domingo, 2 de enero de 2011

EL YUNQUE

Dios, patria y fe


La existencia de El Yunque mexicano es un hecho poco controvertido porque se trata de una organización con medio siglo de existencia que goza de gran influencia en el derechista Partido de Acción Nacional (PAN). Tiene su origen en el movimiento "cristero", el levantamiento de milicias católicas que dirigidas por sacerdotes y al grito de "Viva Cristo Rey" se enfrentaron entre 1926 y 1929 al Gobierno mexicano para impedir la aplicación de la Constitución de 1917, muy restrictiva con la Iglesia. El objetivo de El Yunque, fundado en Puebla por Ramón Plata en 1955, es infiltrarse en las altas esferas del poder con el propósito teórico de instaurar la Ciudad de Dios conforme al Evangelio. Hay un evidente paralelismo entre el movimiento cristero y el partido carlista. El grito juramentado de "Dios, patria, fe" es una réplica del "Dios, patria, rey" carlista. Tal y como han puesto de manifiesto las investigaciones judiciales y periodísticas, esa organización secreta opera a través de sociedades pantalla y de acuerdo con un modelo de células estancas. El nombre procede de la máxima "Mantenerse firmes, como el yunque al ser golpeado", que dejó escrita san Ignacio de Antioquía. En lo que parece una actualización oportuna y una aportación implícita al debate soterrado que se libra en esos ambientes, un periodista de La Gaceta escribió el 22 de noviembre último que "las sociedades secretas no son herederas de la lucha cristera", al tiempo que advertía del riesgo de "usar la religión como ariete político".


("Los secretos del Tea Party español", de José Luis Abella, desnuda la existencia de varias ascociaciones civiles vinculadas con los Legionarios de Cristo, a su vez herederos del movimiento "cristero" mexicano que llevó a una rebelión, sofocada a tiempo, en la década de los 20-30 del siglo pasado; identificadas también con la organización cripto-religiosa El Yunque que, al igual que la cristiada, tiene su cuna en Guanajuato, bastión panista, y con ramificaciones en otros puntos del Bajío mexicano, incluído Zacatecas. La ofensiva desatada contra los matrimonios entre personas del mismo sexo ha reavivado las llamas del fanatismo. Nota reproducida del diario español El País.)

No hay comentarios: