viernes, 17 de junio de 2011

HEMINGWAY, CONFESIONAL


El epistolario de juventud del escritor estadounidense Ernest Hemingway (1899-1961) revelará a “un hombre sensible”, un rasgo que muchas personas olvidan, dijo la investigadora Sandra Spanier, al anunciar en La Habana que el primer tomo de las inéditas misivas verá la luz en octubre próximo.
Spanier hizo el anuncio durante el XIII Coloquio Internacional sobre Hemingway, en el que participa junto a un grupo de estudiosos de la vida y obra del célebre novelista de Estados Unidos, Brasil, Japón, Italia y Cuba, informó la agencia cubana Prensa Latina.
Unas 6.000 cartas redactadas por Hemingwayque se encontraban dispersas por el mundo han sidorecopiladas en 18 volúmenes por un equipo de especialistas tras una búsqueda desde 2002 y serán publicadas por el sello Cambridge University Press, de Pensilvania, explicó la directora del proyecto.
Encontrarlas fue un proceso complejo, hubo que precisar detalles y ubicarlas una por una. Cada día fue una aventura”, señaló Spanier a Prensa Latina.
Subrayó que “en el mundo se conoce al autor de 'Por quién doblan las campanas' por su literatura, por su afición a la pesca, a la caza, pero en estas cartas estamos ante un hombre sensible, un lado que muchas personas a veces olvidan”.
El primer tomo del epistolario juvenil de Hemingway reúne las misivas escritas entre 1907 y 1922, en las que el escritor estadounidense relató sus experiencias en la I Guerra Mundial (1914-1918) , cuando resultó herido y hospitalizado en Milán, Italia.
También compendia aquellas en las que habla del matrimonio con su primera esposa, Elizabeth Hadley Richardson, en septiembre de 1920, hasta su traslado a París, donde conoció a prominentes figuras de la literatura como Ezra Pound y Francis Scott Key Fitzgerald.
La investigadora resaltó la colaboración que recibió de instituciones como el Museo Finca Vigía de La Habana, que le facilitó originales, y la biblioteca John F. Kennedy, en Boston, entre más de 75 archivos de instituciones culturales y unas 40 colecciones privadas donde fueron localizados los documentos.
El Museo Ernest Hemingway es el organizador del Coloquio que conmemora el aniversario número 50 de su muerte y de la entrega al Estado cubano de “Finca Vigía”, la casa del escritor en la isla, y los 80 años de la publicación de su libro “Fiesta”.
La antigua casona en la que el novelista pasó largas temporadas desde 1939 hasta que murió en 1961, está ubicada en el barrio de San Francisco de Paula, a unos 15 kilómetros del centro de La Habana, y es uno de los museos más visitados por los turistas que llegan a Cuba.
El museo conserva más de 22.000 piezas, entre libros, cartas, fotos, filmes, trofeos de caza, discos, armas, objetos deportivos y de pesca, entre otros objetos personales y documentos del autor.

(cable de la agencia Efe, reproducido del diario El Espectador.)

No hay comentarios: