lunes, 8 de agosto de 2011

LA VOZ DE LA ENFERMEDAD

La voz revela características personales como la edad, el sexo o el estado emocional del hablante. Pero también deja al descubierto una enfermedad como, por ejemplo, cáncer de pulmón. "Los problemas vocales son síntomas asociados a algo que no va bien en nuestro organismo: sequedad en la garganta, cambios en la voz, cansancio al hablar..." ha indicado la bióloga y profesora de la Universidad de Aveiro (Portugal) Filipa Lã, tras participar en un curso de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo.

'Lo que la voz revela: la voz humana más allá de la fonética' es el curso de verano en el que se ha estudiado este campo desde una visión multidisciplinar, tanto en el ámbito científico como el artístico. De este modo, según la experta, a través de la voz se puede diagnosticar una enfermedad, detectar si la persona está siendo realmente honesta en una transacción financiera que realice por teléfono, desenmascarar el estrés y un trauma infantil en la edad adulta o conocer los factores que influyen en la calidad de una voz usada como instrumento musical. También, en el caso de la voz cantada, es posible conseguir una recuperación del habla más rápida cuando se ha sido víctima de una hemorragia cerebral. "Por eso el centro de la música es una de las últimas del cerebro en desaparecer cuando tienes Alzheimer. Te puedes acordar de todas las canciones que escuchaste", ha añadido Lã.
La bióloga ha insistido, durante una pausa del curso, en la necesidad de que la sociedad sea consciente de la importancia de prestar atención a las cuerdas vocales, "como cuando te cuidas el cabello o la piel". Y no solo cuando la voz se haya convertido en instrumento de trabajo. Es el caso de Isabel Rey, soprano que ha compartido ponencia con la profesora y quien asegura llevar unos hábitos de vida muy restrictivos: "No hago vida nocturna, tengo que tener cuidado con las corrientes de frío, una alimentación estricta...", ha dicho la solista.
Pero no todo se puede evitar, como la llegada de la menopausia. "Las variaciones hormonales pueden modificar la voz", afirma la bióloga, que ha estudiado el impacto hormonal en la calidad de la voz femenina para ayudar a artistas como Rey. Un ámbito poco tratado, según Lã, comparado con la masculina. "Todo el mundo ha oído hablar de los 'castratis', a quienes se les impedía la producción de testosterona [a través de la castración] para que conservaran desde niño una voz más aguda".


(Tengo una amiga  que elabora programas de radio para niños, así obtuvo un Premio Nacional de Periodismo con un trabajo sobre sida (aids) e infantes. Se llama Jael y hace poco me platicaba que para la grabación de una adaptación a radionovela de Las batallas en el desierto, de José Emilio Pacheco, se apresuró pues tenía actores que pronto les cambiaría la voz: estaban por entrar en la adolescencia. Pero que una bióloga portuguesa haya encontrado constantes entre enfermedad y voz, suena a un hallazgo extraordinario.Nota de Laura Contreras tomada de El País.)

No hay comentarios: