sábado, 22 de abril de 2017

Raúl Gómez Jattin (1945/1997 )

El mes adolescente


Llegó Abril
con sus aguas escasas
colocando diamantes en cada hoja
El mes de los árboles aún sedientos
El mes de la enredadera que trepa el muro

Joven Abril como una adolescente casi virgen
te deseé en las tardes de verano
y ahora llegas primoroso
a encantarme con el batir de tu llovizna

Amado Abril beso tu piel de esmeralda
me entristezco bajo tus cielos grisáceos
Con las voces de tus pájaros
me hago un nido del tamaño de mi deseo

En ti estremecido de ternura

derramo la leche agria del amor que ha esperado.


("cómo cantaba mayo en la noche")

viernes, 21 de abril de 2017

Fernando del Paso (1935 )

Poema para una niña del mar


Con la lengua del zapato
te voy a besar de miedo
por las orejas.

Te voy a amar bocabajo
como se bebe la tierra.

Y te voy a abrir de piernas
hasta la luna, en Y griega.

Llamaré al vino vino
y al ombligo ombligo:
te colgaré de las tetas
dos aguamalas,
y las lameré despacio,
como quien deshoja lámparas.

                                       En los dientes quiero
                                       [una esponja
de musgo y ámbar.
Y en una cuna de brazos
te voy a coger del pelo
con la boca derretida
en el pomo de una espada.

Si ya ni entiendes, niña,
si no entiendes nada,
si para ti
las olas no tienen alas
las alas no son de llamas
y las llamas no te escurren
entre los muslos, saladas,
no importa nada:

                                     con tal que me des tus ojos
(tus ojos por las mañanas)
y tu rencor,
y tu espalda.


("antología de textos de aquí, allá y acullá", ed. asoc. nal. del libro, 2016)

jueves, 20 de abril de 2017

Pepe Ramos (1971 )

De paso


Cuando vivía junto a la estación
tenía la sensación de estar de paso.


Ahora vivo junto al cementerio.



Y la sensación es la misma.


("rua das petras")

miércoles, 19 de abril de 2017

Fernando Pessoa (1888/1935 )

Si muero pronto...


Si muero pronto,
Sin poder publicar ningún libro,
Sin ver la cara que tienen mis versos en letras de molde,
Ruego, si se afligen a causa de esto,
Que no se aflijan.
Si ocurre, era lo justo.
Aunque nadie imprima mis versos,
Si fueron bellos, tendrán hermosura.
Y si son bellos, serán publicados:
Las raíces viven soterradas
Pero las flores al aire libre y a la vista.
Así tiene que ser y nadie ha de impedirlo.
Si muero pronto, oigan esto:
No fui sino un niño que jugaba.
Fui idólatra como el sol y el agua,
Una religión que sólo los hombres ignoran.
Fui feliz porque no pedía nada
Ni nada busqué.
Y no encontré nada
Salvo que la palabra explicación no explica nada.
Mi deseo fue estar al sol o bajo la lluvia.
Al sol cuando había sol,
Cuando llovía bajo la lluvia
(Y nunca de otro modo),
Sentir calor y frío y viento
Y no ir más lejos.
Quise una vez, pensé que me amarían.
No me quisieron.
La única razón del desamor:
Así tenía que ser.
Me consolé en el sol y en la lluvia.
Me senté otra vez a la puerta de mi casa.
El campo, al fin de cuentas, no es tan verde
Para los que son amados como para los que no lo son:
Sentir es distraerse.


("no me quites paz", s/c al traductor)

martes, 18 de abril de 2017

Robert Graves (1895/1985 )

La mañana antes de la batalla


Hoy, la pelea: mi fin está muy cerca,
y sellada la orden que limita mis horas:
lo supe mientras caminaba ayer al mediodía
por un desierto jardín lleno de flores.
... Cantando, despreocupado, me prendí unas rosas en el pecho,
corté una rama de cerezas... y luego, luego la Muerte
sopló en el jardín desde el norte y el este
agostando toda la belleza con un aliento helado.

Miré, y ¡ah! vi de pie ante mí a mi espectro,
con la cabeza aplastada por violentos golpes:
la fruta entre mis labios en sangre coagulada
se había transubstanciado, y exudaba la pálida rosa un olor enfermizo,
hasta que me pareció a través de una inundación de llanto

que hombres muertos en el cercado jardín florecían.


("otra iglesia es imposible", versión rolando costa picazo)

lunes, 17 de abril de 2017

Djuna Barnes (1892/1982 )

Descontento


En verdad, cuando me paro a pensar
Que con cuerda de cáñamo yaceré ovillada a la cama,
Consciente de que las nacientes lágrimas de las plañideras
Son meras salpicaduras marinas de la agitada cabeza,
Entonces, como la ardilla que pelea con su nuez,
Con mi acopio para el invierno disputo mi territorio,
Pues nadie cavará madrigueras para compartir mi pan.


["poesía reunida 1911-1982", ed. igitur, montblanc, 2004, trad. osías stutman y rosa lentini]

domingo, 16 de abril de 2017

Uriel Martínez (1950 )

El gato se despereza/en el silencio.


[Inédito]