martes, 21 de diciembre de 2010

SIN PAPELES DESAPARECIDOS

La cancillería de El Salvador exigió a México investigar el secuestro de unos 50 inmigrantes centroamericanos, que fueron retenidos desde el 16 de diciembre por un grupo armado y de quienes no se tienen noticias.

''La cancillería salvadoreña externa su profunda preocupación ante estos hechos y condena las agresiones a los centroamericanos en tránsito por México'', expresó el Ministerio de Relaciones exteriores salvadoreño en un comunicado emitido el martes.
El secuestro ocurrió la medianoche del 16 de diciembre cuando ''hombres armados pararon un tren de carga en la localidad de Chahuites (Oaxaca) y se llevaron por la fuerza con rumbo desconocido a unas 50 personas de diversas nacionalidades''.
Según testimonios recabados por personal consular salvadoreño, ''los delincuentes habrían obstruido las vías con troncos y piedras obligando a la locomotora a parar''.
''Los testigos aseguraron que los sujetos subieron a los vagones golpearon a los migrantes con machetes y los despojaron de sus pertenencias''. Posteriormente se llevaron por diferentes rumbos a unas 15 mujeres, cinco menores de edad y unos 30 hombres, según el informe.
Las víctimas habían evadido minutos antes un operativo del personal de inmigración, ejército y policía federal mexicana en la que se registró la detención de 92 inmigrantes, según el mismo comunicado.
Es la segunda denuncia de secuestro de El Salvador en los últimos dos meses luego de otro caso ocurrido a principios de noviembre cuando otros 20 inmigrantes centroamericanos fueron secuestrados en el estado de Veracruz, en la costa del golfo de México.
La cancillería también se solidarizó por supuestas amenazas que grupos delicuenciales han hecho contra el sacerdote Alejandro Solalinde, quien dirige la denominada Casa del Migrante ''Hermanos en el Camino'' en la localidad de Ixtepec.
''El ministerio de Relaciones Exteriores exige al gobierno de México que investigue estos hechos'', añadió el comunicado.
La cancillería hizo ''un llamado a los salvadoreños a que se abstengan de viajar de forma indocumentada hacia Estados Unidos o cualquier otro destino''.


(Sabes de antemano que la cobertura por la aparición con vida de un político secuestrado durante siete meses jamás se le dará al secuestro de indocumentados centro y sudamericanos, cuando mucho servirá de trampolín para que algún panista ascienda en su carrera política, como pasó con Cecilia Romero, que del Instituto Naconal de Migración (INM), que luego de la masacre de 72 sin papeles, en un rancho de Tamaulipas, a mediados de año, subió a la secretaría general de su partido. La nota se reprodujo del diario El Universal.)

No hay comentarios: