista rosarino Angel Cappelletti, quien viviera en Venezuela entre 1968 y 1994, y cuyos trabajos de investigación en filosofía antigua y después sus ensayos sobre anarquismo son referencias académicas ineludibles. De toda su larga contribución a los estudios antiguos destaco su traducción de la Poética de Aristóteles publicada por el sello venezolano, sin duda una de las versiones más difundidas en nuestra lengua.
En materia literaria la contribución es muy enriquecedora. El poeta Alberto Girri publica Cosmopolitismo y disensión, Antología de la poesía norteamericana actual en 1969, cuya edición y traducción están a su cargo. Por su parte Raúl Gustavo Aguirre tradujo Una temporada en el infierno , Las iluminaciones y Carta del vidente de Rimbaud, y otro gran poeta, el santafecino Hugo Gola, versionó esa pequeña joya de Gastón Bachelard, La llama de una vela . Santiago Kovadloff traduce la Oda marítima de Fernando Pessoa (¿o de Alvaro de Campos?), y Enrique Pezzoni se encargó nada más y nada menos que de El bosque de la noche y Una noche entre los caballos de Djuna Barnes, y además firma la traducción de ese best seller académico llamado Teoría del símbolo de Tzvetan Todorov. A vez, Attilio Dabini, quien fuera, junto con Pezzoni, gran impulsor de la literatura italiana en la Argentina, traduce Una vida violenta , de Pier Paolo Pasolini. El mismo Héctor Libertella se encarga de Villa triste , de Patrick Modiano (1976), y Yukio Mishima será por primera vez traducido al español con Muerte en el estío y otros cuentos (1969), gracias a Magdalena Ruiz Guiñazú. La lista incluye a Enrique Luis Revol encargado de la traducción de La muerte de la tragedia (1970), de George Steiner, y otros nombres como Patricio y Estela Canto u Horacio Armani colaboraron también para la editorial venezolana. La traducción de los libros de Maurice Blanchot, tanto La escritura del desastre como El libro por venir , la firma un misterioso Pierre de Place. Ignoro si además de Enrique Tejedor, Pezzoni habrá cultivado alguna otra identidad oblicua.
Como vemos es rica la contribución de los argentinos en un sello que marcó un hito en la historia del libro en Latinoamérica. Lamentablemente, muchos de estos textos hoy son inhallables o fueron vendidos sus derechos (como es el caso de Djuna Barnes) o se han agotado y descatalogado y ahora pululan en ese circuito fantasma que es la fotocopia, o bien acumulan polvo en los anaqueles de las librerías de viejo, o sus tapas han sido escaneadas para ser vendidos a precios estelares en mercadolibre.com.
Seguro he dejado de lado, por olvido más que omisión, a otros traductores y otros libros, pero sirvan estas líneas arrancadas a la historia reciente (aunque parezca remota) para dar cuenta de una época de oro en la que una flamante editorial pública venezolana trabajó codo a codo con una talentosa generación de traductores argentinos.


(Si tienes de qué presumir es de tu ejemplar de "Sade, Fourier, Loyola", de Roland Barthes, en Monte Ávila, que ahora no hallas en el tiradero que es tu biblioteca en estos días. Nota de Gustavo Valle en el sitio "revista ñ", Clarín, Buenoas Aires.)

lunes, 24 de septiembre de 2012

Más periodistas al exilio

Xalapa, Ver.- El periodista Andrés Timoteo Morales, excorresponsal en esta entidad del periódico La Jornada y columnista del diario local Notiver, solicitó asilo en Francia, donde reside actualmente, luego de recibir amenazas, según la revista digital Era.

Con Timoteo Morales son ya 16 los periodistas veracruzanos que este año se han visto obligados a abandonar el estado, algunos refugiándose en el extranjero por amenazas del crimen organizado y por presiones del gobierno del estado.

Morales dejó de publicar el pasado 28 de abril, días después del asesinato de su amiga Regina Martínez, corresponsal de la revista Proceso en Veracruz, cuyo caso sigue impune.

Además, su domicilio fue allanado y los agresores se llevaron parte de sus objetos de trabajo. A raíz de este último hecho, decidió cambiar su residencia a la capital del estado.

Asimismo, dejó la corresponsalía de La Jornada y se limitó a escribir su columna “Texto Irreverente” en el periódico Notiver. El espacio que dejó Andrés Timoteo en La Jornada fue llenado con dos reporteras.

En “Texto Irreverente” Andrés Timoteo era un férreo crítico del gobernador Javier Duarte y de la directora de Comunicación Social del gobierno de Veracruz, Georgina Domínguez Colio. Timoteo tenía la costumbre de ponerles apodos a todos los políticos del estado.

De acuerdo con la revista Era, que consignó la salida de Timoteo Morales del país, éste decidió salir de Veracruz, luego de varias amenazas contra su integridad física.

“Hasta donde se sabe, Timoteo Morales ha recibido asilo en Europa, concretamente en Francia, gracias al apoyo de organismos de defensa de los periodistas latinoamericanos, en especial mexicanos y veracruzanos, que son los que más ataques han recibido en el último año.

“Este nuevo caso es la muestra más clara de que los comunicadores veracruzanos siguen siendo víctimas de hostigamiento y amenazas, pese a los anuncios de funcionarios del gobierno del estado, del señor Javier Duarte de Ochoa para abajo, que aseguran que no hay por qué preocuparse, pues en la entidad se respira paz y tranquilidad”, señaló Era.

Una de las reporteras exiliadas consignó en su cuenta de Facebook, “Otro amigo que se va”, en donde señala: “La salida de Andrés Timoteo ocurrió hace unos días, pero hasta ahora ha trascendido. Todavía hace unos días se publicó su columna en Notiver, pero al parecer ya la estaba haciendo llegar por vía electrónica, pues ya había recibido varias llamadas telefónicas con amenazas para su vida. Y eso que en Veracruz se respeta la libertad de expresión…”

En lo que va del año, al menos 16 periodistas han dejado el estado, de los cuales seis laboraban en Xalapa y los otros 10 en diversas partes de la entidad.

Tan sólo en Xalapa, una periodista de Meganoticias y otro de TV Azteca tuvieron que exiliarse en otros estados; varios reporteros de la fuente policiaca también salieron de suelo veracruzano luego del artero asesinato de Víctor Báez Chino, editor de la sección Testigo en el periódico Milenio.

Incluso este periódico optó por desaparecer la fuente policiaca, para evitar ser utilizado como tribuna por el crimen organizado. Otros rotativos de circulación diaria sólo consignan accidentes, suicidios y atropellos, pero en cuanto a notas relativas al crimen organizado únicamente publican boletines de las secretarías de la Defensa Nacional (Sedena), de Marina (Semar) y de Seguridad Pública (SSP).


(Hace horas me enteré que una reportera capitalina ha contactado a Luis Enrique Ramírez, periodista de cultura que un día emigró al interior, a Sinaloa, donde empezó de cero como otros emigraron a Torreón, a Guadalajara e incluso a Zacatecas. Pero por encima de todo el instinto de sobrevivencia llevó al sinaloense a huir a otro país, como ahora nos enteramos de Andrés Timoteo Morales y con quienes nos solidarizamos. Nota tomada del sitio Proceso.)

domingo, 23 de septiembre de 2012

EL VINAGRE

El sarro del café
acumulado en la cafetera
se desprende con vinagre
blanco de caña o manzana.
No es necesario dejarlo
en reposo sino rasparlo
incluso con la uña
pues no basta la arena
de hormiguero el Ajax ni la ceniza.
Igual procedimiento
se sigue con lavabos,
bacinicas y demás muebles
de uso habitual.
No así con los dientes
y colmillos, molares
e incisivos desgastados
por la mentira, la intriga
y una que otra maldición.
Para un mejor aliento
basta con un buenos días
o según la hora en que se
desee un otro semblante,
distinto al tizón de ciertos lunes.

sábado, 22 de septiembre de 2012

Repudian a EPN en Sudamérica

México. – Jóvenes de Chile y Argentina manifestaron este viernes su rechazo ante la visita de Enrique Peña Nieto a sus respectivos países. En el caso de Chile las protestas terminaron con la detención de cuatro personas que permanecían afuera del Palacio de La Moneda, sede del Ejecutivo Chileno.
De acuerdo con un video subido a Youtube cuatro carabineros quitaron las pancartas a un grupo de manifestantes del #YoSoy132-Chile antes de que llegará el presidente electo de México, y detuvieron a un joven de origen mexicano. El apresado fue identificado como Guillermo Aquino, un estudiante de la Universidad Nacional Autónoma de México. Al respecto, los carabineros señalaron al resto del grupo que la detención obedecía a un “control de identidad”.
 Sin embargo, no sólo fue en las afueras de la sede presidencial en donde se dieron las protestas. En Twitter el hash tag #VetedeChilePeñaNieto irrumpió para demostrar el rechazo hacía la figura de Peña Nieto, además de denunciar “fraude” en los comicios mexicanos.
Dichas expresiones de repudio también se extendieron al ejecutivo chileno, Sebastián Piñeira. Cabe señalar que también en la red de microblogging, la cuenta @YoSoy132chile, reportó que fueron seis los detenidos.


(nota tomada del sitio "sinembargo", en Youtube está un video.)

No todo lo que relumbra/ es sida

A pesar de ser escritor, me resulta difícil escribir un buen anuncio para los sitios de contactos gays. Hace unos meses escribí uno que está teniendo mucho éxito, a pesar de, o más bien gracias al encabezado que considero cursi, lo que suelo llamar una “frase de almanaque”: cansado de leer en varios perfiles “busco el amor”, escribí por reacción “El amor no se busca, se da”. Siempre que me conecto recibo mensajes. La semana pasada recibí uno que me sorprendió: “Cojo hace 20 años a pelo, jamás me hice un test de HIV, y no me interesa qué estado tiene el otro. YO QUIERO GARCHAR CON VOS DECIDIDAMENTE. QUERÉS ???? ME VA QUE ME LLENES A FULL”. Me sorprendió por varias cosas: primero porque aclaro que no me gusta el bareback; también por las mayúsculas y el “decididamente”, como si él hubiera estado merodeando mi perfil tanto como yo el suyo, y por fin hubiera concluido que le gusto. El me gustaba desde hacía tiempo y cada tanto me quedo embobado mirando sus fotos: un hombre robusto de poco más de cuarenta años, un torito, con la camisa siempre planchada como un chico de pueblo vestido de fiesta, los pantalones ajustados que le marcan un buen bulto, el hermoso culo y las piernas bien torneadas. Nunca le escribí antes porque en su perfil aclara que busca una persona que no fume ni tome alcohol y además que no sea mayor de 41 años. Igual le contesté, no sin la esperanza de llegar a un acuerdo: “Me gustás mucho y cada tanto miro tus fotos. No creo que en las condiciones que planteás lleguemos a concretar un encuentro sexual: fumo, tomo alcohol y siempre cojo con forro... Tal vez te den ganas de explicarme el porqué de tu decisión de coger a pelo, asumiendo los riesgos de contraer VIH, hepatitis, venéreas... Respeto tu decisión, debés tener una salud de hierro, porque a pesar de todo a lo que te exponés se te ve muy saludable”.
“Es una locura total mi postura, pero es ‘mi postura’”, me contesta y me explica que coincide con el autor del libro La gran estafa del sida, un médico disidente llamado Roberto Giraldo. Lo busco en Internet: otro más que sostiene que el VIH no existe.
Hay un grupo entre los barebackers, el de los bug chasers, que buscan infectarse con VIH. ¿Pero si alguien no se cuida porque cree que el virus no existe, se lo puede denominar así? Una vez más me veo llevado a revisar mi postura sobre el bareback. Siempre opiné que quienes cogen a pelo tienen un comportamiento autodestructivo, y es sobre todo esto lo que me distancia de ellos. Pero si soy sincero conmigo mismo, ¿qué puedo criticarles si teniendo hepatitis B y C sigo tomando alcohol, y con una EPOC sigo fumando? No soy el único que recurre a la frase “de algo hay que morir” para justificarme y hacer lo que se me da la gana. Pero el torito no, él cree que gracias a su actitud positiva, por más que coja a pelo, su salud seguirá en pie. Igual, usar forro no cuesta nada, concluyo una vez más. Amor podría darte, aunque sea por un rato, torito, pero mi virus no te lo doy


(nota pirateada de Pablo Pérez en el sitio"soy", Clarín, Buenos Aires.)

viernes, 21 de septiembre de 2012

Inéditos de Daniel Sada

México, D.F. Hace una década, al imaginario de Daniel Sada llegó la historia de su novela póstuma, pero no se sentía preparado por la infinidad de libros que comenzaban a aparecer con una misma temática: la violencia y la inseguridad, en especial en el norte de México, por lo cual se mostraba reacio a publicarla, hasta que una realidad lo obligó:
“Obviar el asunto de la violencia, del crimen organizado y de la frontera en un entorno sobre el cual siempre había escrito era obviar demasiado. El territorio había sido prácticamente el mismo en su obra, y por lo que si era su geografía escritural, si planteaba ahí toda su imaginería, ¿cómo era posible que no incluyera ese elemento?”
Los detalles los comparte su viuda, Adriana Jiménez, quien de muchas maneras acompañó la escritura de El lenguaje del juego (Anagrama/UANL, 2012), la obra póstuma de Sada, quien vigiló hasta el último momento la novela: “La terminó conforme a como la proyectó de principio a fin; ya estaba muy deteriorado físicamente, pero su manera de enfrentar la literatura era absolutamente la misma de siempre: conservó la lucidez hasta un par de horas antes de fallecer”.
Una historia acerca de una familia que vive en el norte de Mágico, el nombre literario transformado y trastocado por Sada, en donde hay familias que apuestan por el progreso, sin tomar en cuenta una realidad de violencia e inseguridad, en la que los demonios se apropian de los sueños y las realidades.
“Él decía que escribir sobre eso se había vuelto una moda, que reproducía ciertos mecanismos y lugares comunes, y se empezaron a crear fórmulas para tratar los asuntos. Evadía el tema, aunque volvía a cada tanto, hasta que decidió que obviar el tema era demasiado y que iba a entrarle sin renunciar a su apuesta literaria, que es lo que siempre hizo.”
Con conocimiento de causa, por los interminables diálogos que sostenían, Adriana recuerda algunos de los argumentos del escritor sobre la novela, como el convencimiento de que resultaba ya imposible tratar asuntos que transcurren en un cierto territorio de la república, hablar de la vida íntima de los personajes cotidianos y comunes, sin considerar ese otro aspecto, “así que decidió entrarle al asunto, sin caer en lo previsible”.
“Lo que está implícito en la historia es un juego violento, en el que además pierden todos. El juego trágico donde la vida puede perderse en cualquier momento, con una estructura que puede seguirse a partir de la construcción de los personajes, de cómo los va devastando la situación, de cómo todo los determina para llevarlos a la desaparición.”
El lenguaje del juego ni cerca está de ser una denuncia; Sada siempre se mostró reacio a esos asuntos, a la toma de posición política, porque consideraba que esos asuntos lo trascendían: “Había demasiadas sutilezas que él no alcanzaba a comprender como para tomar una posición”.

Jiménez asegura que la novela es la última en la bibliografía literaria de Sada; dejó textos inconclusos y muchas ideas, pero nada como para ser publicado. Trabajaba en un poemario, pero “no pienso publicarlo porque estaba en proceso”.
“Si para cualquier autor es complicado publicar algo no concluido, en el caso de Daniel es menos fácil, porque fue un escritor muy riguroso: no daba un renglón a la imprenta que no hubiese revisado minuciosamente. Entonces, El lenguaje del juego es, en realidad, el último libro (literario) de Daniel.”
Además de las traducciones que se preparan de algunas de sus obras, en proceso está un volumen que recopila sus columnas, prólogos, reseñas y comentarios, que impulsa Editorial Posdata bajo el título Sin mirar a los lados, un homenaje Sada, quien no quería escribir más que literatura, dedicarse por entero a la escritura.


(Entre el material por recopilar, ¿alguien recordará una nota del autor norteño aparecida en la revista "Letras Libres" acerca del benefactor del narcotráfico, Jesús Malverde? Entrevista tomada del sitio "Milenio".)

jueves, 20 de septiembre de 2012

Zacatecas y la corte de los milagros

Zacatecas.- El Gobierno del Estado invirtió 16.1 millones de pesos en la remodelación de Casa de Gobierno, informó el secretario de Obras Públicas, Luis Alfonso Peschard Bustamante.
En un comunicado, el funcionario estatal dijo que fueron 3.9 millones de pesos menos de la cifra difundida anteriormente en medios locales.
Esto luego de que el pasado 11 de septiembre Reporte Índigo diera a conocer que el Gobernador de Zacatecas, Miguel Alonso Reyes, gastó 20 millones de pesos del presupuesto estatal para remodelar la Casa de Gobierno y convertir su habitación en una réplica exacta de una suite de lujo del Hotel Bellagio de Las Vegas. “A su llegada como mandatario estatal, uno de los primeros proyectos que impulsó fue la inversión de 11 millones de pesos en la remodelación de la Casa de Gobierno en la Colonia Sierra de Álica. Pero el presupuesto de su importante proyecto se disparó, y el costo final fue de casi 20 millones de pesos. Y todo para poner la ‘casa digna’ para el priista”, dice la publicación.
El pronunciamiento oficial por parte de Peschard Bustamante se dio a unas horas de que en el seno del Congreso del estado la diputada local petista Geovanna Bañuelos presentara un punto de acuerdo para que la Auditoría Superior del Estado (ASE) revise el presupuesto y las obras efectuadas en el inmueble que ahora habita el mandatario estatal.
Cabe destacar que junto con el boletín fueron enviadas algunas fotografías de la Casa de Gobierno que muestran una recámara, sala de espera y despacho.
Peschard Bustamante calificó de incorrecta la información dada a conocer hace unos días, en el sentido de que para remodelar la Casa de Gobierno se utilizó un presupuesto de 20 millones de pesos, equivale a la mitad del aplicado en el 2011 para construir vivienda para familias de escasos recursos.


(Zacatecas heredó de la corona española no la humildad franciscana de los frailes que propagaron -a huevo o a huevo-, la religión cristiana, el amor al prójimo y el desprendimiento de los bienes del subsuelo -plata, oro y otros metales-; la entidad heredó la impostación falsa de los Reyes Católicos que se deshicieron de judíos, moros y musulmanes a sangre y fuego. De la misma manera que ya entrado el siglo XXI los priístas reloaded se comportan como nuevos ricos-ñeros-nacos. Nota de la agencia Notimex reproducida en "ntr" en línea y otros medios.)

Odette Alonso (1964 )

Aires de Bizancio

Ella mezcla los astros encima de la mesa
como en un dominó.
Con la boca entreabierta
liba el aire azulado sobre las dos orillas.
El ámbar traza el rumbo del ojo que la mira.
Tarde o temprano entregará su cuello
la piel de terciopelo que el fuego curtirá.
Tarde o temprano morderá la cicatriz
y a cuentagotas
chupará la sangre eterna de su sed.
Un puñado de títeres volcarán en su oreja
hierbas amargas y un redondel de holanes
que apagarán en su cuerpo el resplandor.
Después
sólo el zumbido de una mosca
en el silencio sordo de las tres.
Una vez más la noria sobre su punto muerto
y ella mezcla los astros como en un dominó
mientras la luz se ensaña sobre el ámbar de sus ojos


(texto tomado de "revista replicante" en línea, pertenece al poemario Víspera del fuego.)

miércoles, 19 de septiembre de 2012

"Asesino, asesino, asesino"

México, D.F.- Cuando el presidente Felipe Calderón pronunciaba un discurso en el que destacaba las acciones de su gobierno en materia de acceso a la información y criticaba a gobiernos estatales y sindicatos, dos jóvenes alzaron la voz y mostraron sus camisetas.

“Asesino, asesino”, le gritaron mientras exhibían playeras en las que se podía leer, “80 mil muertos”, en una y, “Estela de la corrupción. $1,146,000.00”, en la otra.

De inmediato, los guardias del Estado Mayor Presidencial los retiraron del salón en el que se desarrollaba la ceremonia inaugural de la Semana de la Transparencia.

El reclamo provocó una reacción inmediata del mandatario, quien les pidió dejarlo terminar su discurso y luego platicar. En eso, uno de los jóvenes le recordó la Estela de Luz y Calderón, improvisando, mencionó que el gobierno tiene un sitio de internet para revisar todo lo que se desee respecto a la obra.

Retirados los manifestantes, Calderón prosiguió su discurso. No alteró su tono de voz, pero sí habló con rapidez, destacando que en su gobierno se impulsó el principio de máxima publicidad, además de haber diseñado esquemas de transparencia focalizada e información mínima para avanzar.

También dirigió sus críticas a los gobiernos estatales que contraen deuda con opacidad.

Aunque se dijo respetuoso de la autonomía sindical, Calderón arengó contra estos gremios, pues, sostuvo, cobran cuotas forzando a los trabajadores a pagarlas, sin transparentar el destino de sus ingresos.


(¿Quién dijo que puede taparse el sol con sendos noticiarios de TvAzteca, Televisa, Canal Once y miles de estaciones de radio y periodiquitos del corte de Milenio, Excélsior, La Razón, El Universal y, a veces, La Jornada? Nota clonada del sitio Proceso.)

Bryce Echenique, apedreado y escupido

“Creo que es un escándalo que México dé un premio de 150 mil dólares a un escritor acusado de plagio, como si a nosotros, en el país, nos sobrara el dinero para gastarlo o tirarlo en escritores que tienen poca integridad literaria”, sentencia el escritor Homero Aridjis, al ser cuestionado sobre la decisión del jurado del premio FIL de Literatura al otorgar el galardón a Alfredo Bryce Echenique, autor acusado de por lo menos 32 plagios, 16 de ellos comprobados.
 Pero no fue el único. En entrevista con La Razón, seis escritores más mostraron su molestia por el galardón y hacia las instituciones otorgantes. “Después de eso el prestigio de las instituciones (FIL y Conaculta) y el carácter del premio bajan de nivel. El próximo se lo pueden dar, por ejemplo, a Sealtiel Alatriste”, acusa el escritor Mario Huacuja, en referencia al ex coordinador de Difusión Cultural UNAM, quien renunció al premio Xavier Villaurrutia en febrero pasado por las acusaciones de plagio que cobraron fuerza con el nombramiento.
Además, cuestionaron la decisión e integridad del jurado que decidió por unanimidad reconocer la trayectoria del escritor peruano: “No entiendo por qué en un panorama literario tan rico como el de América Latina el jurado tuvo que elegir precisamente a un autor como Bryce Echenique sobre todo algún tiempo después de que ha habido en México un escándalo mayor por el caso de los plagios también probados de Sealtiel Alatriste”, comenta el escritor y director de Cal y Arena, Rafael Pérez Gay.
Asimismo, Teófilo Huerta, quien resultó afectado por Sealtiel Alatriste cuando era director de Alfaguara, comenta: “el jurado internacional de la FIL, ni es inocente, ignorante ni tímido; por el contrario, es conocedor cabal de las acusaciones y situación legal del premiado y ante ello ha tomado una actitud temeraria en el asunto. ¿Qué pasa con Volpi y los intelectuales involucrados? La verdad habría qué preguntárselo a ellos, saber si les falta tiempo para dictaminar, si tienen intereses creados, si les falta información”.
 Todos coinciden en la grave falta que se ha cometido al otorgar el galardón que incluye recursos públicos y sobre todo que demerita la calidad de uno de los premios más importantes de México. “Es un error premiar a un escritor que al menos 16 veces engañó a sus lectores, y se burló, esas mismas veces, de sus editores. Más allá de eso, es también una oportunidad para “democratizar” y hacer visible la manera en la que se deciden los premios y se nombran los jurados en México. A pesar de escándalos repetidos en voz baja, la costumbre es mantener las cosas en la opacidad. Mientras el resto de la vida pública se transparenta, en los feudos de la cultura sigue brillando la oscuridad”, destaca Héctor de Mauleón.
Legisladores reaccionan. El tema trascendió hasta lo político, pues el diputado Abel Octavio Salgado Peña, coordinador de la bancada priista por Jalisco, afirmó que en aras de limpiar el nombre de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, la Cámara de Diputados debe fijar una posición a fin de que se revise la forma y el método que dicha feria está utilizando para otorgar el premio. “El Consejo que determina a quien se entregan los premios y las distinciones en la FIL, que es la más importante de hispanoamérica debe actuar con absoluta transparencia a razón de que los recursos de que dispone, en buena medida, son públicos. La Cámara debe hacer un pronunciamiento y Conaculta debe transparentar lo relativo a los recursos y, desde luego, quien recibió el premio tendrá que regresarlo”, comentó.


(¿Qué tal que los anteriores ganadores del premio de la FIL, originalmente llamado 'Juan Rulfo' renuncian a la distinción sólo como un modo de presionar al peruano para que decline, dimita y recule; qué tal que un consejero o asesor de Consuelo Sáizar, por que ésta no conoce ni la o por lo redondo en materia cultural, el más siniestro de todos, le "sopló" a Jorge Volvi a quién distinguir con el galardón de este 2012? En el aire hay más interrogantes que sólo alguien del semanario Proceso o de MVS pueden indagar. Nota reproducida del sitio "larazón", vía "revista replicante".)

martes, 18 de septiembre de 2012

Santiago Carrillo (195/2012 )

Muere el ex secretario general del PCE Santiago Carrillo a los 97 años
Madrid. (Agencias).- El histórico dirigente comunista, Santiago Carrillo, ha fallecido este martes en Madrid, a la edad de 97 años, según ha confirmado fuentes de IU y de su familia. El veterano político combatió en la Guerra Civil Española y fue figura relevante de la oposición al franquismo y de la Transición. Fue secretario general del Partido Comunista de España (PCE) desde 1960 hasta 1982 . (Foto e información reproducidas del diario en línea La Vanguardia)
 

Payaso blanco y payaso rojo

De alguna manera todos somos payasos desenmascarados, domadores persuasivos, ilusionistas solitarios, feroces pulgas o Niñas-Boa… lo somos cuando el circo duerme, de noche. Al menos así lo creen dos grandes poetas, uno de la palabra y otro del color y las formas, que han decidido evocar las sombras del "mayor espectáculo del mundo" para despertarlo del sueño. De la amistad entre José Emilio Pacheco (México, 1939) y Vicente Rojo (Barcelona, 1932) nace Circos, primero un libro editado en México con poemas de Pacheco, obras de Rojo y fotografías del hijo de este último y ahora una exposición en Madrid. Los atroces y desgarrados poemas de Pacheco frente a las geométricas maquetas y guaches de Rojo. En la galería Freijó Fine Art, a partir del 20 de septiembre, se conocerá por primera vez en vivo este singular proyecto poético-plástico.
Angustias Freijó Mouliaa, galerista que se ha encargado de traer a España estas piezas, le debe a su vieja amistad con Vicente Rojo la primicia de un proyecto que nació en 1994, cuando ediciones ERA publicó El silencio de la luna de José Emilio Pacheco. Es en ese poemario donde aparece por primera vez Circo de noche. A Rojo le apasionó y le propuso a su viejo amigo responderle con Circo dormido. “José Emilio hace un circo terrible, el circo de una sociedad áspera y dura”, explica Angustias Freijó. “Son los poemas de desesperación de nuestra realidad. Y Vicente le responde con sus visiones arquitectónicas: solitarias, efímeras”.
La niñez y la amistad se cruzan en Circo de noche y Circo dormido. La niñez perdida de dos viejos amigos que se conocieron en México en los años cincuenta. También, los sueños perdidos en la pista de un circo que Pacheco describe como grotesco espejo de una condición humana corrupta y varada. Los rojos, amarillos y azules con los que Rojo tinta al payaso o la trapecista solo acentúan más la tristeza de un poemario plagado de desesperanza (“Oigan lo que les digo: de verdad/ la convivencia es imposible”) en la que no hay tregua ni para los payasos (“Por los payasos habla la verdad./ Como escribía Freud, la broma no existe:/ todo se dice en serio”), ni para los dueños de la gran pista de este circo (“El gran tema del mundo es la venganza./ Me haces algo, contesto, me respondes. / Perpetuamos el ciclo interminable. / y si alguien se atreve a interrumpirlo / será siempre marcado a fuego y hierro / con el terrible epíteto: cobarde. / ¿A quién honran los pueblos y las artes? / Al que deja montañas de cadáveres / para salvarlos de su error: ser distintos”).


(Si nos atenemos a lo que observó en una ocasión uno de los pocos críticos de literatura en México, Emmanuel Carballo, José Emilio Pacheco es un poeta "muy inflado", como de Octavio Paz especificó que era "un sapo hinchado". Nota reproducida del sitio El País.)

lunes, 17 de septiembre de 2012

San Felipe de Jesús fue un santo

Agosto fue el mes con más ejecuciones en el Edomex: 89 de La Familia michoacana y su desprendimiento, Los caballeros templarios, así como la cacería de servidores públicos a cargo de la seguridad. Los municipios de mayor incidencia: Ecatepec (18), Nezahualcóyotl (15), Toluca (14), Naucalpan (14) y Tlalnepantla (cinco).
En Nuevo León bajó el número de robos de automóviles, a casas particulares y negocios, pero los homicidios atribuibles al crimen organizado sumaron 33. Se logró la captura de 87 pandilleros de 11 bandas, mas lo resonante ha sido el asesinato, hace una semana, del ex diputado panista Hernán Belden Elizondo, sobre cuyo cadáver los golpistas del PAN volvieron a responsabilizar al gobernador priista Rodrigo Medina, y los priistas a culpar a Felipe Calderón.
Dato perturbador: también en Nuevo León, tres jóvenes fueron levantados: Sebastián Odriozola Canales, sobrino del ex gobernador panista Fernando Canales Clariond, y Bernardo Garza Fernández, sobrino a su vez del alcalde, también panista, de San Pedro Garza García, Mauricio Fernández Garza (el de sus polémicas, por videntes, “relaciones peligrosas”), y con ellos otro joven, David Villarreal Fernández, ex supervisor de Alcoholes de Monterrey. Los primeros fueron liberados por sus captores, pero el cadáver del tercero fue hallado en el río Santa Catarina con la cabeza cubierta de cinta y una bolsa plástica, las manos atadas y varios balazos.
Fernández Garza opinó que las muertes del ex diputado y Villarreal “son ejecuciones, no secuestros”, porque en ninguno de los casos se solicitó rescate.
Ayer, en Nezahualcóyotl, fue apuñalado un diputado del PRI (el viernes había sido asesinado uno más en Ciudad Obregón) y la semana pasada en Hermosillo, también Sonora, un niño de nueve años llevó a la escuela una pistola. En su casa, la policía aseguró una escuadra, y una partida militar descubrió un fusil AR-15 más todo esto: 13 mil cartuchos, 96 cargadores, 13 armas cortas, siete largas, 76 radios portátiles, tres bases de radio, 56 cargadores de radio, cuatro chalecos antibalas, seis placas para chalecos, 10 fornituras, siete cinturones, 18 portafusiles, tres porta cargadores, unos binoculares, una fuente de poder, un escáner de radiofrecuencias, dos máquinas contadoras de dinero, cinco casacas, 14 pantalones, cinco gorras, tres hombreras, cuatro playeras, 23 pares de botas militares, una pick up con placas de Arizona y otro AR-15, una Commander blindada con un tercer AR-15, más una Navigator sin placas, pero con otra pistola del mismo calibre (5.7x28) que la que portaba el chamaco.
El jueves, en Sinaloa fue capturado un adolescente (16 años) relacionado con al menos 50 ejecuciones.
Un día después, en un puente de Ciudad Victoria fueron encontrados nueve cuerpos y otros siete, también en Tamaulipas, en San Fernando.
El 15 aparecieron los cadáveres de dos hombres en Atotonilco, Jalisco, y ayer en Guadalajara, atados con sogas y cadenas, los cuerpos de 17 más.
Lo fácil, pero extremadamente idiota, es culpar de esta guerra a Felipe Calderón.


(Sólo a los imbéciles en el límite del delirio se les ocurre suponer a tontas y a locas que el llamado "Presidente del Empleo" iba a mantener seis años a la deriva a cerca de ocho millones de ninis (los que ni estudian ni trabajan) pero son editorialistas y columnistas de televisa y milenio diario. Nota pirateada y pirada del sitio Milenio.)

Heredarás el infierno

Probablemente sea el acontecimiento más importante del año en el mundo del hampa. Los Zetas, el cartel más sanguinario de México, en vertiginosa expansión desde hace casi tres años, están en guerra entre ellos y los muertos se cuentan ya por decenas. Lo que era un rumor hace unos meses, fue confirmado días atrás por la Procuraduría (fiscalía) General de la República. Los dos capos de la organización criminal, Heriberto Lazcano Lazcano, El Lazca, y Miguel Ángel Treviño Morales, Z-40, libran desde comienzos del verano una batalla por el liderazgo, el dinero y el territorio que de momento ha estallado en los Estados de San Luis Potosí, Zacatecas, Nuevo León, Tamaulipas y Coahuila, en el noreste del país.
La ruptura de la banda augura una nueva espiral de sangre y podría cambiar por completo el escenario del combate al narcotráfico, que ha causado más de 55.000 muertes desde 2006, en vísperas de la vuelta al poder del Partido Revolucionario Institucional (PRI).
Las primeras pistas de la división en la cúpula del grupo fundado por militares desertores, que devino en brazo armado del cartel del Golfo primero y, a partir de enero de 2010, en la brutal organización de narcotraficantes que se extiende desde Tejas hasta Guatemala, aparecieron a principios de junio, de acuerdo con una investigación de la revista Proceso. La captura de varios jefes de segundo nivel sin disparar un solo tiro por la Policía Federal y no por el Ejército o la Marina como es habitual; la colocación simultánea de narcomantas (pancartas) en el centro histórico de Zacatecas, Monterrey y Ciudad Mante advirtiendo de traiciones internas, y la posterior subida a YouTube de narcocorridos
acusando a Z-40 de ser el “Judas de los Zetas” apuntaban la ruptura.
Los indicios se volvieron hechos con la matanza de 14 sicarios en las afueras de la ciudad de San Luis Potosí el pasado 9 de agosto. El jefe de plaza de los Zetas, Iván Velázquez, conocido como El Talibán o El-50, había decidido liquidar a sus rivales, gente de Treviño venida del vecino Estado de Coahuila. Un hombre que sobrevivió a la masacre acertó a informar al Ejército del paradero de El Talibán. La balacera, que duró dos horas cerca de la universidad, causó el pánico entre los estudiantes. Los soldados mataron a tres miembros de la banda y arrestaron a otros cuatro, pero El-50 logró escapar.
En los días siguientes se registraron al menos 40 asesinatos en San Luis Potosí y Zacatecas y 33 en Monterrey en tan solo 48 horas. En un caso, los criminales dejaron una nota sobre un cadáver en la que se leía: “Esto es lo que sucederá a todos los traidores”. En otro, fue asesinada la esposa de un convicto tras visitarle en prisión. La prensa mexicana cifra en casi 1.400 las muertes relacionadas con el crimen organizado ocurridas en agosto, uno de los meses más sangrientos desde que el presidente saliente, Felipe Calderón, declarase la guerra al narcotráfico.
El periodista británico Ioan Grillo, autor del libro El narco. En el corazón de la insurgencia criminal mexicana cree que “la ruptura se generalizará y producirá muchísima violencia”. “La desbandada de sus miembros causada por la guerra interna ha creado ya células huérfanas, grupos criminales locales que han perdido la alianza con la cúpula y actúan por su cuenta”.
Los Zetas fueron fundados por 14 miembros del Grupo de Fuerzas Especiales (GAFE) del Ejército mexicano que desertaron y se convirtieron en 1998 en sicarios del cartel del Golfo, que entonces dirigía Osiel Cárdenas Guillén, hoy preso en EE UU. El acercamiento de este a partir de 2007 a su archirrival, el cartel de Sinaloa, de Joaquín el Chapo Guzmán, no gustó al Lazca, quién en 2010 creaba su propio grupo, cuya seña de identidad sería la crueldad de sus crímenes. Ellos introdujeron la decapitación de las víctimas como práctica habitual, y aún está presente en la memoria de los mexicanos el horror de los 72 inmigrantes asesinados en Tamaulipas en agosto de 2010.
Los Zetas se extendieron rápidamente por el país —están presentes en al menos 16 de los 32 Estados mexicanos— creando franquicias criminales. Ocupan un territorio y reclutan a grupos de delincuentes locales poniéndolos a su servicio. Su negocio va más allá del trasiego de drogas, dedicándose también al tráfico de inmigrantes, robo de combustible, la extorsión y el secuestro.
Y ese es también su talón de Aquiles, en opinión del investigador en temas de seguridad Alejandro Hope. “Son una organización muy descentralizada, con células autofinanciables, y probablemente a partir de cierto tamaño sea difícil controlar a sus miembros. No es lo mismo dedicarse a la extracción de rentas, donde lo que roba uno no puede ser robado por otro, que al tráfico de drogas, que exige arreglos de colaboración y ganan todos. Los Zetas dependen mucho más de lo primero que sus rivales de Sinaloa”.
La fragmentación del grupo, resultado también de los golpes asestados por las fuerzas de seguridad, supondrá, según Hope, una pesadilla para las autoridades locales, que tendrán que enfrentarse a “múltiples grupos delictivos, pequeños y medianos, con capacidades y objetivos diversos, unidos en coaliciones inestables. Aunque ya no sean una amenaza para el Estado, su efecto a corto plazo será terrible”.
Otro factor a tener en cuenta para lo que puede venir será la guerra por los despojos del cartel del Golfo, desmantelado en la última semana. Un nuevo mapa del crimen organizado en México que puede convertirse en un terrible dolor de cabeza para el futuro presidente, Enrique Peña Nieto, y que podría tener un claro beneficiario: El Chapo Guzmán.
El Lazca, de 38 años, antiguo cabo de infantería, campesino, originario del Estado de Hidalgo, en el centro del país, está en guerra con Z-40, un hombre de la frontera, de 42 años, antiguo ladrón de coches de Nuevo Laredo, en el norte. La división de los Zetas, cuenta Grillo que le dijo un teniente coronel en San Luis Potosí, “es como una mutación del virus del sida, y vamos a necesitar dos vacunas”.


(Debes agradecerle al mercedario FCH que te dio otros anteojos para ver el país, a su partido, a los de oposición y revisar las cruzadas religiosas de origen europeo, que en seis años mostraron el verdadero rostros de los panistas. Nota de Luis Prados en el sitio El País.)

domingo, 16 de septiembre de 2012

Ya viene la primavera

Anduvo por Buenos Aires un gurú para cambiar la onda en Buenos Aires y enseñarnos que lo importante es respirar, y logró reunir a más de 100 mil personas en una meditación colectiva. Hace un par de años vi El secreto, una película que, basada en algunos conceptos de la física cuántica, intenta demostrar que gracias a la meditación todo se ordena en nuestro interior y a nuestro alrededor. Nada nuevo para mí, que había hecho varios cursos de meditación y reiki. Incluso mi papá, un hombre agnóstico, me sorprendió hace varios años con unos ejercicios de respiración que había aprendido por televisión de la maestra yogui Indra Devi: inspirar en cuatro tiempos y exhalar en ocho. A pesar de que con los años me fui volviendo un escéptico, siento que hacer ejercicios de respiración me calma y me sana. De hecho es lo que estoy haciendo ahora para reponerme de un fin de semana donde se encadenó una sucesión de eventos desafortunados que no lograron sacarme de mi eje.
El viernes, después de publicar que mi Amigo Uruguayo venía a Buenos Aires el domingo para que nos conociéramos, me escribió para decirme que venía el lunes con el tiempo justo para ir al hospital y visitar a sus tíos. A la tarde llamé a la farmacia para preguntar si habían llegado mis medicamentos para el mes y estaba solamente el Truvada, el Efavirenz no, y me quedan solamente dos pastillas de cada uno. A la noche tenía una cita con una amiga que me dejó plantado. Hacía tiempo que ella me decía “encontrémonos, usted proponga” y la mejor idea que se me ocurrió fue una fiesta donde tocaba uno de mis popstars argentinos favoritos. Mi amiga zafó, pensé después de ver el show, que esta vez fue corto, desafinado y sin onda. Gasté plata en tragos y volví tambaleante, colgada al cuello una corbatita roja con un bolsillito desde donde se reía de mí una cajita de forros con tachas (que no me gustan porque son como un rallador para el culo), gentileza de una marca de preservativos que sponsoreaba la fiesta.
El sábado vino a cenar a casa un amigo con quien solemos darnos panzadas de televisión. “¿Prendemos la tele?” “¡Claro!” Gran sorpresa nos llevamos al ver que el cable no funcionaba (y todavía no funciona “porque el decodificador bla bla bla...”, me dijo el técnico que me atendió por teléfono recién el lunes y que no pudo solucionar nada. “Llame en 72 horas”). Por suerte Internet sí funcionaba y nos pusimos a mirar una película, hasta que escuchamos caer una gotita en algún lugar de la cocina. La gotita caía desde el techo adentro de la alacena: galletitas, arroz, fideos, harina, todo arruinado por el agua.
¿Cómo es que los efectos armonizadores de esta gran meditación colectiva no nos alcanzaron a todos? ¿Algo falló o El secreto miente? Me sereno e inhalo: uno, dos, tres, cuatro; exhalo: uno, dos, tres, cuatro, cinco, seis, siete, ocho, mientras a través del balcón veo a dos hermosos cartoneros con el torso desnudo, subidos a una gran montaña de cartones. Se acerca la primavera.


(nota de Pablo Pérez tomada del suplemento "soy", Una nueva era comienza, en el sitio de Clarín, Buenos Aires.)

"Sin alter ego": FCH

México, D.F., 8 de mayo de 1996
Querido Felipe:
Para mí es mucho más sencillo expresarme por escrito. Por eso lo haré así, poco antes de ausentarme por unos 22 días, lo que nos dará al uno y al otro tiempo para pensar en lo escrito y en lo -espero- leído.
Me preocupó sobremanera un par de expresiones utilizadas por ti durante nuestra más reciente conversación en tu oficina provisional. La primera fue: “Si no me meto, no me hacen caso”; la segunda: “No he encontrado mi alter ego.
Creo que las realidades que expresan esas dos frases tuyas están emparentadas. Trataré de explicarme, comenzando por la segunda.
¿Por qué no encuentra un jefe a ese alter ego? Creo que porque para que haya un “otro yo”, varios “otro yo” el jefe debe hacerle saber y sentir a sus subalternos que, en efecto, son “yo”, es decir, darles toda su confianza. El subalterno debe saber que el jefe depende totalmente de él porque lo considera capaz de hacer las cosas bien, tal como el jefe mismo las haría. Debe saber que el jefe pone en sus manos su nombre, su fama, su prestigio, su capacidad e incluso su liderazgo. Debe sentir que lo que él hace lo está haciendo el jefe, y que el jefe responderá por él si se equivoca. Debe sentir que en lo que su jefe le encomienda el jefe es él, esto es, el alter de ese ego. Pero esto implica que el jefe deje su ego en ese alter. Y que lo deje en serio: en lo que se le encarga, el alter tiene que estar seguro de que él es “el perro de adelante”; y que el jefe no se pondrá ni antes ni al lado de él, sino detrás; que el jefe lo seguirá en lo que le puso en las manos; que leerá lo que le encomendó escribirle; que se sentará donde decida el alter al que le encomendó diseñar el presidium; que sólo cuando el subalterno le diga que “esto debe resolverlo usted”, debe tomar el asunto en sus manos de jefe, etc.
Nadie se sentirá tu “otro yo” si le revisas todo, si le sospechas todo, si le desconfías, si acabas haciendo las cosas tú. Así nunca encontrarás todos los alter ego que hoy necesita un presidente del PAN. Y te ahogará el trabajo. Y sabrás todo, pero no presidirás. Y tendrás a tu gente en el temor, en la disciplina pero no en el entusiasmo ni en la creatividad. Y... tendrás que meterte en todo para que te hagan caso, porque tú no les haces caso a tus subalternos, y ellos saben que no cuentan, que tienen que esperar a que tú decidas, que les vas a cambiar las órdenes sobre la marcha, que no los consideras responsables.
Tu naturaleza, tu temperamento es ser desconfiado hasta de tu sombra. Si te dejas llevar por ése, entonces no te asustes de no contar ni con tu sombra: ella misma se dará cuenta que es sombra, pero que no es tuya; será sombra para sí, no contigo, no tuya. Dile al perro de adelante de cada uno de los trineos de tu flotilla que él es el único que ve un horizonte distinto. Tú tendrás así la mirada de todos los horizontes; no tendrás que verle las patas a todos, ni las correas a todos: serás el Can Mayor, vigía de todos los horizontes y patrón de todos los trineos. Presidirás: estarás sentado arriba. Desde allí, vigila y exige con suavidad; carga sobre ti los errores de ellos. Acertarás con ellos. El riesgo es que todas las fallas se te carguen a ti. La oportunidad es que los aciertos serán todos tuyos. Pero con este proceder, lograrás que tus subalternos serán tuyos contigo: no envidiarán tus medallas porque las sabrán de ellos; no te cargarán sus tropiezos porque los sabrán suyos. Serán uno. Crecerá el partido con el crecimiento de sus dirigentes. Serás su líder, la cabeza del cuerpo que sabrán y sentirán suyo; te sabrán su cabeza. Y esto es importante porque nadie te niega que eres cabeza y que tienes cabeza. Yo menos que nadie.
Diles qué quieres y para cuándo. No les digas ni te metas en el cómo y confía; corre el riesgo de confiar. Puedes hacerlo, porque en torno de ti no hay gente de mala voluntad y tampoco retrasados mentales. Sólo personas que tienen derecho a la oportunidad de ser ellas, de pensar por sí mismas, de correr el riesgo de equivocarse, de agradecer la oportunidad de acertar. Estoy seguro de que acertarán más veces de lo que imaginas. “A los hijos dice un refrán japonés hay que darles sólo dos cosas: raíces y alas”. Gibrán añade: “Nuestros hijos son flechas, nosotros somos arqueros. Nuestra responsabilidad es darles la tensión de la buena madera y la buena cuerda y el buen músculo, no hacerles el vuelo”.
Perdona la intromisión. Un abrazo. Me voy con mi hijo mayor a Alemania. Voy a darle la última entrega de raíces, antes de que parta a volar con sus alas en octubre, cuando cumplirá dieciocho años. Espero tensar bien la cuerda por vez postrera, antes de soltarla para que parta esa amada flecha, ya sola en pos de su propia trayectoria y en busca de su propio blanco.
Hasta pronto, Jefe
Carlos Castillo Peraza
 
 
(carta reproducida del sitio "revistaetcétera".)

sábado, 15 de septiembre de 2012

Odette Alonso (1964 )

Transparencia

                                         A Teresa A. Darsi


Yo nunca fui la luz
yo sólo era la lámpara que su mano encendía
o el fuego primigenio que ella me descubrió.
Toda anticipación era ilusoria
yo broté de su mano como una planta nueva
me inflamé en esa llama   torpe viento.
Yo nunca fui la luz
y nunca volveré a ser lo que era
polvo que se dispersa y me vacía.
Veo llegar la muerte como un sueño
y el sueño es esa franja transparente
donde todo es mentira.


Casa de aire


Sobre esta tierra levanté mi casa de aire
he cruzado este parque
camino en diagonal.
Cada paso es un sueño que voy abandonando
quizás una palabra para no repetir.
A esto le llaman vida
no importa que el amor te haya despedazado
no importa que no creas en el amor
y vayas escupiendo en todas las esquinas.
Sobre esta tierra levanté mi casa de aire
y la dejé volar.
Todo era azul y todo tenía un nombre
la liviana elegancia de un pájaro fugaz.
He cruzado este parque
he aplastado las hojas silbando una canción
como hace un forastero que no volverá nunca.


(textos tomados de Manuscrito hallado en alta mar . Veinte años de poesía reunida (1989/2009), ed. Universidad Veracruzana, col. Ficción, México, 2011.)

viernes, 14 de septiembre de 2012

Tusquets abdica ante Planeta

La editorial Tusquets avanza inexorablemente en su proceso de integración en la órbita del grupo Planeta. Los responsables de la empresa dirigida por Beatriz de Moura -de la que Planeta es copropietaria, desde el pasado mes de abril- prevén trasladarse a una nueva sede en la zona de Diagonal-Francesc Macià hacia fin de año, lo que supondrá el abandono del mítico edificio que ocupan en la calle Cesare Cantù, un elegante palacete con jardín y fuente con surtidor, que en el mundillo libresco barcelonés era conocido como la mansión Tusquets. Paralelamente, se ejecutará una reducción de plantilla, que afectará a la gran mayoría de los departamentos de producción y administración, cuyas funciones serán asumidas por la multinacional de la familia Lara. La poda no afectará al núcleo duro literario, con el editor Juan Cerezo al frente, ni al departamento de comunicación ni al de representación de autores.

De Moura ya anunció, al dar a conocer la entrada de Planeta -exactamente, de la familia Lara, a través de la sociedad Planeta Corporación- en su accionariado, que el objetivo era superar las limitaciones logísticas que tiene una editorial de tamaño mediano en un mercado cada vez más cambiante, revolucionado por las nuevas tecnologías y sacudido por la crisis del consumo. Aunque el acuerdo se envolvió bajo un manto de secretismo, pues no se informó del porcentaje que adquiría Planeta, fuentes del sector calcularon que era cercano al 50%, lo que De Moura pareció ratificar al afirmar posteriormente que en el consejo de administración renovado hay "absoluta paridad".

La asociación con Planeta ha acelerado el volcado digital del amplio catálogo de esta editorial fundada en 1969 y que cuenta con títulos de, entre otros, Gabriel García Márquez, Mario Vargas Llosa, Almudena Grandes, Haruki Murakami o Henning Mankell. El primer fruto podrá verse el próximo 16 de octubre, cuando Tusquets lanzará sus primeros títulos en edición digital, comercializados a través de la plataforma Libranda en todos los puntos de venta electrónica habituales. Los cuatro primeros ebooks de Tusquets van a ser Baila, baila, baila, de Haruki Murakami; Cuervos, de John Connolly; La espada de Damocles, de Petros Márkaris, y El lector de Julio Verne, de Almudena Grandes. En noviembre también aparecerán en formato digital -simultáneamente a la edición en papel- las últimas obras de Luis Landero, Karen Russell y Joaquín Berges. Las previsiones son editar en formato digital una decena de títulos cada mes.

Otros aspectos afectados por la nueva etapa son la distribución, que tiende a integrarse en la de todos los sellos de Planeta, con un almacén central en Madrid; la red comercial de vendedores; y la expansión en América Latina, donde, en la edición literaria, Planeta rivaliza con el grupo Santillana y con Random House.La plantilla de Tusquets se compone de unas 24 personas. Se desconoce a cuántas de ellas afectarán los despidos.

A pesar de los pasos hacia la integración en la estructura del grupo, Tusquets es celosa de su imagen como editorial independiente y afirma que, si en lo logístico, se asocia con un gran grupo, su autonomía en lo literario se mantiene intacta. "Somos independientes, no nos ha comprado nadie", dijo De Moura en abril.

El traslado de Tusquets, y su integración logística en Planeta, es un indicador más de que estamos presenciando el final de un ciclo. En la nueva etapa que se abre, sellos como Anagrama -que ha sido adquirida por el grupo italiano Feltrinelli- y Tusquets ya no pueden ser considerados, como hasta hace poco, los adalides de la edición independiente. Mientras sus catálogos sigan siendo excelentes y sus editores tengan mando en plaza, como así sucede, los lectores no notarán nada. Pero luego... ¿Qué pasará luego?


(¿Que qué pasará luego? Que entrarás en cualquier librería buscando un título de, por ejemplo, La Cartonera de Cuernavaca, o uno de Almadía, u otro de la Universidad de Nuevo León; y no los hallarás por que -como las Sabritas- desde la entrada te apabulla la pila enorme de Planeta, de Random House y de Feltrinelli. Los mirarás con desconfianza porque son catálogos y autores producto de la mercadotecnia como los kleenex, las sabritas, la cocacola y el té de limón de Nestlé. Nota reproducida de La Vanguardia.)

Ai Weiwei, solo contra China





El sábado 22 de septiembre, a las 18.00 horas, en el Teatro Fernán Gómez (Calle de Colón, 4), se estrenará en España Ai WeiWei: Never Sorry es el primer largometraje sobre el artista, Premio Especial del Jurado en el pasado festival de Sundance. La cinta examina la compleja simbiosis de la práctica artística y el activismo social del creador. Al término de la proyección tendrá lugar un coloquio con la directora de la película, Alison Klayman, que tuvo, durante el rodaje, un acceso sin precedentes al mundo interior del artista. Ai WeiWei: Never Sorry se proyectará en las TimesTalks -organizadas por The New York Times-, que tendrán lugar en Madrid entre los días 21 y 23 de septiembre.


(información y nota tomadas de El Mundo on line.)

jueves, 13 de septiembre de 2012

Héctor Carreto (1953 )

Viena a la mexicana
 

 El grupo de turistas exigió al guía
cambiar el tour de esa mañana.
Insistía en visitar el penacho de Moctezuma.

 En un break, me zafé del redil
y un tranvía doble me arrojó
a las puertas de la Catedral de San Esteban.
Por azar, descubrí el altar de la Virgen de Guadalupe.
Me persigné y le agradecí
que conversáramos en cristiano.
Le hablé de la ruptura de los Beatles.
Quizá por eso su gesto estaba taciturno.
Con voz quebradiza me confesó:
“Me siento muy sola.”
Esquivé sus ojos de vidrio
y salí antes de que empezara el llanto patriotero.

 Al día siguiente nos fuimos de Austria.
En el vuelo los paisanos cantaron “Cielito lindo”
mientras yo me preguntaba
por qué Guadalupe seguía viviendo en Viena.
 
 

Campeche
 
El mar es un espejo quieto, liso.
Si no hay oleaje,
¿cómo arribaron los corsarios
a los muros de Campeche?
Bajo la noche iluminada del muelle
me acerco a la orilla
y me estrello con el silencio
del más alto muro negro.
¿Estoy en la frontera de Campeche
y el fin del universo?
Tal vez Dios, el gran muralista,
debería poblar con luna, astros,
lanchas, mar, peces,
ese vacío de vértigo.
 
 
(textos inéditos y de pronta aparición, cedidos por el autor para "misalivatodolocura". Pertenecen al poemario Clase turista.)