sábado, 20 de noviembre de 2010

CUMPLEAÑOS

para josé emilio

Con la cerviz encorvada como el mango
de bastón, agradecía una y otra vez
el aplauso unánime, el reflector
múltiple, la grabadora on recording.

Con la voz hecha añicos
por la emoción, tragaba saliva,
cristales, pasaba agua en pequeñas
dosis, en claros manantiales.

Como si fuese la última
respondía preguntas con monosílabos
repasaba líneas como invocación
de un pasado que no se iba.

Con la garganta reseca
como inusual visita al cementerio
recorría tumbas, removía
lápida, inscripciones y silencios.

Como un guión revisado, reelaborado,
reaprendido y olvidado, por momentos
guardó silencio, cerró gavetas
y mudo se fue, emocionado.

Monterrey, NL, 11 oct. 2009

No hay comentarios: