lunes, 29 de noviembre de 2010

IDEA VILARIÑO (1920- 2009)

El espejo

Dejá dejame hacer le dice
y cuando inclina
cuando va a hundir el rostro suavemente
en la dura pelambre
en la oscura maraña entreverada
sobre la piel tan pálida
ve el espejo es decir ve en el espejo
una cabeza rubia -no- dorada
el pelo blandamente recogido
en un lánguido moño como si
fueran la cara el cuello la cabeza
de alguna delicada bailarina.
El espejo mirá el espejo dijo
y le dejó que él viera la cabeza
dorada hundiéndose en el vello negro
y su cuello doblándose
tan armoniosa tan hermosamente
dejó que él viera absorto enamorado
ese pedazo de su amor viviendo
encerrado en el óvalo de oro.


(texto reproducido de  En lo más implacable
de la noche, ed.Colihue, col. Musarisca, 1a.ed.
2a.reimpresión, Buenos Aires. 2009.)

miércoles, 24 de noviembre de 2010

SI BOLAÑO NO HUBIERA MUERTO

Nuevas noticias desde el planeta Bolaño: un título tan rocambolesco y misterioso como Los sinsabores del verdadero policía viene a remover en sus asientos a la legión de incondicionales del escritor (Santiago de Chile, 1953-Barcelona, 2003). Se trata de una nueva novela que llegará a las librerías en enero y que, ahora mismo, recibe los útimos retoques en Anagrama, editorial que gestiona los títulos del escritor en español. Aún se cuadran detalles del contenido; la última palabra la tiene su esposa, Carolina, madre de los dos hijos del escritor.

El libro adelanta personajes y temas de la obra mayor del escritor chileno
Las cerca de 300 páginas del libro conforman una obra que su autor dejó inacabada en las carpetas de su ordenador al morir, y que se pueden seguir como el origen de 2666, su obra mayor. A través de estos escritos se trazan los perfiles de personajes como Von Archimboldi, el enigmático escritor alemán, o Amalfitano, pero también aparecen personajes de otras novelas del autor de Los detectives salvajes.
Los sinsabores del verdadero policía permite seguir toda su literatura a través de un juego de voces, aseguran los que han tenido acceso al texto. Los seguidores de Bolaño encontrarán en estas páginas temas recurrentes como el destino, el exilio, el amor o la literatura. Una parte, posiblemente el 50% del texto, se encontraba en el ordenador; el resto había sido pasado a máquina de escribir con correcciones del autor anotadas en los bordes. Roberto Bolaño empezó a publicar tan tarde y la muerte le alcanzó tan rápido que no llegó a ver editado 2666, publicado un año después de su fallecimiento.
Muchos de sus apuntes sobre sus obras fueron escritos a mano y luego guardados en carpetas o almacenados en el ordenador. Los sinsabores del verdadero policía, procedente de ese archivo, no es el primero ni será el último de sus inéditos. Hace unos meses, Anagrama recuperaba también El Tercer Reich, una novela inédita, escrita en 1989 y en la que el autor despliega algunos de sus temas recurrentes, como las extrañas formas del nazismo.
Jorge Herralde, que ayer participaba en las jornadas que sobre la obra de Bolaño tienen lugar esta semana en Casa de América de Madrid, aseguró que prefería no hacer demasiadas declaraciones hasta que la obra llegue a las librerías, aunque no eludió emitir un juicio que, a buen seguro, pondrá los dientes largos a los seguidores del escritor chileno: "La calidad de este nuevo libro es prodigiosa y sin lugar a dudas está a la altura de 2666". Junto al mercado en español, el libro se lanzará en inglés, francés, italiano y alemán. El contrato se cerró hace un año pero las negociaciones con Andrew Wylie (El Chacal), agente de Bolaño, de cara a su publicación en español han sido tensas y se han prolongado durante meses.
Nada que tenga que ver con este autor resulta sencillo, seguramente porque Bolaño nunca se preocupó demasiado de la intendencia que rodea la obra de un escritor. Era un tipo campechano que fumaba entre plato y plato, capaz de reírse de sí mismo y de sacar partido, como buen novelista, a todo lo que se movía a su alrededor, como cuando presentó en Madrid Los detectives salvajes y cayó rendido ante el atractivo de Tita Cervera, sentada en la mesa de al lado del restaurante donde comía. Le encantaban los culebrones y los reality-show, y leía todo lo que publicaban los autores jóvenes. Salvo Los detectives salvajes y 2666, sus libros en España no han pasado de los 15.000 ejemplares.


(Ah, se me pasaba: Raymond Carver también ha sido víctima de su viuda, que ha autorizado a sus editores la publicación de sus libros de cuentos, también escribió poesía, como Roberto, conforme a las versiones originales, pese a que el norteamericano en vida autorizó los cambios propuestos por su editor y los dictaminadores de la propia casa que lo publicaba. Si Bolaño, como los niños de aquella fábula que dejaban migas de pan como pistas para su regreso a casa, dejó o no manuscritos "olvidados" en carpetas, el ordenador o en una caja se seguridad en Suiza, ¿ Herralde está obligado a publicar todo lo que se encuentre sobre la marcha? Digo, sólo se plantea la duda porque entonces cada año van a aparecer antologías, selecciones, crestomatías y estudios inconclusos por los demasiados inéditos...)

BOLAÑO: SANTO, COMEDIANTE Y MÁRTIR

INÉS MARTÍN RODRIGO / MADRID
24/11/2010 -Los mitos nunca mueren. Menos aún cuando han abandonado este mundo de manera trágica y temprana. Roberto Bolaño es uno de los personajes que, por derecho propio, ocupa desde hace siete años un lugar privilegiado en ese «Olimpo de Dioses» a los que los mortales nos aferramos con desesperada necesidad, como si arrancando una página de «Los Detectives Salvajes» fueran a concedernos la duda de la eternidad.
Muchas páginas se han escrito de la vida y obra de este mito, clásico moderno ya de la literatura universal, pero con la obra de Roberto Bolaño la última palabra está siempre por decir. Como si su feroz necesidad de escribir se hubiese contagiado a todos los que (se supone) algo tienen que decir sobre la narrativa contemporánea, raro es el día en que no se menciona su nombre, no siempre con tino y mucho menos con acierto crítico. Sin embargo, en estos intentos revisionistas uno destaca sobre los otros en estos días de invierno que tanto gustaban al escritor chileno. Se trata de la Semana de Autor que le dedica la Casa de América en colaboración con la Agencia Española de Cooperación Internacional, y que se celebra hasta el próximo 27 de noviembre en Madrid.
Mesas redondas, charlas, la proyección de un documental inédito y multitud de actos con Bolaño como protagonista riegan este homenaje, en el que el broche de oro lo pondrá la cantante Patti Smith con un recital de versos del escritor. Y todo ello por obra y gracia de Ignacio Echevarría, albacea y amigo de Roberto Bolaño. ABC ha tenido ocasión de charlar con Chris Andrews, traductor al inglés de la obra de Bolaño, Wilfrido Corral, escritor y amigo del chileno, y el propio Echevarría sobre la vida y la obra de un autor del que aún desconocemos elementos esenciales.

¿Autor maldito?

El primer término que es necesario aclarar es el de autor maldito, un concepto que los tres se afanan en desterrar de la mesa de debate. Así, un tajante Wilfrido Corral considera que «ahora se lee a Bolaño, no por el aura de malditismo que le acompañó durante una época, sino porque su literatura es magnífica, excelente». Reconocen, no obstante, que ese malditismo sí ayudó a la comercialización de su obra, pero «fue en un momento en el que aún era mito», puntualiza Corral. Un momento que, sin duda, también se vio ensuciado con la bruma del desconocimiento, pues como apunta Ignacio Echevarría «la gente emplea este apelativo sin saber muy bien lo que significa, porque en ningún caso Roberto Bolaño ha sido un autor maldito. El maldito es alguien que está contra la sociedad y al que la sociedad hasta cierto punto recluye, pero Bolaño nunca ha sido marginado». Según Echevarría, «lo que la gente confunde con malditismo es el romanticismo y el vanguardismo, que no son dos cosas idénticas».

Romanticismo y vanguardia

Dos conceptos, el de romanticismo y vanguardia, que, según los tres definen la obra de Roberto Bolaño. Tanto es así que Wilfrido Corral llega incluso a aventurar que «es la combinación perfecta para definirla, pues ha habido una especie de dialéctica entre ambos conceptos». De hecho, según Ignacio Echevarría, «del romanticismo toma la actitud de la literatura concebida como totalidad, mientras que del vanguardismo adopta la actitud beligerante, agresiva, inconforme». Un inconformismo que llevó a Bolaño a transgredir las normas hasta superar los límites de la historia de la literatura chilena, española o latinoamericana.

Cuando hablamos de Bolaño debemos emplear palabras mayores, debemos remitirnos a la historia de la literatura mundial. «Ya no se lee a Bolaño como autor latinoamericano, porque supera con creces cualquier categoría. «Si está cambiando alguna historia, es la historia de la literatura mundial», explica Wilfredo Corral. Un cambio que, en gran parte, ha sido posible gracias a las «excelentes» traducciones al inglés... y hasta al chino, como bien puntualiza Chris Andrews.

No obstante, como recuerda su albacea, «era un lector muy abierto». Pero no sólo de lectura se alimentaba el espíritu renacentista de Bolaño, pues «le gustaba muchísimo la televisión, veía muchísimo cine». Eso sí, Echevarría puntualiza que como lector no era un lector canónico, sino que «leía ciencia ficción, novela negra, toda fricada que cayera en sus manos y le gustaba mucho la música, escribía con auriculares y música rock puesta». Es decir, que «no era un ratón de biblioteca, sino que era una persona perfectamente instalada en una cultura multimedia como la nuestra».

Sus lectores

Es esa lectura voraz que caracterizaba a Bolaño la misma que muchos de sus lectores han experimentado con sus obras, todas novelas difíciles, pero consumidas por el gran público con ansia y ni rastro de rechazo. Son, «sin lugar a dudas, lectores inteligentes», como explica su amigo Wilfredo Corral. Un afirmación con la que coinciden Echevarría y Andrews. Si para el primero nos encontramos ante un escritor «muy accesible, muy encantador, tiene encanto», para el traductor de sus obras al inglés lo que experimenta el lector es «una especie de convulsión que no te deja indiferente».

Su literatura

Y es que, teniendo en cuenta los temas que protagonizan novelas como «2666» o «Los detectives salvajes», la indiferencia resulta incomprensible. Pero, ¿cuáles son esos temas capaces de atrapar al lector, de hacerle convulsionar en un viaje sin retorno? Según Echevarría, «en su narrativa hay muchos temas, algunos muy recurrentes: cierta idea de la literatura como experiencia de vida; cierta idea pura del mundo, de perdición; un sentimiento muy hondo de lo que es la pérdida, de los recuerdos, los libros, las experiencias, los sentimientos, asociado con el hecho de que el mundo vaya dejando atrás, sin huella ninguna, tantas cosas de las que nunca nos enteraremos». Idea de la experiencia perdida, de la valentía, la noción de búsqueda, el atrevimiento, el azar de hacer algo que otros no hacen y que tal vez sabes que es lanzarse al abismo, la valentía... y desde luego la muerte.

Su muerte

Esa dama sin piedad que un 15 de julio de 2003 vino a visitarle en Barcelona, negándole la posibilidad de haber llegado, sin ningún género de dudas, allá donde hubiera querido. Echevarría recuerda una frase del propio Bolaño en la que, hablando de «Los detectives salvajes», de la juventud, del fracaso, de la derrota... cómo, a pesar de todo, la novela y sus personajes conservan el resplandor de la alegría. «Esa inclusión de la alegría dentro de un panorama tan trágico fue la vibración que Bolaño más y mejor supo transmitir». Y seguirá transmitiendo con una obra que parece crecer sin límites.


(Fue durante la pasada feria del libro de tu pueblo, en agosto de este año, que te enteraste que los lectores de Bolaño en esta ciudad, se asumieron a sí mismos como 'detectives salvajes' que andan tras las huellas vitales que el chileno dejó en México, los rastros que evidencien el incubamiento de esa novela dos veces premiada y piedra de toque de su lanzamiento al firmamento de los 'inmortales'. Se diría que Roberto nació predestinado para llegar a convertirse en aquello que odiaba: ser un paradigma y un modelo como aquellos a los que combatía: al patriarca Octavio Paz, al cacique Juan Rulfo y a los acólitos de la Cuba comunista: los integrantes del grupo La Espiga Amotinada. Acciones enlazadas que, quizá, le valieron el destierro de México como en el pasado le costó a Mario Santiago (el otro infrarrealista maldito) su viaje a un país escandinavo, en donde le prohibieron que regresara. ¿Qué otro ingrediente entra en la receta para considerarte romántico? Morir joven como Werther, poseer/adolecer de una enfermedad incurable y quizá, la libertad enorme del suicida y poseer la belleza de James Dean, el aura de Marilyn Monroe y la malditez de Sylvia Plath. Ojo: la nota se reprodujo tal cual del diario español ABC.)

OLGA OROZCO (1920- 1999 )

Cantos a Berenice
            III

Quiero pensar que no eras la cría repudiada,
hija de gato errante y de gata cautiva
-la pareja precaria, victoriosa en la ley de un solo
   acoplamiento
y sumisa al decreto de algún Malthus tardío que impera
   en el desván-.
Puedo creer que no eras trofeo ni residuo
arrojado al azar desde lo alto de la roca,
ni yo la tejedora que detiene con redes milagrosas el vuelo
   o la caída.
Algo más que piedad, que providencia y desatino
erigió nuestra carpa invulnerable entre las carcomidas
   fundaciones.
Algo que comenzamos a saber entre un plato de leche
y huesos, sólo huesos de desapariciones, tan duros de roer.


(teto tomado de Obra poética,
ed. Corregidor, 3a. reimpresión,
Buenos Aires, 2007, col. Biblioteca de Poesía)

martes, 23 de noviembre de 2010

EL CORAJE DEL DISIDENTE

¿Cuántos adolescentes como el estudiante con nombre de poeta, Carlos Willims, han sido vejados, denigrados, motejados y orillados al suicidio por "maestras" como la directora del plantel de Tabasco que, con engaños, hizo "firmar" a la madre del joven, que no sabe leer ni escribir, la baja por ser "mal ejemplo" para la célula de la sociedad representada en esa correccional-cárcel disfrazada de centro de enseñanza?

Violeta Oliva Cornelio, la directora del Colegio de Bachilleres 39 debe ser sancionada por el Conapred (Consejo nacional para prevenir la discriminación) y por la sede estatal de la Comisión de Derechos Humanos (Cedht), para que entienda que no vivimos en el siglo XIX ni en la Edad Media, que el sistema educativo es laico, no confesional como las penitenciarías bajo la férula de panistas y yunquistas.

El coraje del joven Carlos Williams, que hace honor a la ranchería donde está ubicada la escuela, El Tigre, se ató el lunes con cadenas y candados a la entrada del plantel en protesta por la injusta expulsión, hasta que se le readmitió como alumno del quinto semestre. Se ofrece el nexo a la nota publicada por el semanario Proceso.

http://www.proceso.com.mx/rv/modHome/detalleExclusiva/85691

EL DIVINO PRESERVATIVO

La Federación Estatal de Lesbianas, Gays y Transexuales (FELGT) ha asegurado hoy que las palabras del Papa Benedicto XVI sobre el uso del preservativo suponen un "avance positivo" para la sociedad, aunque las ha considerado "tímidas e insuficientes".

El responsable de Salud de la FELGT, Rubén Sancho, ha explicado que la justificación de la Iglesia sobre el uso excepcional del preservativo es "importante", ya que "por primera vez en la Historia" reconocen que el condón es un material sanitario eficaz.
Asimismo, Sancho ha señalado que las palabras del Pontífice también desvelan que el Vaticano asume que el preservativo "puede jugar un papel relevante en la respuesta a la epidemia por VIH, cosa que contradice la doctrina oficial católica".
No obstante, ha criticado que el mensaje de la Iglesia es "tímido" e "insuficiente", y que mantiene una "visión muy negativa y excluyente" de la sexualidad humana.
En este sentido, ha reconocido que desde la FELGT echan de menos palabras "más atrevidas" y una actitud mucho más activa ante el control de la epidemia del sida.
"Creemos que la oficialidad de la Iglesia Católica y el resto de las confesiones religiosas pueden y deben jugar un papel más activo y positivo en la respuesta a la infección por VIH que pasa, entre otras cosas, por reconocer el valor intrínsecamente positivo de la sexualidad humana y la diversidad en las formas de vivencia", ha concluido.


(Desde antes de que nuestros abuelos ejercieran su sexualidad, el divino Marqués de Sade ya improvisaba preservativos para ejercer su derecho a la sexualidad, pero que el papa alemán Ratzinger haya esbozado con timidez el derecho a portarlo en situaciones preembarazosas y para prevenir enfermedades, como dicen en mi pueblo, peor es nada. La nota se duplicó del diario Público.es)

ARMANDO ROMERO (1944 )

Nosotros dos

No siempre se puede ser cara o sello al mismo tiempo y después decir que la fortuna se mide por abismos. Hay un lugar por el cual si entramos o salimos vamos al mismo sitio. Dicen que lo pueblan seres tan distantes los unos de los otros que ya no tienen fondo: lisos ellos se miran sin mirarse, sin advertir que también son substancia de esa otra mirada, la que de ti a mí danza solitaria su existencia. Tú, que traspasaste los últimos lindes; yo, que perseguía tu cuerpo para atraparlo en mi morada. No siempre se puede decir que somos lo que somos, nosotros dos que construimos el cielo a martillazo limpio.


(texto reproducido de Nueva poesía latinoamericana,
Unam/Uv, México, 1999)

lunes, 22 de noviembre de 2010

¿GRANADAS DE FRAGMENTACIÓN PARA EL CAMPO?

Los empresarios de la fronteriza ciudad de Matamoros del estado mexicano de Tamaulipas (norte) pidieron este lunes al gobierno una tregua en su lucha contra el crimen organizado, que fue calificada como "fallida" por alguno de sus representantes.

El vicepresidente de la Federación de Cámaras Nacional de Comercio, Julio Almanza, explicó que con esta medida los empresarios se podrían recuperar de la inestabilidad social a la que han sido sometidos por los continuos enfrentamientos.
En su opinión, es urgente modificar la estrategia de la lucha contra el crimen organizado. "Le pedimos (al presidente Felipe Calderón) la tregua y que cambie sus helicópteros de guerra por tractores para hacer más productivo el campo, para cambiar las ametralladoras por créditos para las empresas, para cambiar cada granada detonada por un empleo", dijo.
Almanza agregó que si el Gobierno federal sigue obstinado con hacer de las "tranquilas" calles "campos de guerra" y no se da cuenta de que su estrategia "falló", existe el riesgo de que en más ciudades se repita la situación de Ciudad Mier, que se ha convertido en un "pueblo fantasma" por el exilio de sus ciudadanos y los asesinatos.
El líder patronal consideró que el Gobierno debe enfocar sus apoyos a los empresarios con mayores incentivos, apoyar la industria ensambladora, el comercio exterior, dar confianza al turismo, trabajar en sectores estratégicos como salud, empleo y educación y dejar de lado las armas y la guerra por la paz y la productividad.
Almanza manifestó que el gobernador electo Egidio Torre y el próximo alcalde de Matamoros, Alfonso Sánchez, deben impulsar esta tregua que se pide al Gobierno "ya que ambos, como empresarios de respeto, conocen, han vivido y son consientes de la problemática que enfrenta el sector productivo y la sociedad en general", declaró.
La violencia en el estado de Tamaulipas ha provocado que en los últimos meses muchos empresarios hayan huido con sus capitales al vecino estado de Texas (EEUU), donde han invertido al menos unos 16 millones de dólares.
En Tamaulipas se enfrentan el Cartel del Golfo y su antiguo brazo armado, Los Zetas, lo que ha causado centenares de muertos.


(Una vez más el sector empresarial del norte de México alza la voz para solicitar al ciego sordo y tozudo FCH que ya le pare a su "carrito" en picada que ha acarreado al país miles de muertos, esta vez tocó a Tamaulipas solicitar un alto a la guerra unipersonal de Calderón Hinojosa, mañana quizá haga una petición semejante la iniciativa privada de Nuevo León, Coahuila o Zacatecas, entidades donde no amainan los hechos delictivos con y sin cobertura de la prensa de cada localidad. Toca al presidente del empleo (en las funerarias y las fosas clandestinas) responder o seguir nadando de muertito, como ya es su costumbre de cuatro años a la fecha. La nota se tomó del diario español El Mundo, que a su vez la rescató de la agencia EFE.)

BOLAÑO PÓSTUMO

El 15 de julio de 2003, el chileno Roberto Bolaño falleció en una clínica de Barcelona tras una complicación de su enfermedad hepática. Lo tenía todo para convertirse en mito: 50 años, una adoración in crescendo entre los escritores y lectores latinoamericanos por la novela Los detectives salvajes ganadora del premio Herralde en 1997 y el Rómulo Gallegos en 1998 y una forma de estar en el mundo nada complaciente. Golpeaba a la vida, se fajaba con ella ("es un trabajo como de minero del siglo XIX", decía de su labor de escritor) aunque luego esta le devolvió un derechazo al hígado.


La publicación en 2004 de la monumental 2666, novela póstuma e inacabada, y la entrada en el mercado de EEUU de Los detectives salvajes en 2007 supusieron la gota definitiva para el estallido de la bolañomanía. Y con ella, las nuevas etiquetas: el triunfo del escritor maldito, del tipo que malvivió en Barcelona, que apenas vendió mil ejemplares de sus primeros libros y que falleció al cumplir el medio siglo. El plato del éxito póstumo ya estaba cocinado.

Varios escritores, críticos y traductores de la obra del chileno homenajean esta semana a Bolaño en la Casa de América de Madrid. Y lo hacen con un objetivo: bajar a la tierra al mito abordando sus cualidades literarias, como su labor poética y sus radiaciones en la cultura contemporánea.
"Me pregunto si este éxito global no es de algún modo una especie de cierre de su obra. Tras su consagración internacional, la crítica parece que ha dejado de poner su acento sobre él. Que se haya convertido en un fenómeno de masas es muy saludable, pero su obra está ahí para ser leída y para ser interpretada de nuevo. Yo creo que hay que leer con Bolaño y contra Bolaño", estima el escritor argentino Patricio Pron, uno de los participantes del homenaje. Pron no está de acuerdo en la lectura romántica que se ha hecho de la figura del chileno en los últimos años: "Esa interpretación de índole biográfica impide que se comprenda que lo suyo fue el triunfo de la literatura sobre cualquier tipo de imposición política", afirma.

Su sucesor en el Premio Herralde, Marcos Giralt Torrente, también cree que tras el éxito póstumo de Bolaño existe bastante artificio. "Se favoreció de la suerte por su muerte prematura y por la necesidad, en aquellos momentos, de tomar un nuevo valor hispano", señala. Como Pron, insiste en que es un autor absolutamente necesario. "Él nos volvió a enseñar cómo se escribe en castellano. Y que todo es la forma. 2666 es un ejercicio alucinante de escritura. Tanto que no deja de extrañar que un escritor tan literario consiga estar en el caballo mediático".

Este misterio está bastante aclarado para el crítico literario Ignacio Echevarría, albacea de Bolaño, que le considera un "escritor total". Si el chileno ha tenido éxito en EEUU se debe a que su obra tiene "calidad, vigor y grandeza". "Bolaño bebe en la literatura norteamericana y se apropia muy personalmente de algunos moldes genéricos, como la novela negra y la ciencia ficción, o la velocidad de los beat", mantiene. De ahí que novelas como Los detectives salvajes, la historia de una generación envejecida, que, sin embargo, conserva el esplendor de la alegría, haya impactado en tantos escritores y lectores jóvenes.
"Yo valoro, sobre todo, el tratamiento de los temas. Bolaño dominaba estilos y lenguajes distintos. Hay cuentos escritos al estilo de Borges. Otros completamente diferentes. Hay que ser muy bueno para escribir textos como Nocturno de chile", dice su amigo personal Antoni G. Porta, también participante en el homenaje. Aunque "si él hubiera conocido este éxito, se lo hubiera tomado con total normalidad", aclara.

Sus lectores siguen a la espera de la publicación de inéditos. "Hablamos de materiales accesorios a una obra cuyo entorno ya está dibujado", apunta Echevarría. Material para que la bolañomanía deje de ser un artificio, donde juega un papel fundamental su poesía. Para el catedrático de literatura española de la Pompeu Fabra, Jose María Micó, también está presente en el homenaje, "siempre que hay un éxito póstumo se corre el peligro de distorsionar la obra. Por eso vamos a hablar de su poesía, que es muy desconocida. Su poesía no es lírica. Tiene una concepción muy narrativa porque es un escritor que va más allá de los géneros. Quedan muchos poemas inéditos y habría que hacer un esfuerzo por reunirlos".


( El espíritu lúdico del Julio Cortázar de Rayuela, ¿influyó en la realización de Los detectives salvajes y 2666?, porque aquél argentino que propuso una lectura de su novela a partir de una secuencia formulada por él mismo está presente en aquel personaje que colgaba un libro en el tendedero del patio en Ciudad Juárez y que cada mañana se asomaba a ver si seguía ahí; y está presente también en la caminata que hace Octavio Paz en el parque hundido de la ciudad de México mientras lo sigue su secretaria. El fallecimiento del narrador chileno hace siete años obliga a un regreso a sus libros, pero obliga también a dejar de verlo como una mina de oro para sus editores, amigos y albaceas, para quienes se dicen herederos del infrarrealismo, que finalmente era de los que abominaba Roberto. La nota se reprodujo del diario español El Mundo.)

domingo, 21 de noviembre de 2010

EUGÉNIO DE ANDRADE (1923- 2005 )

EROS


Nunca o verão se demorara
assim nos lábios
e na água
- como podíamos morrer,
tão próximos
e nus e inocentes?



(MAR DE SETEMBRO)

(reproducido del blog Fundación E. de A.)

sábado, 20 de noviembre de 2010

PIRATAS DE LAS PAMPAS

uno.
Según cifras de la asociación de editoriales de Argentina, el 20 por ciento de la producción de libros en el país es falsificada (pirata) y se distribuye para su venta en la capital, Buenos Aires, y en el interior, Rosario, Córdoba y Mendoza, sin considerar las remesas enviadas al vecino país, Chile; esto se traduce en que dos de cada diez libros que se compran son "truchos" o apócrífos, entre títulos clásicos para estudiantes, best sellers y de autoayuda o autoestima.
   Gracias a una denuncia interpuesta por la editorial, de capital español, Planeta y luego secundada por Aguilar, Taurus, Urano y Alfaguara, el pasado viernes 5 de noviembre se localizaron en seis direcciones 145 mil libros apócrifos, que era distribuidos en pequeñas librerías, entre ambulantes, ferias de libros, librerías independientes y distribuidores al menudeo.
   Además del precio, a veces inferior al 50 por ciento de una edición original y autorizada -por ejemplo, un libro del Fondo de Cultura Económica exhibe un precio de lista de $79 pesos, en la "piratería" se encuentra a quince-, las ediciones falsificadas no portan código de barras, ni el colofón y son libros que se deshojan fácilmente, con portadas a veces perfectas y otras con los colores alterados o distorsionados.

dos.
Caso México. Durante el 2007 se embargaron 300 toneladas de libros, localizadas en bodegas del centro histórico, entre las calles de Donceles y Justo Sierra, en la capital del país, y en la colonia Doctores, en la calle Doctor Velasco, acción que representó el aseguramiento de 740 mil volúmenes, luego de una denuncia interpuesta por el órgano representante de las editoriales, el Centro Mexicano de Protección y Fomento de los Derechos de Autor (Cempro).
   El mismo organismo informó que en el 2006 se incautaron 22 toneladas, en que sobresalieron títulos de interés general y de texto, de nivel básico y universitario, de apoyo y de investigación en las ramas de ciencias políticas y sociales, educación, tecnología y otras especialidas en humanidades y ciencias exactas.

tres.
Caso Zacatecas. Durante el año 2005, se detectó la venta de libros "piratas" en la Feria del Libro que hasta ese año se efectuó en el ex Templo de San Agustín, centro histórico de la ciudad capital, suceso promovido por las autoridades del Instituto de Cultura (IZC) quienes a los vendedores de mercancía apócrifa les aceptaban el pago de la renta por uso del suelo en especie, es decir, el pago se hacía en volúmenes "truchos" (o "piratas"), sin que la denuncia plasmada en los medios informativos impresos les preocupara mayormente, ni al titular del IZC, David Eduardo Rivera Salinas ni a la gobernadora Amalia García Medina.
   Ese mismo año y el siguiente, se denunció que durante la Semana Cultural llegaban libreros fuereños que expendían mercancía sustraída de bibliotecas municipales de Chiapas y Oaxaca pues las ediciones ostentaban los sellos de los lugares respectivos, esto ante la indiferencia de las autoridades municipales, encabezadas en ese entonces por el alcalde Miguel Alonso Reyes, ahora gobernador de aquí al 2016. Silencio ominoso si se considera que esas entidades, Oaxaca y Chiapas, son de las más atrasadas en educación, con una población que padece enfermedades curables y típicas de la pobreza y prevenibles.
   Además de la competencia desleal que significa la circulación de ediciones falsas o "truchos", en la república de la Argentina, el productor de piratería alcanza libertad bajo fianza lo que le da manos libres para la reincidencia. Aunado esto a la facilidad que a los lectores les ofrece el servicio de fotocopiado, que durante el año laboran de sol a sol y en pleno corazón de ciudades universitarias a lo largo y ancho de México.
   Por su parte, el escritor peruano Jaime Bayly confesó en alguna ocasión que cada año asiste a una feria del libro "pirata", donde firma decenas de ejemplares de sus libros, que él mismo autoriza su reproducción para que se publiquen sin restricción alguna, hecho que ha incrementado el número de  lectores y admiradores en el país andino.

Aviso: la nota sobre la piratería en Argentina puede consultarse en clarín.ar

CUMPLEAÑOS

para josé emilio

Con la cerviz encorvada como el mango
de bastón, agradecía una y otra vez
el aplauso unánime, el reflector
múltiple, la grabadora on recording.

Con la voz hecha añicos
por la emoción, tragaba saliva,
cristales, pasaba agua en pequeñas
dosis, en claros manantiales.

Como si fuese la última
respondía preguntas con monosílabos
repasaba líneas como invocación
de un pasado que no se iba.

Con la garganta reseca
como inusual visita al cementerio
recorría tumbas, removía
lápida, inscripciones y silencios.

Como un guión revisado, reelaborado,
reaprendido y olvidado, por momentos
guardó silencio, cerró gavetas
y mudo se fue, emocionado.

Monterrey, NL, 11 oct. 2009

viernes, 19 de noviembre de 2010

JOSEFA MURILLO (1860- 1898)

Don Pegote

Ha llegado la hora del almuerzo,
   sin poderlo evitar,
oye sonar los trinches y los platos
   ¡Y no se va!

Dan las once...la historia de los gringos
   se dispone a empezar,
a las doce concluye; dan la una
   ¡Y no se va!

A las dos de la tarde: -"Don Pegote,
   ¿Quiere usted almorzar?
Almorcé muy temprano, muchas gracias".
   Y no se va.

Ya salen del colegio los muchachos,
   las tres han dado ya.
-"¿ Comeremos, amigo? -No, yo ceno",
   Y no se va.

A las cuatro nos habla de su oficio,
   (quién sabe cuál será);
a las cinco nos habla de su novia,
   ¡Y no se va!

A las seis y cuarenta: -"Si se empeñan,
   me quedaré a cenar".
¡Se ha invitado y es claro que se queda,
   ¡Y no se va!

Cenamos. -"Porque no se me aplique
   el dicho de adiós Blas,
estaré otro ratito con ustedes".
   ¡¡Y no se va!!


(texto tomado de Obra poética,
Universidad Veracruzana, col. Rescate,
Xalapa, Ver., 1984)

miércoles, 17 de noviembre de 2010

HAITÍ DEVASTADO

El rechazo del enfermo
foto AFP
Con el pie de foto "Abandonada", la imagen podría representar el desamparo de Haití en este atroz año 2010, que inició con un terremoto de proporciones dantescas, luego con huracanes y ahora, en noviembre, con una epidemia de cólera. La gráfica se tomó de El País.

RAFAEL ARRÁIZ LUCCA (1959 )

Los caracoles

De todos los moluscos son éstos
los más extremistas:
la nada o la abundancia
son sus estados conocidos,
los demás les son indiferentes.
Con frecuencia, cansados de moverse,
se mueren por tres días
y luego continúan trajinando.
La soledad en ellos
es un imposible remediable:
se autofecundan sin problema.
Pueden ser muchos y similares:
les es difícil reconocerse
y, más aún, quererse.


(texto reproducido de Nueva poesía latinoamericana,
ed. Unam/Uv, México, 1999, selección MA Zapata)

martes, 16 de noviembre de 2010

LA MANADA

Según cálculos de los expertos, este día el termómetro
llegará a los 36 grados centígrados a la sombra, hecho que
acentuará el malestar de aquellos que esperamos en balde
una catarata de llamadas de larga distancia de felicitaciones,
flores y chocolates.

Aunque por la tarde se esperan chubascos aislados,
no dejamos de sortear la crisis de los cincuenta
otoños con lecturas disciplinadas, tarros de café espumoso
ingerido a la sombra de nuestras vidas en blanco y negro.

Mientras esperamos se cumplan las expectativas, conservamos
la sangre fría mientras llegan Alejandro de Macedonia y sus
guerreros a pactar una tregua con el cuerpo y a ofrendar
la flor de cempasúchitl que cargan consigo.

Pero si la tarde abdicase ante el crepúsculo
y no aparecen los adolescentes ya instalados en la treintena;
si los faroles de mi cuadra se encienden antes que la oscuridad
reine en el barrio; si el sereno pasa su silbato por la piel erizada
de la noche; si la lluvia no llega o no cede: será un domingo más.

lunes, 15 de noviembre de 2010

CONVIVIO A CERO GRADOS

Generalmente los domingos llego temprano a casa, sólo que ayer fui a comer a Fresnillo y, desde que llegué, me invitaron a una comida de cumpleaños, comida que se extendió hasta después de las 22 horas pues había que romper una piñata, asar carne, salchichas tipo alemán y cebollas envueltas en papel aluminio. Antes de salir de casa le llamé a Pilar para avisarle que me disponía a viajar a su pueblo, que si le interesaba nos veíamos en un restaurante del centro, a donde le llevaría películas y libros. Pilar y yo acordamos vernos 90 minutos después, tiempo suficiente para el traslado y la llegada a la cita.
   Ambos amigos fuimos puntuales. Luego de escoger dos libros y una película, me pidió permiso para disponer de ocho poemas del blog "mi saliva todo locura" para su publicación en una plaquette. Le dije que se los escogería y le enviaría la lista para que simplemente los tomara del espacio abierto al que así lo desee, que yo mismo le haría la propuesta del tìtulo que englobe a la selección. Luego nos despedimos no sin antes acordar que nos llamaríamos en la semana..

   Desde el viernes anterior a ese domingo todos esperàbamos la llegada del frente frío número ocho que haría que descendiese la temperatura a bajo cero. Como siempre, el frío comenzó con vientos de 65 kilómetros por hora, lo que ocasiona que las cortinas metálicas de la librería La Azotea hagan "olas" y que ingrese al negocio polvo y briznas secas de los alrededores, que las mesas se llenen de basura y que la ceniza de los ceniceros se esparza aquí y allá; que el piloto del calentón del baño se apague, que los corredores de los tres pisos del edificio en que vivo se tapicen de esto y aquello, que los cables del servicio de televisión de paga, de mis vecinos, chicoteen los muros de los departamentos, que las cortinas, por más densas que sean, tiriten con el viento y el frío.

   Mientras los meseros colocaban los manteles en las mesas antes de extender los bocadillos previos a la comida de las 16 horas, los molcajetes con salsa, las rebanadas de pan y los quesos cortados en cubos, los jóvenes sintonizaron la televisión en el partido América-Pumas y empezaron a beber cerveza, con lo que se abría el compás de espera del resto de invitados y parientes de la festejada, que ese día celebraba el cumpleaños 74. Como yo no podía estar nomás apoltronado, a veces salía a la terraza donde el grupo de chicos iba y venía sin propósito alguno, mientras me fumaba el enésimo cigarro Delicados tabacos rubios.

   Desde un sofá de la terraza, en un área cubierta con un toldo blanco podía ver la televisión sin necesidad de escuchar la descripción a gritos del partido -el futbol no me emociona-, sin dejar de observar a un chico de pantalón ajustado y chamarra negra, que también iba y venía, ya ayudando con los trastos y la distribución en las mesas, ya con las cajas de refrescos, hielos en cubos, ya con los cartones de cerveza o las cazuelas de comida. Era un estudiante de preparatoria que había leído una entrevista que me hicieron en una ocasión que charlé sobre literatura, una plática informal sobre la creación literaria y los autores que me han llamado la atención, etcétera.

   Todo transcurría monótono y rutinario, hasta que el conductor, estudiante universitario, dijo: ai está un retén, qué hacemos. Detente, dijo la señora, si no lo hacemos nos disparan. ¿Y si son narcos? Te paras de todos modos. De noche, con viento frío, creí adivinar que eran ocho sujetos vestidos de negro que bloqueaban los dos carriles en dirección a casa, con lámparas encendidas en dirección nuestra. El conductor aminoró la velocidad conforme crecían las estaturas de los desconocidos y las camionetas que obstruían el paso.

   Ya se había roto la piñata como culminación del convivio y fiesta familiar. El acuerdo era que me regresaba en una Van con cuatro hermanos y el estudiante preparatoriano, que también venían para Zacatecas. Todavía pasaríamos a recoger a la madre de aquellos. Así se hizo. El trayecto se hace en una hora más o menos, apeñuscados, dormité un poco sin dejar de tener presente al chico a mi lado y el frío de la noche. Ya para llegar a mi domicilio, le toqué la pierna a la altura del muslo, antes de despedirme de todos. A la madre de los cuatro hermanos le indiqué dónde estaba la Azotea y la entrada al edificio en que vivo. Nos deseamos buenas noches.

   -Bájense todos, nos indicó el que se acercó al lado derecho de la Van. Sin decir una palabra, atendimos la orden. La fuerza del viento me indicó que cerrase el último botón de la chamarra, previendo una tos con flemas en los días subsecuentes. Nos separaron en dos grupos para interrogarnos: de dónde vienen y a dónde van. Nos pidieron documentos y los del vehículo en que veníamos. La información la dieron los mayores de los cuatro hermanos. Preguntaron si éramos familiares unos de otros, sólo yo era el invitado que accedieron a traer de regreso a esta ciudad, próxima treinta kilómetros. Ya de nuevo instalados en la Van, el que nos ordenó que bajáramos, recomendó: "se van con cuidado."

   Esta mañana le seleccioné a Pilar los ocho textos que me solicitó y se los envié a su dirección electrónica. Todavía es hora que no me contesta.

domingo, 14 de noviembre de 2010

DIFERENTES, RADICALES

La enorme bandera arco iris. | Foto: Rocío Badiola

Luis Tejero (Corresponsal) | Río de Janeiro
 
Cervezas, caipirinhas y chupitos de tequila circulaban sin parar mientras sonaba a todo trapo la pegadiza 'Stereo Love'. Un año más, y van 15 consecutivos, la playa de Copacabana sirvió este domingo como escenario para la Marcha del Orgullo Gay, la tercera gran fiesta de Río de Janeiro por detrás de Carnaval y Fin de Año. Un desfile que sólo pudo celebrarse bajo una lluvia interminente, aunque no tan pesada como para impedir que decenas de miles de personas -250.000, según la policía; hasta 800.000, según los organizadores- se entregaran al baile y la pasión frente a las olas del Atlántico.
Una bandera arco iris de 120 metros de largo por 10 de ancho se entremezclaba con más de una decena de carrozas decoradas con globos y corazones. Paseaban frente a ellas transexuales en tanga, ángeles de gimnasio y vendedores de casi todo, desde gorros multicolor hasta 'narices-pene' con preservativo incluido.

Homofobia y uniones civiles

La organización, sin embargo, se esforzaba en insistir en el carácter político del evento más allá de la pura diversión: "Bailar y besarse en la boca es muy bueno, pero no podemos olvidarnos de decir que la homofobia golpea a todos. Cuando llaman 'maricón' al niño en el colegio, toda la familia se ve afectada y los amigos sufren".
Criminalizar la homofobia por la vía legal, mediante un proyecto que intenta abrirse paso en el Senado, figura entre los objetivos del movimiento LGBT (Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales) en el gigante sudamericano. Igual de prioritaria es la misión de aprobar la unión civil entre personas del mismo sexo, una cuestión que no consiguió hacerse un hueco en la agenda de las pasadas elecciones presidenciales.

'Sin distinciones'

"Queremos respetar y ser respetados. Queremos una ley que nos haga sentirnos ciudadanos, ser todos iguales sin distinción", proclamaron los promotores desde una de las carrozas. A unos metros de distancia, varios participantes lanzaban mensajes hacia la Iglesia en el mayor país católico del mundo. "Tengo derecho a ser gay y ser cristiano", decía una de las pancartas exhibidas.
La celebración del desfile puso la guinda a una semana en que Río fue elegida como el "destino más sexy del mundo" para el público homosexual. Con el 58% de los votos de la audiencia del sitio web TripOutGayTravel.com y del canal Logo -la MTV 'rosa'-, la Ciudad Maravillosa se adjudicó la distinción por segundo año consecutivo frente a competidoras como Barcelona, Las Vegas o Tel Aviv.


(Como tantas veces en México, más de treinta, la movilización de grupos por el derecho al reconocimiento de sus preferencias sexuales en Brasil salieron una vez más a las calles en un ambiente de euforia y colorido, semejante quizá a los carnavales previos a la cuaresma de Veracruz, Mazatlán y otros puntos de nuestro territorio. Se reproduce la nota que puso en circulación el diario español El Mundo.)

sábado, 13 de noviembre de 2010

CLARICE LISPECTOR (1920- 1977 )

Monos

La primera vez que tuvimos en casa un mico fue cerca de Año Nuevo. Estábamos sin agua y sin empleada, se hacía cola para la carne, el calor había reventado – y fue cuando, muda de perplejidad, vi el regalo entrando a casa, ya comiendo banana, ya examinando todo con gran rapidez y un largo rabo. Parecía más un gran mono todavía no crecido, sus potencialidades eran tremendas. Subía por la ropa colgada en la cuerda, desde donde daba gritos de marinero, y tiraba cáscaras de banana adonde cayeran. Y yo exhausta. Cuando me olvidaba y entraba distraída a la dependencia, el gran sobresalto: aquel hombre alegre allí. Mi hijo menor sabía, antes de que yo lo supiera, que me desharía del gorila: "Y si te prometiera que un día el mono se va a enfermar y a morir, dejarías que se quedara? Y si supieras que de cualquier manera él un día se va a caer de la ventana y a morir allá abajo?" Mis sentimientos desviaban la mirada. La inconsciencia feliz e inmunda del gran-mono-pequeño me hacía responsable de su destino, ya que él mismo no aceptaba culpas. Una amiga entendió de qué amargura estaba hecha mi aceptación, de qué crímenes se alimentaba mi aire soñador, y rudamente me salvó: niños del morro aparecieron en una algarabía feliz, se llevaron al hombre que reía, y en el desvitalizado Año Nuevo a mí por lo menos me regalaron una casa sin mono.


Un año después, acababa de tener una alegría, cuando allí en Copacabana vi el agrupamiento. Un hombre vendía monitos. Pensé en los chicos, en las alegrías que me daban gratis, sin nada que ver con las preocupaciones que también gratis me daban, imaginé una cadena de alegrías: "Quien reciba ésta, que se la pase a otro", y otro a otro, como el bramido en un rastro de pólvora. Y ahí mismo compré a la que se llamaría Lisette.

Casi no cabía en una mano. Tenía falda, aretes, collar y pulsera de baiana. Y un aire de inmigrante que aún desembarca con el traje típico de su tierra. De inmigrante también eran los ojos redondos.

En cuanto a ésta, era mujer en miniatura. Tres días estuvo con nosotros. Era de tal delicadeza de huesos. De tal extrema dulzura. Más que los ojos, la mirada era redondeada. Cada movimiento, y los aretes se estremecían; la falda siempre arreglada, el collar rojo brillante. Dormía mucho, pero para comer era sobria y cansada. Sus raras caricias eran sólo mordidas leves que no dejaban marca. En el tercer día estábamos en la dependencia admirando a Lisette y el modo en que ella era nuestra. "Un poco demasiado suave", pensé extrañando a mi gorila. Y de repente mi corazón fue respondiendo con mucha dureza: "Pero eso no es dulzura. Esto es muerte". La sequedad de la comunicación me dejó quieta. Después les dije a los chicos: "Lisette se está muriendo". Mirándola, noté entonces hasta qué punto de amor ya habíamos llegado. Envolví a Lisette en una servilleta, fui con los chicos hasta la primera guardia, donde el médico no podía atendernos porque operaba de urgencia a un perro. Otro taxi –Lisette cree que está paseando, mamá- otro hospital. Allá le dieron oxígeno.

Y con un soplo de vida, súbitamente se reveló una Lisette que desconocíamos. Con ojos mucho menos redondos, más secretos, más a las risas y en la cara prognata y ordinaria una cierta altivez irónica; un poco más de oxígeno, y le dieron unas ganas de hablar que ella mal aguantaba ser mona; lo era, y mucho tendría para contar. En seguida, sin embargo, sucumbía de nuevo, exhausta.

Más oxígeno y esta vez una inyección de suero a cuya picada reaccionó con una palmadita colérica, de pulsera tintinando. El enfermero sonrió: "Lisette, querida, ¡sosiégate!"

El diagnóstico: no iba a vivir, a menos que tuviese oxígeno a mano y, aun así, improbable. "No se compran monos en la calle", me censuró él sacudiendo la cabeza, "a veces ya vienen enfermos". No, había que comprar a la mona adecuada, saber su origen, tener por lo menos cinco años de garantía de amor, saber lo había hecho y lo que no, como si fuera para casarse. Resolví un instante con los chicos. Y le dije al enfermero: "Usted la está queriendo mucho a Lisette. Así que si usted la deja pasar algunos días cerca del oxígeno, ni bien sane, es suya". Pero él pensaba. "Lisette es linda" le supliqué yo. "Es hermosa", aceptó él pensativo. Después suspiró y dijo: "Si curo a Lisette, es suya". Nos fuimos, con la servilleta vacía.

Al día siguiente llamaron por teléfono, y les avisé a los chicos que Lisette había muerto. El más chico me preguntó: "Crees que murió con los aretes?" Yo le dije que sí. Una semana después el mayor me dijo: "¡Te pareces tanto a Lisette!" "Yo también te quiero", contesté.


(Texto reproducido del blog "el interpretador".Traducción: Mariana Zir)

viernes, 12 de noviembre de 2010

MIS PARIENTES SICARIOS

uno.
En diferentes lecturas acerca de la rebelión cristera, mediados de los años 20 del siglo pasado, aprendiste que en esa rebelión, atizada desde el extranjero, se utilizaron a menores de edad que tarde o temprano terminaron sus días con el rótulo o etiqueta de "mártires" que les suministró el salvoconducto para entrar al cielo de los creyentes católicos.

dos.
En las recientes luchas por el petróleo, por la religión, por los territorios, en distintos países de medio oriente, es común ver fotografías de menores de edad entrenados para "luchar" por la causa de facciones contrarias, entrenarse incluso como integrantes de las llamadas "misiones suicidas" en sitios como Sri Lanka, Estados Unidos, Bagdad e Israel; menores expertos en detonar bombas, en ataques con distintas tácticas terroristas y guerrilleras.

tres.
La novela La virgen de los sicarios, del colombiano Fernando Vallejo, aborda el asunto de un comando de adolescentes entrenados para matar a integrantes de células contrarias dedicadas al narcotráfico, jóvenes que son reclutados en prostíbulos para clientes homosexuales, donde el narrador conoce primero al que será su pareja y, posteriormente, al que será el sustituto de éste, ultimado por el segundo en las calles de la ciudad en que se desarrolla la acción.

cuatro.
Novelas sobre la infancia o con personajes niños y adolescentes hay muchas. Basta recordar "El lazarillo de Tormes", de autor anónimo, "Lolita", de Vladimir Navokov, "Los jefes" y "La ciudad y los perros" de Vargas Llosa, "¡Pájaro, vuelve a tu jaula!", de Severino Salazar y la cauda de literatura clásica infantil y juvenil que alimentaron la imaginación de padres, abuelos y nietos de este y el pasado siglo veinte. Igualmente realizaciones cinematográficas como la obra de Luis Buñuel, "Los olvidados" (1950).

cinco.
Como un guión en ciernes, apareció en varios periódicos electrónicos la noticia de "El Ponchis", menor de doce años y sicario experto en degüellos y ejecuciones por algunas centenas de dólares y pesos que opera con sus dos hermanas "Las Chabelas" en el municipio de Jiutepec, Morelos, al servicio de algún cártel de drogas. Se ofrece el vínculo de la nota correspondiente.

http://diario.com.mx/notas.php?f=2010/11/12

EUGÉNIO DE ANDRADE (1923- 2005 )

Adiós

Como si hubiese una tempestad
oscureciendo tus cabellos,
o si prefieres, mi boca en tus ojos,
cargada de flor y de tus dedos;

como si hubiese un niño ciego
dando tropezones dentro de ti,
yo hablé de nieve, y tú callabas
la voz donde contigo me perdí.

Como si la noche viniese y te llevase,
era sólo hambre lo que sentía;
te digo adiós, como si no volviese
al país donde tu cuerpo surgía.

Como si hubiese nubes sobre nubes,
y sobre las nubes mar perfecto,
o si prefieres, tu boca clara
navegando ampliamente en mi pecho.


(texto reproducido de Cara Lusitania,
poetas portugueses contemporáneos,
ed. IQCA, Querétaro, Méx., 2010,
traducción F. Cervantes)

jueves, 11 de noviembre de 2010

¿FUTBOL SIN GAYS?

Ap
Para él, la homosexualidad es un "hándicap", una "perversión" y por eso Vlatko Markovic, presidente de la federación croata de fútbol afirmó que mientras él ocupe su cargo "ningún homosexual jugará en la selección"croata. Evidentemente, no ha tardado ni 24 horas en disculparse por el revuelo que se ha levantado en su país.

Markovic tiene la intención de mantenerse en la poltrona presidencial y en diciembre aspira a ser reelegido por cuarta vez para un cargo que ocupa desde 1999. Sin embargo, sus declaraciones en una entrevista publicada por el diario 'Vevernje Novosti' le hacen un flaco favor pues Markovic fue un paso más allá al señalar que "afortunadamente el fútbol lo juegan personas sanas".

En un país de tendencia conservadora y católica, las palabras homófobas del presidente no han sentado muy bien en el seno de las organizaciones de gays y lesbianas, que han exigido sus públicas disculpas de inmediato. "Quiero pedir perdón a todos los que se han sentido molestos por partes de mi entrevista", señala en un comunicado que ha publicado la web de la federación croata (HNS).

"Estoy triste por el hecho de que mis observaciones fueron, de una determinada manera, mal interpretadas", apunta. "Mi intención no es en absoluto la de herir a nadie, porque no tengo absolutamente nada en contra de los miembros de las minorías en general y, en particular, contra homosexuales", añade una nota exculpatoria que no ha parecido suficiente a los agraviados que, ahora, exigen que en el próximo encuentro de la selección arlequinada también ondee la bandera arcoíris, símbolo de los homosexuales.

Una polémica que viene a sumarse a las declaraciones del delantero internacional alemán Mario Gómez quien, en una entrevista con el diario germano 'Bunte', animó a todos los futbolistas gays a salir del armario para que puedan "jugar liberados". "La homosexualidad -prosigue- ya no es ningún tema tabú", ya que en Alemania "tenemos un ministro de exteriores (Guido Westerwelle) que es homosexual y el alcalde de Berlín (Klaus Wowereit) es también gay, por lo que los futbolistas profesionales que lo sean deberían confesarlo".


(¿Por qué siempre exhiben un criterio atrasado -medieval- aquellos voceros de una sociedad católica y conservadora como Croacia, Italia o México, que a la menor provocación arrojan detritus por la boca? Vlatko Markovic es el ejemplo más "acabado" de un país apasionado del fútbol pero discriminador de las minorías sexuales que, ante sus tonterías, ahora exigen se ondee la bandera arcoiris en los estadios, como prueba de su "sincero" reculamiento; y aunque ya pidió disculpas públicas, los reclamos prosiguen. La nota se reproduce del diario español El Mundo.)

miércoles, 10 de noviembre de 2010

NALGA QUE RECORDAR

La fijación actual por el culo no es fenómeno reciente. Ni mucho menos. Hunde sus raíces en la historia de la humanidad, aunque quizá esa obsesión por la turgencia anatómica que une la espalda con las piernas estaba antes más tapada por el disimulo y el recato. Por si los guardianes de la moral de épocas pasadas, algo más rancias que la nuestra en cuestiones carnales, tomaban represalias contra los que la declarasen a los cuatro vientos.


Una buena guía para rastrear el devenir histórico de esta fijación es el ensayo Breve historia del culo (Principal de los libros), de Jean-Luc Hennig, profesor de la Universidad de El Cairo y colaborador del diario francés Liberation. En realidad lo que hace este autor es analizar las manifestaciones culturales que han tenido en el culo su máxima inspiración.

En pintura, por ejemplo, Hennig recuerda el cambio de perspectiva que experimentó el retrato de la figura femenina a finales del siglo XVII y el XVIII. La mujer empezó a aparecer volteada en muchos lienzos, ofreciendo a la vista de los curiosos sus encantos de retaguardia. “La aparición del motivo de la mujer vista de espaldas en la pintura se debe probablemente al prestigio [adquirido en el periodo citado] del Hermafrodita, cuyo ejemplar más célebre, el de la Villa Borghese, había sido restaurado por Bernini”, advierte el ensayista galo.

Y es que, como dice Kenneth Clark en el libro, “si lo consideramos desde el único punto de vista de la forma y de la relación entre superficie plana y parte saliente, se podría pretender que el cuerpo femenino es más satisfactorio visto de espaldas que de frente”. Puede ser, aunque seguramente muchos piensen que la anatomía femenina tiene gracia y encanto se mire por donde se mire, por delante, por detrás, por abajo, por arriba, por el lado izquierdo, por el derecho...

La masculina, faltaría más, también lo tiene. Pero tuvo que transcurrir un tiempo para que el trasero de los hombres incursionara en el territorio artístico. “No representaba nada glorioso para la masculinidad o la virilidad. Lo que era glorioso era la espada por delante, el muslo en tensión y el brazo alzado. El mundo estaba repartido: los hombres tenían la espada, las mujeres la redondez”, comenta Hennig. Fue con Miguel Ángel cuando se dio “la verdadera apoteosis del culo masculino”. El culo del pintor italiano es, en su opinión, “vehemente, colosal, iracundo, estruendoso, desencadenado”. Y cita como ejemplos dos de sus obras: La batalla de Cascina y el Juicio final...

Por las páginas de este pertinente ensayo circulan reflexiones de autores como Bataille, Joyce, Proust, Sade y Rabelais, todas sobre esa parte del cuerpo “donde la espalda pierde su nombre con tanta gracia”, como decía, con su sarcasmo característico, Georges Brassens. Y es que el culo es mucho culo. Su capacidad de atracción y de sugerencia es prácticamente insuperable. A todos ellos les marcó mucho más de lo que se cree, aunque quizá el grado de obsesión más intenso lo padeció (o lo gozó, según se mire) Salvador Dalí, un artista que estableció una analogía entre el átomo y el culo de cuatro nalgas que ingenió. Él solía afirmar cosas tan significativas sobre las posaderas como: “Siempre digo que, a partir del culo, los mayores misterios del mundo se hacen comprensibles”. Y quizá no le falte razón.


(¿Alguien recuerda aquel pasaje de El buscón llamado don Pablos, de Quevedo en que el protagonista ingresa a una cárcel donde los presos caminan de espaldas a la pared para evitar la violación de un "puto" al que se le describe alto, feo y fortachón? Esa, creo, es otra forma de mostrar el trasero en una época en que el culo exhibido era tabú, por lo menos en España. "El culo, historia de una obsesión", nota de Alberto Ojeda, publicada en el diario El Mundo.)

MIGUEL TORGA (1907- 1996)

A un secreto lector

En el silencio de la noche yo te hablo
Como a través del vano
Del confesionario.
Auscultadores personales y atentos,
Tus oídos son
Páramos abiertos para mis tormentos.

Sin saber tu nombre y sin verte
-Juez que nadie puede corromper-,
Murmúrote mis versos, los pecados,
Penitente y seguro
De que serás mi amuleto en el futuro,
Si los poemas me fueran perdonados.


(texto reproducido de Cara lusitania,
poetas portugueses contemporáneos,
ed. Instituto Queretano de la Cultura y las Artes/Aldus,
México, 2010, trad. Francisco Cervantes)

martes, 9 de noviembre de 2010

ENTRE SANCHOCLÓS Y LOS REYES VAGOS

Según la tradición, San Nicolás, antiguo obispo de Mira, en la actual Turquía, llega todos los años a Holanda procedente de España, cargado de juguetes. Los niños reciben los presentes el 5 de diciembre, y su figura bonachona es venerada, igual que su equivalente español: los Reyes Magos. San Nicolás va además acompañado por un nutrido grupo de ayudantes, los Zwarte Pieten (Pedro el Negro, en singular), unos jóvenes con la cara tiznada que llevan golosinas en un saco. Este año, sin embargo, una película de terror, titulada Sint, ha revolucionado las cosas. Dirigida por Dick Maas, el problema lo presenta el cartel promocional.


Sobre un fondo nevado, muestra a un muerto viviente ataviado con la capa roja, mitra y báculo del obispo original. Este San Nicolás ficticio es en la película un asesino medieval que fue linchado por sus fechorías una noche de luna llena. Ahora, los guionistas han querido que vuelva de ultratumba para vengarse en una aventura tenebrosa plena de persecuciones, nuevos crímenes y tiros. Así que las quejas de decenas de padres preocupados no se han hecho esperar.

El cartel les parece inadecuado porque confunde a los niños, que empiezan ya a prepararse para el gran día de los regalos. Sus quejas fueron elevadas a la Comisión que supervisa la publicidad en Holanda. De momento, han perdido. No se ha considera necesario retirar el afiche porque no "sobrepasa las fronteras de los respetable", dicen sus responsables. La respuesta paterna es más directa. "¿Cómo le explico yo a mis niños que ese San Nicolás no es el suyo, para que puedan seguir confiando en su bondad?", es la frase más repetida.

El jueves, día del estreno, se sabrá si las familias tienen éxito en el recurso que han presentado para evitarles a sus hijos "la visión deformada de una figura tan querida", según añaden. Dick Maas, el director, se justifica diciendo que los niños "ya no creen en San Nicolás a partir de los siete años, y el filme es claramente para mayores". Una cosa es cierta, después de esto, "el 5 de diciembre nunca será lo mismo", tal y como reza la publicidad de Sint.


(Después de Felipe Calderón y su hermana candidata, ¿alguien creerá en Santaclós y los Reyes Magos?,
después de los valores humanos exhibidos por el cardenal Sandoval Íñiguez y los mostrados por el gobernador de Jalisco Emilio González: "los homosexuales son peores que los narcos" y "los gays me dan asquito", respectivamente, ¿habrá quién deje un zapato al pie del árbol navideño? Luego que Molinar Horcasitas y Cecilia Romero siguen tan campantes tras la muerte de 49 criaturas de la guardería ABC de Sonora y los 72 migrantes sin papeles asesinados en Tamaulipas, ¿algún cretino se atreverá a entonar "El niño del tambor" este diciembre? Si tienes una respuesta afirmativa es porque no tienes madre. La nota se reprodujo del diario El País)

FRANCISCO HERNÁNDEZ (1946)

Diego Rivera

Con mis ojos bien saltones,
similares a barrigas,
me quitaré los calzones
como pastoreando hormigas.

Después izaré mi frente
con las cejas levantadas.
Flores, árboles, la gente.
Y en mi cuello dos papadas.

Mi lunar, que ya es verruga,
mi cachete ha de adornar.
El corazón siempre en fuga
nunca se habrá de secar.

Frida es una gran mujer,
con sus changuitos me alcanza.
¿Cómo me vino a querer
si nos separa mi panza?

Diego soy, Diego Rivera,
tengo fama de inmoral.
Está duro que me muera.
Renazco en cada mural.


(texto tomado de Población de la máscara,
ed. Almadía, México, 2010.)

miércoles, 3 de noviembre de 2010

FRANCISCO CERVANTES (1938- 2005)

Prece pra uma mulher

Señora, oídme.
Tendidas, sueñan las heridas.
Expuestas a la sal de mi soberbia.
No llanto, no palabras.
Acaso una oración,
Súbita
Como tu imagen en las olas
Que se deshacen en mi pecho
Como los sueños se deshacen,
Cenizas que ondean ya para nadie.


(Texto tomado de Cantado para nadie,
ed. Joaquín Mortiz, col. Las dos orillas,
México, 1982)

martes, 2 de noviembre de 2010

CERTIDUMBRES DESVANECIDAS

 



Exposición de fotografía en la Galería Pecannins (sábado 29 de agosto a las 12:30 hrs.)[1]
Auténtico hombre del Renacimiento, Rogelio Pereda es fotógrafo y científico. Con un doctorado en química y un amplio trabajo como jefe de un laboratorio centrado en el estudio de productos farmacéuticos de origen vegetal que hagan frente a infecciones hospitalarias, los resultados de sus pesquisas lo llevaron a obtener el Premio Nacional Martín de la Cruz de Investigación Química y Biológica, 2007. Desde hace un par de décadas, es miembro del SNI (nivel 3) y ha formado a investigadores nacionales y extranjeros en el posgrado en Ciencias Químicas de la UNAM; impartido más de un centenar de cursos de posgrado;
realizado estancias posdoctorales en Canadá, Reino Unido, Estados Unidos, Brasil… donde son apreciadas sus i
nvestigaciones que combinan la herbolaria ancestral con una parafernalia de punta.
Las dotes de observación de Pereda no se enclaustran en el laboratorio; hace más de una década que asiste regularmente a la celebración del Orgullo LGBTTT en la ciudad de México. Parte de este trabajo se exhibe en dos series que constituyen “Diversidad / Adversidad”, donde las

certidumbres se desvanecen. Lo que una vez se consideró inamovible ahora se convierte en una línea más. De tal forma, se multiplican fronteras que se han cruzado en el mundo actual. Una de ellas es el lindero del género. Sin duda, los avances en la medicina y una amplia labor legal en el reconocimiento de la reasignación genérica han permitido otear nuevos horizontes para que el ser humano “se sienta a gusto en su piel”, como lo frasea una expresión gala. La complejidad de este movimiento ha exigido un esfuerzo científico, médico, religioso, legal, sociológico, psicológico de repensar, vivir, defender la subjetividad desde otras coordenadas. Esta revolución va más allá del ámbito de lo subjetivo o familiar. Exige tanto como construye una nueva sociedad. La exposición de fotografía “Diversidad / Adversidad” de Rogelio Pereda (quien se define a sí mismo como “a compulsive amateur photographer trying to find the meaning of life through the lens.”[2]) explora en algunos rostros que son el soporte de estas nuevos recorridos.
Me detengo brevemente en la imagen de un soldado del ejército norteamericano que se ha transformado. La enorme fuerza de la fotografía contrasta con la inmovilidad del sujeto. Desde su nuevo género, ella sostiene su pasado en la forma de una fotografía enmarcada: un pasado genérico y profesional: el salto no se produce sin vértigo porque ella fue hombre, fue soldado… En este contexto, el camuflaje del rostro pasa a ser un maquillaje más; el uniforme militar adquiere connotaciones de uno más de los travestimientos de un sujeto que ahora ha llegado a un vestido, un sitio al que ha querido ir de manera personal. Los senderos de la defensa del país, del deber, uno de los sitios privilegiados en la construcción de la masculinidad, se relativiza: de defensa del país se pasa a la defensa del deseo personal. En contraste con el posicionamiento social del soldado, el sendero que aparece en la fotografía de Rogelio Pereda, es personal, único. Ella fue él. Un él que pudo sobrevivir a muchos peligros. Uniforme militar y diversidad genérica (agua y aceite para muchos); lo común y lo individual, la imposición y el deseo subjetivo confluyen en la fotografía. La solidez y la invariabilidad del uniforme se desvanecen, quedan en la superficie plana de una foto. La foto es también foto de la foto en una mise en abime que potencia el vigor de ese momento en que ella se enfrenta al fotógrafo.
Al estar frente a las fotografías del Dr. Rogelio Pereda, uno tiende a establecer una serie de narrativas de los sujetos fotografiados. Más allá de acertar, de que las suposiciones del espectador sean falsas o atinadas, las fotografías contienen un poderoso dispositivo narrativo: ante el sujeto uno supone avatares, imagina derroteros de sus vidas… Sin duda es éste uno de los índices del abismo que constituye cada uno de esos rostros que se ha confrontado de manera tan frontal con su deseo y armado con ese deseo sostiene la mirada mediadora del fotógrafo, de los espectadores, del Otro.


AM: El sábado 29 de agosto a medio día se abre tu exposición de foto “Diversidad / Adversidad” en la Galería Pecanins (Durango 186) que se encuentra en el amplio contexto de Foto Septiembre. ¿Cómo caracterizarías “Diversidad / Adversidad”?
RP: Diversidad/Adversidad está integrada por fotografías de dos series complementarias, Tal como fuimos y Carotas. Mi intención al reunir estos dos trabajos fue establecer una correspondencia a distancia entre los voluntarios posantes para ambas series. Unos pertenecientes al grupo de Apoyo Transgénero “Sienna”, de Louisville Kentucky, EE. UU.; los otros, participantes sobresalientes de las marchas anuales del Orgullo LGBT en la ciudad de México. Ambas series tienen un propósito común, el descubrimiento de posibles relaciones peculiares entre la apariencia y la identidad personales o grupales. Para mí, diversidad se refiere a individualismo, la condición de presentar características, valores y creencias únicas. Mientras en la primera serie es evidente la voluntad de las posantes de compartir sus respectivas historias personales; algunas piezas de la segunda plantean un desafío al espectador al sugerir la necesidad de identificar el género de los y las posantes. De ahí, el término adversidad, ya que el principal objetivo de las dos series es propiciar una duda sobre el concepto de identidad la cual significaría un avance hacia la comprensión de las adversidades que han debido afrontar estas personas en sus propósitos de obtener una correspondencia entre su identidad física y su verdadero ser interior.
AM: Me gustaría que te detuvieras un poco más en “adversidad”…
RP: Mi trabajo fotográfico de los últimos cinco años se ha concentrado en la exploración de nociones sobre la identidad, el género y la diversidad. La marcha del orgullo LGBT es un buen ejemplo de cómo la definición de género se ha dilatado tanto como el número de personas que despliegan su pluralidad, aunque éstas sigan representando puntos ciegos en el campo visual ajeno (de la sociedad en general). Las series Tal como fuimos y Carotas investigan y confrontan algunos de los estereotipos culturales y sociales subyacentes en el concepto de género, optando por concentrar la atención en la belleza, la sensibilidad y las vulnerabilidades de la comunidad transgénero. Estas personas han conquistado su espacio a riesgo de desequilibrar la relación entre lo que es y lo que debe ser, según los demás. En la marcha celebran sus diferencias y las adversidades que han tenido que afrontar en su vida cotidiana venciendo los estereotipos culturales y sociales subyacentes en la identidad de género. Ambos proyectos tienen un carácter realista documental, aunque formalmente rigurosos y conceptuales en su aproximación. Los dos tienen el objetivo de desestabilizar y subvertir las nociones convencionales de lo masculino y lo femenino para perturbar al espectador.
AM: ¿Cuánto tiempo ha exigido tu trabajo?
RP: Una década: inicié el registro de la marcha en 1999 y en 2003 decidí concentrar mi esfuerzo rescatando particularidades de los participantes debido a que la fotografía callejera entre las multitudes es un trabajo sumamente difícil. Así, decidí descontextualizar las imágenes del ruido visual que provocan las aglomeraciones utilizando un fondo blanco de plástico para resaltar las individualidades de los participantes de las paradas que accedieron a posar y, de esta manera, inicié una especie de catálogo de la diversidad que continué desarrollando durante cinco años con una cámara de medio formato y película en blanco y negro.
AM: ¿Por qué un fotógrafo habría de ocuparse de la diversidad?
RP: Bajo este término de diversidad se debería aludir a la impresionante pluralidad de prácticas y creencias que regulan la expresión sexual en las distintas culturas del mundo. En México, esta información sobre las costumbres sexuales de las demás sociedades es muy limitada, por lo que cuando se habla de diversidad sexual se hace únicamente referencia a las prácticas no heterosexuales. Las combinaciones posibles de relación sexual entre los seres humanos no son tantas: las personas venimos al mundo en cuerpo de mujer o de hombre, por lo que hay básicamente tres modalidades de pareja sexual: mujer/hombre, mujer/mujer, hombre/hombre. Sin embargo, las prácticas sexuales y sus manifestaciones individuales en las comunidades a través de las actitudes cotidianas son infinitas y es precisamente esta pluralidad la que me ha interesado registrar fotográficamente.

AM: ¿Por qué privilegiar los rostros?
RP: Después de realizar mis primeras exploraciones fotográficas con la comunidad transgénero, concluí que la sensación de vivir en un cuerpo equivocado y los intentos de modificarlo artificialmente para ocuparlo a plenitud, afloraba a la cara. El extrañamiento constante de sí mismo por presión de los demás y la sensación de ajenidad a toda norma moral o social fusionan desafío y seducción en la mirada. De allí que la serie fotográfica titulada Carotas se centre en la exploración de rostros que buscan su razón de ser en la diferencia de su mirada.
AM: En este contexto, en alguna fotografía, tú acentúas el contraste con el uso del blanco y negro y del color ¿Qué consideraciones te llevaron a tomar esta decisión cromática?
RP: No hubo ninguna intención inicial. Fue mera casualidad. La fotografía en blanco y negro la realicé para el proyecto Big Face (2008) que incluían fotos analógicas (con película) en blanco y negro y color de cada uno de los posantes. En aquella ocasión, Andrew formó parte de los voluntarios que participaron en una serie de imágenes para una instalación fotográfica que pertenece a la Oficina de Servicios LGBT de la Universidad de Louisville. En este proyecto, Brian Buford, el director de este centro, convocó mediante el correo electrónico a las personas que frecuentan el centro a participar en un par de sesiones fotográficas que me permitieron fotografiar a unas ochenta personas de donde fueron seleccionadas seis imágenes para la integración de un foto mural con impresiones de 90 ´ 75 cm cada una que resumiera la Diversidad en su significado más amplio e inclusivo. Sólo supe del deseo de Andrew por iniciar su transformación genérica posteriormente. Yo fui la última persona que registró su imagen juvenil masculina antes de que iniciara su proceso de cambio. De ahí, inicié una serie de sesiones fotográficas con Andrea donde ya he registrado su cambio en tres ocasiones y en todo momento fueron en color utilizando registros digitales. La composición fotográfica que se utilizó en la invitación es un díptico que titulé Diversidad/Adversidad, “The Crying Game” y que representan dos momentos de la transformación genérica de Andrew (2008) en Andrea (2009). Cuando inicié la selección del material para la exposición Diversidad Adversidad, tomé la decisión de utilizar el contraste para destacar su fenotipo masculino en blanco y negro y su identidad física femenina estaría iluminada en colores ya que ésta corresponde a su verdadero ser interior. La lágrima que escurre discretamente en su mejilla sugiere las adversidades que ha debido afrontar en su propósito de obtener esa correspondencia.
AM: A un par de días de que abra tu exposición en la Galería Pecanins, no hemos visto aún las cédulas de la exposición… ¿hay un nombre que sea el soporte de esos dos momentos congelados? Yo lo necesito para referirme a él/ella… la ausencia de nombre es como bordar en el vacío, como la sensación de fracasar en el esfuerzo de tratar de encontrar un término…
RP: Diversidad / Adversidad, serían las palabras adecuadas. Decidí no utilizar cédulas ya que las fotografías de la serie Carotas no tienen título, sólo se identifican con la palabra Orgullo seguida de un número, a la manera de un catálogo razonado. La imágenes de la serie Tal como fuimos se distinguen con el nombre de cada posante, por ejemplo, Christine, Emma, Bárbara, etc. La exploración de los rostros enfocada a las diferencias de su mirada y la ambigüedad de la imagen y de su identidad genérica, así como la escala dimensional de los retratos, que permiten el detallado de hasta la más pequeña modificación o adulteración fisonómica o, en su caso, la perfección del proceso de su transformación, sería el hilo conductor que unificaría las dos series para propiciar, cuando menos, una duda sobre el concepto de identidad. Al mismo tiempo, esta búsqueda constituye el soporte de esos dos momentos registrados, el pasado y el presente, como en el díptico “The Crying Game” con los close-ups de Andrew/Andrea o en la serie Tal como fuimos constituida por medium shots de personas que sostienen en sus manos fotografías anteriores a sus procesos de transformación genérica.
AM: ¿Sabes acaso si la experiencia de la guerra (uno incluso se imaginaría que se alistó para Irak a cambio de una nacionalidad) actuó como una especie de catalizador de la reasignación genérica: el espectador pensaría que una vez que salvó la vida, ya no habría tiempo para dudas, postergaciones, para complacer a una familia y a la sociedad manteniendo su conducta, su aspecto y su fisiología … después de la experiencia de guerra, quizá libraría una nueva batalla, armado con la certeza de que había sobrevivido…?
RP: No tengo ninguna información al respecto. Sin embargo, Christine inició su proceso antes de los acontecimientos recientes de la Guerra en Irak.
AM: ¿Cómo entraste en contacto con tus modelos? Sé que requirió tanto una serie de viajes como una labor intensa durante cada una de tus estancias…
RP: Contacté al grupo de Apoyo Transgénero “Sienna”, de Louisville Kentucky, EE.UU
., a través de la Oficina de Servicios LGBT de la Universidad de Louisville mediante Brian Buford, su director. Me presenté junto con Mari Mujica a una de sus reuniones mensuales y expuse mi proyecto fotográfico previo “Diversidad Descontextualizada” que fue publicado en la revista estadounidense de JPG Magazine (número 10, 2007) y que se exhibió en dos ocasiones en México bajo el nombre de Únicas e Innumerables. De esta forma, recluté a las personas que expresaron su interés de participar como voluntarias para mis fotografías. Programé sesiones fotográficas intensas de dos a tres horas con cada una de las modelos que necesitaron de dos viajes a Kentucky con estancias de tres días. En todos los casos, se utilizó un fondo de papel blanco y luz natural al exterior de sus residencias.
AM: ¿Hay una bitácora en la que el fotógrafo registre algunos detalles de esos personajes?
RP: Este proyecto lo inicié junto con una antropóloga Mari Mujica quién se ha dedicado a realizar entrevistas con cada una de mis modelos en donde se pretende reunir sus historias de vida.
AM: En algunos casos, me refiero a una de las fotografías de la invitación, retratas dos momentos de una transformación genérica. Punto de partida y punto de llegada… ¿es esto así? ¿Consideras tú que hay o habría en esos dos momentos, un punto de llegada?
RP: Sí, existe un punto de llegada de estas series, el despojamiento de los disfraces impuestos por la normalidad, para ser lo que anhelan a la luz del día: signos de un mundo donde es posible la fidelidad al propio ser interno aunque ello conlleve la exaltación de sus atributos externos. Son imágenes únicas pero también innumerables como las manifestaciones de la sexu
alidad humana que han multiplicado las aspiraciones de la estética corporal desplegadas como el espectro solar. Lo idéntico ya no cabe en un mundo caracterizado por sus diferencias. Ése es el conflicto de identidad más atractivo para un fotógrafo que ve en la irrepetibilidad del ser la necesidad de personificar variaciones de apariencia que conlleven cambios de significado.
AM: ¿Cómo armaste estas tres dimensiones de un rostro en la fotografía de Christine de la serie Tal como Fuimos? En la foto habría un primer plano compuesto por la fotografía enmarcada, como una especie de féretro; un segundo plano que sería el personaje vivo que tú retratas, la que sostiene la fotografía, y habría uno más: la dimensión del personaje que tiene en el rostro el maquillaje de camuflaje. Por esto hablo de tres dimensiones de un mismo personaje…
RP: Fue una casualidad, un regalo de los “Dioses de la Fotografía”, cuando inicié el proyecto “Big Face”, Christine fue una de las primeras posantes. Ella, una nativa de Hawaii con una herencia polinesia evidente provocó una pregunta que de inmediato le formulé: ¿qué era lo que estaba haciendo en medio del “Midwest” gringo, pudiendo disfrutar del clima de su tierra natal? Su respuesta, “Yo pertenecía al Ejército y me trasladaron a la base militar que se localiza en las cercanías de Louisville, Kentucky”. Ahí fu
e el inició de esta imagen cuando le pregunté si tenía alguna fotografía de esa época como un sargento del Ejército. Mi sorpresa fue inmensa cuando la fotografía que tenía era una composición maravillosa de dos imágenes, una un retrato de tres cuartos de perfil con el maquillaje que se utiliza para el camuflaje de los combatientes en acción y la otra frontal a un costado de la bandera de las barras y estrellas. La fotografía estaba hecha. Le pedí que utilizara un vestido sin mangas para que mostrara su brazo tatuado, un atributo que le da una fuerza viril. Lo mismo pasó con Emma, una imponente escultura africana de 1.90 m de altura, quién era un piloto comercial. En ese momento, me pareció que sus profesiones no correspondían a los estereotipos culturales y sociales subyacentes en la identidad de género ya que ambas se desempeñaron en actividades que convencionalmente se consideran del domino masculino.
AM: Tus fotografías tienen dos espacios, Louisville y la Marcha del Orgullo LGBTTT de la ciudad de México: nos podrías hablar de esas dos experiencias que a primera vista parecen polarizadas (México/EU; espacio público/domicilio privado…)?
RP: Sí existe una polarización ya que la apertura, el activismo y la conciencia de su impacto en la gestación de una cultura de aceptación de la pluralidad de las participantes

del Grupo de Apoyo Transgénero Sienna en EE. UU. contrasta dramáticamente con el anonimato de la mayoría de los miembros de esta comunidad en México. En la marcha LGBT, las chicas transgénero se muestran orgullosas pero la vida cotidiana de la mayoría de ellas se reduce a la clandestinidad y algunas se ven orilladas a la marginalidad de la prostitución. El grupo de Apoyo Sienna brinda a través de sus reuniones mensuales la oportunidad de encontrar interlocutores para compartir experiencias y reintegrar a sus miembros a la vida social como personas productivas sin la necesidad de ocultarse. La diferencia radica en la educación ya que la participación de la Oficina de Servicios LGBT de la Universidad de Louisville brinda la oportunidad de participar en un ambiente académico, cultural y recreativo para el desarrollo integral de su espíritu.

[1]. Esta entrevista se realizó por medio de correo electrónico entre el 20 y el 28 de agosto.
[2]. http://www.rogeliopereda.com/, blog en el que se encuentran cuatro series de fotografías: “Diversity Decontextualized”, “Dragged to Kill”, “The way we were”, “Big Faces”. Página consultada en agosto de 2009.


(¿Qué tenemos en el rostro que hay aquellos a los que evadimos mirarlos a los ojos, como aquel ser mitológico que volvía a sus testigos de piedra; qué tienen ciertos seres que portan en la nuca un radar y que nos hace voltear a verlos; qué tienen en el talle ciertas personas que nos despierta pánico tocar esa franja de brasas; qué amenaza guardan para nosotros aquellos sagitarios que nacieron escorpiones y de noche son gemelos? Se reproduce una charla entre el doctor en letras Antonio Marquet y el fotógrafo e investigador Rogelio Pereda, tomada del blog "Mester de jotería". En la nota 2 de pie de página aparece el blog del  científico, para los curiosos.)

lunes, 1 de noviembre de 2010

LUIS CERNUDA (1902- 1963)

Dos de noviembre

Las campanas hoy
Ominosas suenan.
Aún temprano, el aire,
Frío acero, llega.

Por tu sangre adentro.
Recuerdas los tuyos
Idos este año
Dejándote único.

Ahora tú sostienes
Solo la memoria:
El hogar remoto,
Familiares sombras,

Todo destinado
Contigo al olvido.
El azul del cielo
Promete, tan limpio,

Aire tibio luego.
Y por el mercado,
Donde están las flores
En copiosos ramos,

Un olor respiras,
Olor, mas no aroma,
A tierra, a hermosura
Que, antigua, conforta.

A pesar del tiempo,
Al alma, en la vida,
Materia y sentidos
Como siempre alivian.


(texto tomado de La realidad y el deseo,
1924-1962, FCE, México, col Tezontle, 1975,
2a. reimpresión.)