miércoles, 13 de julio de 2011

NICANOR PARRA (1914 )

Jubilación

A los primeros síntoma de primavera
Llegan los jubilados
A la Plaza de Armas de Santiago de Chile
Y se sientan en los escaños de fierro
Con una pierna arriba de la otra
A disfrutar del aire transparente
Bajo una lluvia de palomas grises.

Los jubilados viven en simbiosis
Con esas aves de color temblor:
Ellos las corroboran con maní
Y ellas
           a picotones amistosos
Les extraen la carne de las muelas.

Los jubilados son a las palomas
Lo que los cocodrilos a los ángeles.

(texto tomado de Antipoemas (antología 1944-1969),
selección y estudio preliminar de José Miguel Ibáñez-Langlois,
ed. Seix Barral, Barcelona, 1976, col. Serie Mayor no.1)

No hay comentarios: