martes, 23 de noviembre de 2010

ARMANDO ROMERO (1944 )

Nosotros dos

No siempre se puede ser cara o sello al mismo tiempo y después decir que la fortuna se mide por abismos. Hay un lugar por el cual si entramos o salimos vamos al mismo sitio. Dicen que lo pueblan seres tan distantes los unos de los otros que ya no tienen fondo: lisos ellos se miran sin mirarse, sin advertir que también son substancia de esa otra mirada, la que de ti a mí danza solitaria su existencia. Tú, que traspasaste los últimos lindes; yo, que perseguía tu cuerpo para atraparlo en mi morada. No siempre se puede decir que somos lo que somos, nosotros dos que construimos el cielo a martillazo limpio.


(texto reproducido de Nueva poesía latinoamericana,
Unam/Uv, México, 1999)

No hay comentarios: