viernes, 8 de julio de 2011

TOMAS TRANSTROMER (1931 )

Kirie

A veces mi vida abrió los ojos en la oscuridad,
como si una multitud ciega y angustiada
pasase por las calles, camino a un milagro,
mientras me detenia invisible.

Como el ninö que se duerme con terror
escuchando los pasos pesados de su corazón.
Lentamente hasta que la manäna pone rayos en las cerraduras
y se abren las puertas de la oscuridad.

(texto tomado de la Antología del Primer Festival Internacional
de Poesía, Morelia 1981, ed. Joaquín Mortiz, México, 1982,
trad. Homero Aridjis y Pierre Zekeli.)

No hay comentarios: