viernes, 26 de agosto de 2011

EL FRANQUISMO VIVO

Cerca de 500.000 jóvenes de todo el mundo abrieron la semana pasada su Guía del Peregrino durante la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) y se encontraron con el siguiente párrafo: "Durante los años treinta del siglo pasado la Iglesia padeció en España la persecución religiosa más sangrienta que se conoce de la historia del cristianismo, con casi 7.000 mártires". El periodo de la República y la Guerra Civil, que ya fue objeto de polémica en la anterior visita papal, se colaba así en este texto prologado por el cardenal de Madrid, Antonio María Rouco Varela.

La "gran fiesta de la fe para los jóvenes", a la que se refería este cuadernillo al describir la JMJ, quedaba así salpicada "por el fomento del odio y los métodos más viejos de adoctrinamiento", según ha denunciado Francisco Delgado, de Europa Laica. "Es una copia exacta de los libros de texto del franquismo", dijo.
Delgado señaló que es "una barbaridad" que se segmente la información de esta forma y advirtió de que "lanzar estos mensajes a los jóvenes en 2011 es hasta peligroso" al fomentar el fundamentalismo religioso. Por su parte, el portavoz de la Asociación Madrileña de Ateos y Librepensadores, Luís Vega, consideró "una irresponsabilidad" que se dirijan estos comentarios a gente "tan joven y manejable". Así, añadió que, en el caso de abordar este tipo de temas, deberían referirse también de la complicidad de la Iglesia católica con el franquismo.
Laicos, ateos y cristianos de base coinciden en un punto: la indignación. Raquel Mallavibarrena, de Redes Cristianas, acusa a sus autores de "fomentar la división" y llevar a conclusiones erróneas a quienes no están informados. "Se ha perdido -dijo- una ocasión para lanzar un mensaje constructivo y ajustado a la realidad".
En la JMJ cierran filas en torno a una misma idea: "Lo único que se quiere destacar es la figura del mártir. Es algo que la Iglesia siempre ha celebrado y el texto no tiene más afán que ese", dijo un portavoz. Actualmente son 471 los beatos de la contienda. La mayoría, del bando de Franco.


(Cada vez que se quiere revisar o revivir el pasado, lo más maniqueo es cambiar de anteojos sin desempolvarlos, esto sucede siempre cuando priva un criterio aldeano para, por ejemplo, hablar de la rebelión cristera en México, sin que se ahonde y se señale que fue un alzamiento fraguado en el extranjero por el rostro más retrógrado de la iglesia católica. Nota tomada del diario Público.)



No hay comentarios: